La tecnología detrás del Volkswagen Polo R WRC

Desvelamos los secretos del coche más dominante de la temporada pasada.
Los Volkswagen Polo R WRC de Sebastien Ogier y Jari-Matti Latvala juntos en el Rally de Montecarlo 2013.
Los Polo de Ogier y Latvala juntos © McKlein Image Database
Por David Robinson

Ponte en los zapatos de Volkswagen: ¿qué haces cuando llevas tres años dominando el Rally Dakar, el rally más duro del mundo según muchos, y empiezas a aburrirte? Pues empiezas a concentrarte en el Campeonato del Mundo de Rally (WRC).

Si bien está claro que ninguna carrera del WRC es tan larga o dura como el famoso Dakar, tampoco hay ninguna duda de que el FIA WRC es mucho más variado, más rápido y según muchos, exige pilotos con mayor talento. Hay 13 carreras a lo largo de la temporada del WRC, en los cuales los coches se encuentran con barro, nieve, tierra, asfalto y gravilla, pilotando cerca de cortados de más de 60 metros de altura, entre bosques muy densos o en puertos de montaña traicioneros.

Así que después de retirarse la competición del Dakar en 2011, Volkswagen concentró todos sus esfuerzos en el WRC, un título por el que no competía como escudería oficial desde 1987; y para ello diseñaron el Polo R WRC.

El Volskwagen Polo R WRC de Sebastien Ogier en el Hangar 7 de Salzburgo
La oficina de Sebastien Ogier para 2014 © David Robinson/Red Bull Content Pool

El Polo está basado en el Skoda Fabia Super 2000, pues la marca checa es parte del gigantesco grupo Volkswagen. Pero debido a las especificaciones menores de los coches de la categoría Super 2000 frente a los de WRC, hubo que realizar varios cambios en el Fabia para convertirlo en un coche de WRC. Y ese es el Polo que participará en el Rally de Montecarlo que empieza este 16 de Enero.

Volkswagen empezó cambiando el motor de 2 litros con un bloque de 1.67 litros turbo de 315cv de potencia, y un par motor de 425nm. El Polo también presenta un chasis tubular de acero reforzado, que reduce su peso hasta los 1200kgs, y un equipo aerodinámico que mantiene el coche a ras del suelo en velocidades muy altas.

La caja de cambios customizada tiene seis marchas con secuencial, y manda la potencia a través de dos diferenciales a las cuatro ruedas. Para ayudar a los pilotos con la variedad de terrenos con los que se van a encontrar a lo largo de la temporada de WRC, se han añadido unas barras de suspensión McPherson con unos recorridos que van desde los 180mm para asfalto a los 275mm en terreno más suelto; los frenos son de disco de 355mm y ventilados.
 

El Volskwagen Polo R WRC de Sebastien Ogier en el Hangar 7 de Salzburgo
El Polo tiene 135 cv de potencia © David Robinson/Red Bull Content Pool

El Polo fue oficialmente presentado en Diciembre 2012, solamente un mes antes de debutar en competición durante el Rally de Montecarlo del 2013, donde acabó en un increíble segundo lugar en las manos de Sebastien Ogier.

Ogier y su copiloto Julien Ingrassia acabaron llevándose el título de pilotos en 2013 y, junto con la ayuda de Jari-Matti Latvala, el de constructores para Volkswagen en su primer año de regreso al WRC.

Carlos Sainz, dos veces campeón del WRC, ganador del Dakar con Volkswagen en 2010 y que ayudó a desarrollar el Polo, comentaba recientemente a Redbull.com: “el Polo R es el epítome del mundo del rally, el coche del campeonato del mundo… los resultados hablan por sí solos.”

El dominio de VW fuera del asfalto no terminó cuando dejó el Dakar, así que… ¿qué harán cuando se aburran de ganar títulos en el WRC?
 

read more about
Next Story