Ayer y hoy: Paddy Hopkirk y Kris Meeke

Cincuenta años separan las experiencias de estos dos norirlandeses en el Rally de Montecarlo.
Paddy Hopkirk en el Rally de Montecarlo 1964, al volante del Mini.
Paddy Hopkirk en las calles de Montecarlo © McKlein Image Database
Por Anthony Peacock

Ayer: Paddy Hopkirk

Paddy Hopkirk, leyendo durante el Rally de Montecarlo 1965.
Paddy Hopkirk leyendo © McKlein Image Database

Hace 50 años, el norirlandés Paddy Hopkirk ganó el Rally de Montecarlo 1964: la primera de una célebre serie de victorias con el diminuto Mini. Actualmente el rally empieza en la famosa Plaza del Casino de Mónaco, pero entonces comenzaba con el recorrido de concentración, que partía de diversos puntos de Europa. Hopkirk eligió Minsk para arrancar motores.

“Me apetecía muchísimo ir allí, ¿a quién no?”, explica él mismo. “Era toda una aventura. Pero cuando llegamos allí… madre mía, qué sitio tan siniestro. La verdad es que las noticias no atravesaban el Telón de Acero. El recorrido de concentración era una idea genial. De esa manera, los editores y periodistas deportivos de todos aquellos sitios les decían a sus jefes que tenían que irse a cubrir la competición, porque había empezado en casa. Luego terminaban por llegar a Mónaco, se iban al bar y a pedir gin tonics”.

Algunas cosas no cambiarán nunca, desde luego.

 

Hoy: Kris Meeke

Galería de Redbull.com del Rally de Montecarlo 2014, Kris Meeke pilotando el Citroën DS3 en la nieve.
Hopkirk opina que Meeke puede dar el campanazo © McKlein Image Database

Kris Meeke es el primer norirlandés desde Hopkirk en sentarse al volante de un coche oficial del máximo nivel en el Mundial de Rallies desde la retirada de Hopkirk. Ha costado tiempo que suceda, ciertamente. Tras triunfar en el Intercontinental Rally Challenge de 2009, se graduó en la escuela de los trompazos cuando el prometido asalto al Mundial que contaba con él para 2012 se fue al traste. Ironías del destino, la marca detrás del proyecto era precisamente Mini.

Ahora tendrá que adaptarse al rol de sustituir a Sébastien Loeb en Citroën y por vez primera en su carrera deportiva, competirá en todas las pruebas del Mundial. Lo cierto es que Meeke ha cumplido con nota en Montecarlo, pilotando con mucha sensatez y logrando por momentos un ritmo endiablado. A pesar de las condiciones del recorrido, terminó en tercer lugar, la primera vez que pisa el podio en el Mundial de Rallies. “Creo que he conseguido demostrarle a todo el mundo lo que soy capaz de hacer en un rally”, dijo el propio Meeke al finalizar la prueba. “Sabía que si me daban la oportunidad que supone una temporada completa me podría relajar y evitar cometer errores. Si puedo terminar este rally sin cometer fallos, puedo hacerlo en cualquier otro rally”.

Pero la última palabra se la dejaremos a Hopkirk, quien desde luego no tiene más que halagos para su paisano tras el buen papel que ha desempeñado en Montecarlo: "Sé muy bien que ha tenido que esperar mucho tiempo una oportunidad así... pero ahora está con Citroën y este fin de semana pasado demostro de lo que es capaz. Según todo el mundo, las condiciones del rally eran muy exigentes, pero logró sopreponerse y consiguió un gran resultado. Creo que ahora mismo lo tiene todo para seguir en trayectoria ascendente, para dar el campanazo".

Si quieres enterarte a fondo de qué pasó en el Rally de Montecarlo de este año, haz clic aquí y te llearemos a la página especial de Redbull.com.

read more about
Next Story