¿Qué es el Erzberg Rodeo?

Las claves del Erzberg Rodeo, la prueba reina del de hard enduro, que pronto vive su 20ª edición.
© Samo Vidic/Red Bull Content Pool
Por Tom Bellingham

Durante las próximas diez semanas correrá la cuenta atrás hasta el pistoletazo de salida de la vigésima edición del Erzberg Rodeo. Pero antes de llegar ahí, vamos a explicar un poco de qué va todo esto, con un puñado de pildorazos informativos. ¡Venga!

¿Qué es el Erzberg Rodeo?
El Erzberg Rodeo es la competición más prestigiosa del calendario de hard enduro, donde participan más de 1500 pilotos llegados de todos los rincones del mundo, dispuestos a desafiar al Gigante de Hierro. El escenario, una antigua mina a cielo abierto en Austria. No cabe duda posible: es una de las carreras más duras del mundo, lo mires por donde lo mires.

¿Y entonces, qué es la Red Bull Hare Scramble?
Tras dos días compitiendo por terrenos tortuosos como las pistas de la Rocket Ride y dos rondas de calificación, con la rabadilla ya bien molida, el último día de la prueba los 500 tipos más rápidos arrancan desde el fondo de la antigua mina. Tienen cuatro horas de plazo. ¿Te parece mucho? Pues no lo es tanto, porque para llegar a la línea de meta de una pieza tendrán que superar un verdadero infierno.

¿Dónde se celebra?
En el centro de Austria, en los terrenos de una antigua explotación minera a cielo abierto, donde se extraía hierro. Eso es precisamente lo que significa el nombre de la localidad más cercana, Eisenerz: “mineral de hierro”. Un sitio con tradición minera: cuando empezaron los trabajos en la explotación, la herramienta más sofisticada que tenían era un palo bien robusto.

¿Y qué es el hard enduro?
Pues nada, básicamente es enduro con un ingrediente extra, el que indica el apelativo “hard” (duro, en inglés). ¿Qué por qué se lo ponemos? ¡Pues porque es duro, requeteduro, durísimo! Se trata de una de las disciplinas más exigentes del mundo del motociclismo, que exige combinar las habilidades del trial con la resistencia pura.

¿Y por qué mola tanto?
A ver, estamos hablando de auténticas hazañas, ¡proezas de la resistencia y perseverancia humanas! En 2007, Taddy Blazusiak tuvo que pedir prestada una moto para participar, pero acabó ganando la carrera. Luego la ganó en otras cuatro ocasiones más, convirtiéndose de paso en una estrella internacional.

Luego está el caso de Cyril Despres, pentacampeón del Dakar, que se labró también su propia leyenda en las abruptas pendientes de Erzberg. Sin olvidar a todo un mito del hard enduro, Graham Jarvis, que consiguió terminar primero a pesar de que le había descalificado en los tres años anteriores… ¡siempre mientras lideraba la prueba!

¿O sea, que esto va de motos, pedruscos a mansalva y toneladas de barro?
Exactamente. Y del puesto de cervezas, no te olvides del puesto de cervezas.

Durante las próximas diez semanas iremos avanzando en la cuenta atrás para la 20ª edición del Erzberg Rodeo. No te lo pierdas: aquí mismo, en RedBull.com

read more about
Next Story