Dakar en África y Sudamérica: las 8 diferencias

Después de 6 ediciones en América, Marc Coma analiza las diferencias con respecto al Dakar africano.
Dakar 2006 Africa
El Dakar se celebró en África durante 29 años © DPPI / KTM
Por Paul Keith

Ya han pasado seis años desde que el Dakar quedó herido de muerte. La 30ª edición del rally raid más célebre, popular y duro del mundo se fue al traste por el bien de su caravana. Pese a que el vivac siguió avanzando inexorablemente a través del tiempo superando amenazas, dificultades y todo tipo de imprevistos, finalmente fue abatido por el sello negro del terrorismo. Una amenaza de Al Qaeda obligó a los organizadores, la ASO, ha buscar un nuevo rumbo.

Sí, quien realmente perdió fue África y, con ella, la autenticidad de la prueba. No obstante, el Dakar en Sudamérica, muy criticado desde que se dio el pistoletazo de salida en Santa Rosa de la Pampa (Argentina) en 2009, alcanzó una extraordinaria reputación en esta última edición, donde todos los participantes se atrevieron a igualar su severidad con la del Dakar africano.

En RedBull.com no dudamos en contactar con uno de nuestros principales embajadores, Marc Coma, para que nos cuente las principales diferencias entre África, la original, y Sudamérica, la tierra prometida.

1. Logística

"Las carreteras, ciudades, servicios y comunicaciones de Sudamérica son muy importantes. La civilización está presente siempre, por lo que la logística es mejor para los equipos y los viajes entre etapas son más sencillos. En África el desierto era eso: desierto, con una logística muy compleja".

2. Comodidades

"Gracias a su mejor red de carreteras, los equipos oficiales y la mayoría de los privados hemos podido utilizar, desde la segunda edición sudamericana, nuestros propios Motorhomes o caravanas. Mover el campamento por África era un trabajo faraónico y había que apañárselas con tiendas de campaña".

3. Popularidad

"Solo hay verlo por televisión... Hay mucho más público en las especiales sudamericanas. Al haber más poblaciones entre las etapas contamos con más apoyo por parte de la gente. En África tampoco nos faltaba su calor, pero las características del Sáhara no son las misma que las de Atacama...".

4. Aventura

"Hasta esta última edición, donde ASO reenfocó el rally hallando el camino correcto, África siempre ha sido más aventurera, dura y épica en comparación con Sudamérica. Aunque con las exigencias de seguridad y control que existen hoy en día, ir en busca de tanta aventura es ir a contracorriente".

5. Autenticidad

"Pase lo que pase, siempre llevaré África en el corazón... Pero hay que ser consecuentes y probablemente, de haber seguido allí, muchas cosas hubieran cambiado. La carrera africana hubiera evolucionado en busca de un mayor control, aunque su espíritu de superación hubiera seguido intacto".

6. Velocidad vs navegación

"Durante las primeras cinco ediciones en Sudamérica, las especiales fueron una lucha a contrarreloj. Premiaba más la velocidad que los conocimientos de navegación. Por fortuna se ha llegado a la esencia de la carrera y este año hemos degustado un Dakar como los de antaño: duro donde los haya".

7. Mal de altura

"Si bien es cierto que el desierto del Sáhara es incomparable, desde que corremos en Sudamérica tenemos que adaptarnos a una situación que ha llegado a ser muy peligrosa: la altitud. En ciertos puntos del rally se superan los 3.000 metros de altitud y no existe entrenamiento para hacerles frente".

8. El sueño de África

"Me gustaría volver a África, pero, tal y como están las cosas allí, lo veo imposible. Además, el rally por Sudamérica ha resultado ser todo un reclamo para patrocinadores y fabricantes, donde han visto un mercado en plena ebullición. Ayer fue África, hoy es Sudamérica y mañana... Nunca se sabe".

read more about
Next Story