Ken Roczen’s KTM 450 SXF: los detalles técnicos

Analizamos los aspectos técnicos de la moto de Ken Roczen de Supercross, la KTM 450 SXF.
Ken Roczens KTM 450 SXF preparación
Ken Roczen’s KTM 450 SXF:la preparación © Content Pool/Christian Schalauka
Por Pablo Bueno

Ken Roczen es uno de esos personajes que nacen para hacer historia. El alemán, pese a su juventud, siempre nos ha dejado muy claro su futuro, inquietudes y los objetivos que quiere cumplir. Un fuera de serie que, gracias a su sorprendente técnica, ha tenido la capacidad de adaptarse a máquinas de gran cilindrada, inadecuadas a su temprana edad. Y es que con solo doce años, y a diferencia de los demás niños, Ken entrenaba en Alemania con una Suzuki RM 125 y, pese a que sus 19 años actuales le han situado como el más joven de la parrilla del Mundial de Supercross 450, no es desde luego la primera vez que pilota una moto de la categoría reina.

En 2012 y 2013, el ex campeón del mundo de MX2 corrió en distintas pruebas de SX al manillar de una 350 4T y también se le ha visto con una 450 4T en el Campeonato del Mundo de MX1, donde logró en 2012 el segundo puesto en Teutschenthal (Alemania), e incluso en España, en el Red Bull Give Me Five.

Sacando todo el jugo posible al motor de la KTM SXF 450
Sacando todo el jugo posible al motor KTM 450 © S. Cudby

La crème de la crème

Sea como fuere, Roczen dio el salto definitivo a la clase reina con la mayor de las SXF, tras evaluar que la 450 4T de KTM es la más apropiada para SX. Por tanto, el bávaro contó con una moto con la misma preparación que la de su compañero de marca, Ryan Dungey. Los motores, fabricados y ensamblados a mano íntegramente en la fábrica de Mattighofen, se empaquetan ya con componentes especiales como la culata, los árboles de levas, el pistón, la biela, el cigüeñal, los cárteres o la transmisión.

Una vez los propulsores llegan a su destino, los ingenieros del equipo Red Bull KTM se responsabilizan de la puesta a punto final y, posteriormente, trabajan conjuntamente con el piloto para adaptarlo todo a su gusto, jugando con la electrónica GET y los escapes proporcionados por Akrapovic. Hay que destacar que estos motores no solo los montaba el equipo de fábrica, sino también los equipos satélites Rockstar KTM y BTOSport KTM, sin diferencias en cuanto a nivel de preparación, aunque sin la posibilidad de manipular nada.

Detalles que marcan la diferencia

En lo que concierne a la parte ciclo, Roczen no es demasiado quisquilloso y equipa el material habitual de carreras de la firma austriaca: subchasis y estriberas en titanio; suspensiones WP, con muelles en titanio y horquilla de 52 mm; equipo de frenos Brembo con discos Motomaster; manillar y puños Renthal; asiento Selle Dalla Valle; tijas Nekken; llantas DID; neumáticos oficiales Dunlop, etc. Sin embargo, el mayor trabajo se centra en las suspensiones, donde la preparación la realiza ahora el propio equipo, en lugar de encargar la tarea a RG3.

Cabe destacar que KTM y WP han echado toda la carne en el asador con el desarrollo del amortiguador neumático, que tanto Roczen como Dungey utilizaron a lo largo de la pretemporada. No obstante, y pese a que los pilotos de los equipos satélite, Ivan Tedesco y Andrew Short, sí están corriendo ya con ellos, los oficiales decidieron no usarlo aún en carrera al estar en fase de desarrollo y al confiar en la mayor fiabilidad del sistema de muelle tradicional.

read more about
Next Story