Cinco métodos para refrescarse en el WRC

Vamos a ver cómo soportan el calor los mejores pilotos de rallies cuando sube la temperatura.
Sébastien Loeb se refresca durante el Rally Acrópolis de 2007.
Loeb refrescándose en el Rally Acrópolis 2007 © DPPI/Francois Baudin
Por Richard Rodgers

Pilotar un coche del Mundial de Rallies, con sus 300 caballos de potencia relinchando y galopando al límite, genera unas temperaturas más que notables, aunque se trate de negociar las nieves de Suecia o el hielo de Montecarlo.

Imagínate entonces cómo será posible aguantar temperaturas ambientales de hasta 40 grados, como las registradas en la edición del Rally de México de este año. ¿Cómo se apañan para mantener la cabeza fría y rendir al máximo?

Hemos hablado con el doctor Paul Trafford, quien lleva años al cuidado de los pilotos de Ford, Mitsubishi y Subaru en el Mundial de Rallies. Estas son sus conclusiones:

1. Hay que beber muchísimo líquido

Nada sorprendente, es el principal deber de los pilotos si quieren mantenerse hidratados. Resulta esencial ingerir un mínimo de cinco litros al día, el organismo necesita hasta la última gota. El excopiloto y campeón mundial Robert Reid se dio perfecta cuenta en el Rally de Chipre 2003, cuando intentó hacer pis en el radiador del achacoso Peugeot 206 pilotado por su compañero Richard Burns. El pobre coche necesitaba urgentemente un poco de... refrigerante humano, por llamarle de algún modo. Lo malo es que al copiloto no le quedaba ni una gota y se tuvieron que retirar.

Thierry Neuville, piloto de Hyundai, en el Rally de Portugal 2014.
Los monos ligeros ayudan a soportar el calor © McKlein Image Database

2. Enfría la temperatura del cuerpo tan a menudo como sea posible

Existen varios métodos distintos para lograrlo, que van desde los monos de alta tecnología que llevan los pilotos de Fórmula 1 hasta otros más sencillos, como envolverse una toalla mojada sobre la cabeza. Uno de los métodos más eficaces consiste en darse una ducha de agua fría: En una ocasión, Ford experimentó con una ducha portátil al servicio de sus pilotos en el Rally Acrópolis. Por aquella época, la parada técnica de mediodía tan solo duraba 20 minutos y solamente había una ducha, con lo cual sus pilotos acabaron por conocerse al milímetro.

3. No bebas agua sin más

El agua por sí sola no rehidrata al organismo humano tan rápidamente como una bebida que contenga electrolitos. Como consecuencia, las mochilas de hidratación de los coches de rally no van llenas de agua monda y lironda. Lo que llevan es una bebida basada en cóctel de sales de sodio y potasio, que permite refrescar partes del cuerpo a las que el agua corriente sola no llega.

El sabor es algo bastante curioso, dulce y salado al mismo tiempo. Según los paladares que lo han probado, resulta verdaderamente asqueroso bajo cualquier circunstancia… salvo cuando tu garganta está tan desesperada por remojarse que hasta el agua de fregar suena apetecible. Por si el saborcillo desagradable no fuese suficiente, tengamos en cuenta que cuando los pilotos empiezan a darle sorbitos, generalmente ya está caliente.

Sébastien Ogier, piloto de Volkswagen, en el podio del Rally de Portugal 2014.
El champán: ¡La técnica número 6! © McKlein Image Database

4. Apártate del sol

Detalle esencial que muchos pilotos parecen ignorar. Aunque no tengas calor ni mucha sed, permanecer al sol también contribuye a agotar las valiosísimas reservas de agua del organismo: las temperaturas elevadas provocan que sudemos y todo el líquido expulsado se tiene que reemplazar de alguna forma.

Algunos equipos probaron a instalar sistemas de aire acondicionado en los coches, pero resultan demasiado pesados y no son especialmente eficaces. La solución que sí se ha adoptado es montar cristales reflectantes en las ventanas para las pruebas disputadas en países de climas cálidos, con el fin de que los rayos del sol reboten contra ellos. También existe otro sistema de aire acondicionado, aunque algo más primitivo, consistente en que pilotos y copilotos abran la puerta en las secciones por carretera para ventilar el interior. Asimismo, los coches incorporan ventilación en el techo, pero tampoco es de gran ayuda, ya que si el clima es cálido, sirve para lo mismo que montar un secador de pelo dentro del coche.

5. Conviene utilizar monos ligeros

Las nuevas tecnologías ayudan en muchos casos a que los pilotos disfruten de un poquito de frescor. Los pilotos de M-Sport en México llevaban un nuevo diseño de Sparco para sus monos, estrenado allí, mucho menos aparatoso que los trajes tradicionales y con las mismas características de protección ignífuga. Los nuevos modelos reducen su volumen a un tercio del tradicional, lo que supone una gran diferencia para el confort de los pilotos.

read more about
Next Story