Red Bull X- Fighters: México, cita histórica

La Plaza de Toros de México, la más impresionante del mundo, es ya un escenario mítico para el FMX.
Plaza  de Toros Monumental de la Ciudad de México: sede de Red Bull X-Fighters 2014
Red Bull X-Fighters, Plaza de Toros de México DF © David Leah/Red Bull Content Pool
Por Oliver Schran

El inicio de temporada del Red Bull X-Fighters en la Ciudad de México fue todo un clásico entre 2005 y 2010. Después de un descanso de dos años, la capital mexicana volvió a la carga en 2013, donde volvió a dar el pistoletazo de salida a la gira. Ahora, y tras el enorme éxito de la pasada temporada, la edición 2014 volverá a abrir el calendario en México.

Y con razón: la ciudad ofrece un impresionante telón de fondo y es el lugar perfecto para el Red Bull X-Fighters. Cada año, una multitud de casi 42.000 espectadores abarrota la plaza mexicana para animar a los locos del FMX con sus enormes tambores y tradicionales pañuelos blancos, famosos en las corridas de toros.

Un piloto de FMX con un Red Bull dibujado en la espalda en el Red Bull X-Fighters 2013 de Ciudad de México
Sigue al Toro © Predrag Vuckovic /Red Bull Content Pool

Mat Rebeaud, el más laureado

En el año 2005, primer evento internacional, vio cómo Ronnie Renner mantenía la supremacía "yankee" en el Red Bull X-Fighters. En 2006, la dominación de esta nación llegó a su fin, cuando el suizo Mat Rebeaud venció a Travis Pastrana en México.

Rebeaud ha sido el piloto más exitoso en la capital mexicana, con victorias en 2006 y 2008, cuarto en 2007 y tercero en 2009. Sólo un novato ha podido vencer aquí: Levi Sherwood. Fue en 2012, en el Red Bull X- Fighters World Tour, cuando sorprendió a la multitud con su estilo único en su primer concurso internacional.

El año pasado, el campeón Tom Pagès dejó muy claro que subir a lo más alto del podio en la prueba inaugural es esencial para alcanzar la cumbre al final del campeonato.

Sherwood y Dany Torres, que ganaron los primeros eventos en las temporadas anteriores, también fueron capaces de mantener el empuje suficiente a lo largo de la temporada para coronarse campeones.

Y si profundizamos más en la historia, nos encontramos a Rebeaud ganando en la Ciudad de México y logrando la corona de laurel antes de celebrarse el último evento. Sin duda, fue su año más exitoso.

Nadie ha participado en sus siete ediciones

El ruedo de la Plaza de Toros Monumental de la capital cuenta con solo 43 metros de diámetro (el de Las Ventas en Madrid mide 61 m) y con una superficie total de unos escasos 1.452 metros cuadrados; será el patio de recreo más pequeño de la gira 2014. Pero eso también lo convierte en una auténtica olla a presión, con más de 40.000 gargantas coreando a los riders.

Hasta la fecha, ningún piloto ha competido en las siete ediciones que ha celebrado la Ciudad de México. Dany Torres, que disputará su 33º evento Red Bull X-Fighters en esta cita, ha estado en la plaza mexicana en cinco ocasiones.

El noruego André Villa ganó la última prueba celebrada en México antes de que ésta se tomara un descanso en 2010. El evento fue cancelado antes de finalizar debido a las fuertes lluvias y Villa se hizo con su primera y única victoria en un Red Bull X-Fighters.

Jinetes a caballo con su traje tradicional entretienen a la multitud en el Red Bull X-Fighters de Ciudad de México.
Espectáculo tradicional mexicano © Predrag Vuckovic/Red Bull Content Pool

Una plaza con historia

La Plaza de Toros Monumental de Ciudad de México fue construida unos 20 metros por debajo del nivel de las calles colindandes, ya que la zona, originalmente, era utilizada como cantera de piedra para la fabricación de ladrillos.

El proyecto se puso en marcha en 1939 liderado por el empresario Neguib Simón, que quería construir un centro deportivo de referencia para la ciudad. Un complejo que fue diseñado e ideado para dar cabida a deportes como el boxeo y la lucha libre; pistas de tenis, piscina olímpica, estadio de fútbol, plaza de toros y hasta una playa artificial, además de restaurantes y vivienda. La idea era construir una zona cómoda y monumental con enormes estatutas de toreros que dominaran la plaza.

Lamentablemente, el sueño de Neguib nunca se hizo realidad, ya que el proyecto se quedó sin dinero y solo la plaza de toros y el estadio de fútbol pudieron materializarse. La chifladura iba a costarle a Simón toda su fortuna.

La plaza de toros fue construida por el ingeniero Modesto C. Rolland y abrió sus puertas en febrero de 1946, con una gran acogida por los lugareños. Atrajo a autéticas multitudes para ver a los mejores toreros de la época.

Un empresario de capital riesgo español, Moisés Cosio, compró el complejo en su año de apertura a los hermanos Simón y su familia todavía lo posee en la actualidad.

¡Pero basta ya de historia!

¡Prepárate porque ya llega el X-Fighters!

read more about
Next Story