Rally Portugal: Notas de navegación milimétricas

Aquí hay que tener muy claro por dónde sigue la carretera, más que en ningún otro rally.
Uno de los copilotos de M-Sport comprueba que sus notas son correctas durante el Rally de Portugal 2013.
En Portugal las notas tienen que ser exquisitas © McKlein Image Database
Por Greg Stuart

Esto cae por su propio peso: ningún piloto del mundial quiere encontrarse con el más mínimo error en sus notas, ¡jamás! Pero si existe un rally del calendario del WRC donde es absolutamente crucial que el copiloto clave las anotaciones, ese es el Rally de Portugal.

Esta competición es una mezcla de cambios de rasante sin visibilidad, secciones técnicas de paso muy ajustado y zonas de altísima velocidad. Vamos, un pedazo de desafío para pilotos y copilotos por igual.

“La dificultad en Portugal estriba en que la mayor parte de los tramos son muy rápidos pero bastante estrechos”, explica Julien Ingrassia, que comparte coche con el Campeón del Mundo de 2013, Sébastien Ogier. “Hay un montón de crestas, lomas y cambios de rasante, con poca visibilidda, que ocultan la trayectoria al piloto, así que no sabe por dónde va".

“Es un rally delicado, tiene trampa”, coincide Jarmo Lehtinen, copiloto del as finés de M-Sport, Mikko Hirvonen. “Te encuentras muchos lugares de esos que nosotros llamamos ‘sumppu’, o sea, donde la carretera se cierra y se estrecha. Tienes sitios así a patadas en curvas rápidas, que se toman en cuarta, quinta o sexta, así que corres un riesgo muy algo, es fácil encajar una rueda en la cuneta, te das toque contra un obstáculo y ¡hala!, a dar vueltas como una peonza”.

Los cambios de rasante ponen las cosa difíciles

Tanto Lehtinen como Hirvonen están acostumbrados a los cambios de rasante del rally que se corre en su casa, en Finlandia, pero los de Portugal suponen un reto particular para los equipos del Mundial de Rallies.

“En muchas ocasiones, lo único que ves por encima de la línea del asfalto es el azul del cielo, no hay árboles ni casas que te den pistas para saber por dónde sigue la carretera, como pasa en Finlandia”, explica Lehtinen. “En esos casos toca leer a ciegas las anotaciones y confiar en ellas, tanto si te dicen que hay que tirarse a la derecha como a la izquierda del cambio. Hay que tener fe en tus papeles, porque no ves por dónde sigue el trazado”.

Mikko Hirvonen pilotando el M-Sport Ford Fiesta RS WRC en el Rally de Portugal 2014.
Mikko Hirvonen se atasca en un punto "sumppu" © M-Sport

Ogier e Ingrassia, aprendiendo por las malas

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia recibieron una buena lección sobre los peligros de estos obstáculos en 2009, cuando debido a un error en las notas sufrieron un accidente muy típico del rally portugués a bordo del Citroën C4.

“No era una curva peligrosa, era un sitio donde no pensarías que se podía cometer un fallo”, recuerda Ingrassia. “Pero las notas no eran tan detalladas como sería necesario, no indicaban cuántos metros había desde el cambio de rasante hasta la curva a izquierdas. Pasamos el cambio de rasante pisando a fondo y nos salimos de la trazada, así que las ruedas perdieron adherencia y el coche se estampó contra un árbol".

"Nos llevamos una buena lección, al año siguiente ganamos en Portugal: fue nuestra primera victoria en el WRC. Pero con ese incidente también nos dimos cuenta de que teníamos que cambiar la manera en que redactábamos las notas en Portugal, que era importante incluir todos los cambios de rasante".

Jari Matti Latvala supera un cambio de rasante sin visibilidad en el Rally de Portugal 2013.
Los cambios de rasante en Portugal, un gran riesgo © Volkswagen Motorsport

Y en 2014, le sumamos unas inundaciones

Por si elaborar las notas de navegación en el Rally de Portugal no fuese una tarea bastante delicada de por sí, en la edición 2014 se suma una complicación adicional: durante el reconocimiento, los equipos se encontraron con que muchos de los tramos tenían secciones inundadas. La peor parte se la llevó el piloto local del WRC2 Bernardo Sousa, que perdió el coche después de que las aguas lo arrastrasen río abajo.

“No te puedes fiar de las notas, porque en realidad no veíamos cómo eran los tramos”, afirmó el piloto de Citroën Mads Østberg antes de empezar el rally. “Así que, básicamente, no disponemos de la información necesaria. Generalmente, cuando recorres un tramo, se ven líneas, señales, cortes, rocas en el interior u ocultas en las trazadas. Pero todo eso estaba escondido, no se veía nada. Total, que hemos redactado unas notas básicas y ya está. ¡Habrá que arriesgarse y fiarse de la vista!".

Bueno, mejor ellos que nosotros, ¿no te parece?

read more about
Next Story