Cameos en el rallycross: Cinco de los mejores

Cinco pilotos que han probado el sabor de las mieles y el fango del rallycross.
Sébastien Loeb con el Citroën DS3 en el rallycross de los X Games 2012
Sébastien Loeb saluda al público en Los Ángeles © Garth Milan/Red Bull Content Pool
Por Greg Stuart

Sébastien Loeb – X Games, Los Ángeles, 2012

Sébastien Loeb no había pilotado antes un coche de rallycross, hasta que llegó a Los Ángeles en 2012 para tomar parte en los X Games. Citröen le proporcionó un volante al francés, que por entonces iba camino de sumar su noveno título del WRC: una versión con 550 caballos de su DS3 de rally, preparado para barrera a la competencia. Loeb se enfrentaba a pilotos con una gran experiencia en el rallycross, como Ken Block y Tanner Foust, pero superó ronda tras ronda hasta plantarse en la final. Y allí aplastó a sus rivales, dominando con autoridad las seis vueltas de carrera, hasta terminar con 12 segundos de ventaja sobre Block.

Mattias Ekström – X Games Múnich, 2013

El bicampeón del DTM Mattias Ekström se crió en su Suecia natal viendo a su padre competir en rallycross. Así que cuando a Ekström (Campeón de Campeones en tres ocasiones en la Carrera de Campeones) le propusieron que pilotase un Volkswagen Polo en los X Games de Múnich en 2013, no hubo que insistir demasiado para convencerle, como ya explicó a RedBull.com entonces.

Participó y quedó cuarto y quinto en las dos carreras; el caso es que disfrutó tanto de la prueba que ahora se ha montado su propio equipo, EKS, con la intención de participar en el Mundial de Rallycross de este año con un Audi S1.

Stig Blomqvist – Gran Premio de Rallycross de Gran Bretaña, Brands Hatch, 1984

El hombre que ganó el Mundial de Rallies 1983 con Audi también se atrevió con el rallycross. De hecho, en 1984 se tomó un respiro de sus obligaciones en los rallies del Mundial y se inscribió para competir en el GP de Rallycross de Gran Bretaña en Brands Hatch. Armado con su fiel Audi Quattro, Stig terminó en tercer lugar en la final, por detrás de dos de las estrellas que más brillaban entonces en el rallycross Olle Arnesson y el mostachudo Martin Schanche, un tipo al que muchos conocen como Míster Rallycross.

Scott Speed – X Games Foz do Iguaçu (Brasil), 2013

La carrera de Scott Speed parecía una montaña rusa: desde competir en la élite en F1, donde pilotó dos años para Toro Rosso, hasta conducir enrolado en equipos “start and park” en la NASCAR (equipos que toman la salida solamente para hacerse con el dinero que se paga por arrancar, pero que se retiran de inmediato para evitar pagar por el combustible, los neumáticos, los accidentes, etc.). Así que cuando el año pasado le ofrecieron un volante como invitado en los X Games de Foz do Iguaçu, la verdad es que las expectativas depositadas en él no eran demasiado optimistas. Pero resulta que logró una de las victorias más lustrosas de su carrera deportiva, batiendo a una rutilante estrella del rallycross como es Topi Heikkinen en la última recta de la final. Y eso que jamás había pilotado antes sobre tierra ni dando tumbos.

Jacques Villeneuve en el Peugeot 208 antes de debutar en rallycross en Portugal
Jacques Villeneuve examina el Peugeot 208 © FIA World Rallycross Championship

Jacques Villeneuve – Primera prueba del Mundial de Rallycross, Portugal, 2014

Desde que abandonó la Fórmula 1 en 2006, Jacques Villeneuve ha ido picoteando aquí y allá en el mundo del automovilismo. Una participación en el campeonato australiano de V8 Supercars por aquí, un par de participaciones en las 24 Horas de Le Mans por allá, un poquito de NASCAR para cambiar de aires… Pero en 2014 el campeón de F1 en 1997 se ha comprometido a competir la temporada completa del Mundial de Rallycross, salvo la prueba británica, que se disputará este fin de semana en Lydden Hill. Resulta que coincide con las 500 Millas de Indianápolis, donde también está inscrito. Ya debutó en el Mundial de Rallycross en Portugal, aunque no todo salió según estaba planeado: el canadiense sufrió un pinchado y tuvo problemas con la presión del combustible de su Peugeot 208. No pasa nada: le quedan otras diez oportunidades de dar lo mejor de sí mismo.

¿Quieres disfrutar de lo mejorcito que ofrece RedBull.com estés donde estés? Hazte con la app móvil en RedBull.com/app

read more about
Next Story