Antonio Cairoli es un jefazo: descubre por qué

Cinco razones irrefutables que lo convierten en el actual rey del MX1, sin discusión.
Tony Cairoli, junto a sus fans
Tony Cairoli, junto a sus fans © Ray Archer/KTM Images/Red Bull Content Pool
Por Ric McLaughlin

En 2013, Tony Cairoli se adjudicó su quinto Campeonato del Mundo de Motocross FIM consecutivo. ¿Será capaz de sumar el sexto en 2014? Aquí van cinco razones que sustentan esa ambición.

1. Este tipo es rápido, muy rápido.

Está claro: un piloto que atesora el palmarés y los logros de los que presume el Sr. Cairoli tiene por fuerza que ser un tío veloz. Pero en este caso, lo que lo hace especial es su manera particular de ser tan rápido. Tony vive a caballo entre Roma y Lommel (Bélgica), donde entrena sin cesar en los alrededores, repletos de pistas arenosas y profundas. Cambiar Roma por Bélgica… eso sí que es amor al deporte.

2. Tiene espíritu ganador.

Desde su debut en 2002, Cairoli ha sumado siete campeonatos: dos títulos de MX2 en 2005 y 2007 y cinco títulos consecutivos de MX1 a partir de 2009. La primera de sus 129 victorias tuvo lugar en el GP de MX2 de Gales en 2004 y desde entonces no ha parado de ganar.

Tony Cairoli, del equipo Red Bull KTM, ejecuta un whip en un salto
Cairoli prefiere su querida 350 a las motos de 450 © Ray Archer/KTM Images/Red Bull Content Pool

3. Le basta con la moto "pequeñita".

Cairoli prefiere las KTM SXF de 350 cc en lugar de los modelos más grandes de 450 cc que emplean sus rivales. ¿Y por qué? Para empezar, considera que una moto más pequeña es más maniobrable. Para seguir, le parece que es suficientemente rápida. Nada que objetar.

4. Es italiano.

Es de justicia reconocer que Tony podría ser el italiano más competitivo sobre una moto y quizás el favorito de la afición… si exceptuamos a Rossi. Este siciliano tan tranquilote es muy querido en todo el mundo. Ojo, que eso no es tan sencillo, ¡sobre todo si dominas la competición con puño de hierro como él! Cairoli no suele meterse en jaleos ni rifirrafes con otros pilotos, para él basta con abrir gas a fondo y pilotar más rápido que nadie.

Tony Cairoli, del equipo Red Bull KTM, en el podio de Ernée (Francia) en 2013.
Cairoli es un huésped habitual de los podios © Ray Archer/KTM Images/Red Bull Content Pool

5. No le dan miedo los americanos.

Cada vez que se aproxima la cita anual del MXON, Cairoli figura siempre en lo más alto de la jerarquía de pilotos europeos elegidos para el duelo contra los americanos, que antes ejercían como conquistadores. Se trata del piloto italiano más veloz, nadie le hace sombra, así que ganar el título por equipos es complicado. Pero en la edición del año pasado, disputada en el circuito alemán de Teutschenthal, ganó las dos carreras de MX1 y batió a gente del calibre de Ryan Dungey, Eli Tomac y Justin Barcia.

Si te apetece más motocross, vente a nuestra página dedicada a la especialidad.

read more about
Next Story