Así se proclamó bicampeón mundial Sébastien Ogier

Un exclusivo artículo sobre el Campeón del Mundo de Rally y la dura temporada 2014, vídeo incluido.
Por Greg Stuart

En 2013, Sébastien Ogier dominó con total autoridad el Mundial de Rally, adjudicándose el título por el mayor margen de ventaja en la historia de este certamen y venciendo en nueve de las 13 pruebas en su primer año al volante del Volkswagen Polo R WRC.

El campeonato conseguido en 2014 le ha costado bastante más, desde luego, e incluso ha sufrido accidentes muy aparatosos, como el que protagonizó en el Rally de Alemania en agosto. Una serie de contratiempos que bien pudieron hacer derrapar su defensa del título.

Tras proclamarse matemáticamente campeón del Mundial 2014 en el Rally de España (aquí arriba puedes rememorar los mejores momentos de la prueba con nuestro vídeo), el fin de semana pasado, habló en exclusiva para RedBull.com. Ogier nos confesó tres puntos negros que tuvo que abordar y solventar para proclamarse campeón por segundo año consecutivo.

1. El Rally de Alemania, una llamada de atención

Ahí fue donde mi motivación llegó al punto más bajo de toda mi carrera deportiva

Cada vez más frustrado, Sébastien Ogier se quejó ante los medios de comunicación del retoque en las normas de las competiciones de rally introducida en 2014 que obliga al líder del campeonato a tomar la salida el primero. En su opinión, esa norma le ponía en desventaja respecto a los rivales. El riesgo de distraerse se hizo realidad en Alemania, donde Ogier se salió de pista y estrelló el Polo R WRC en dos ocasiones, como verás en el vídeo de más abajo.

“El Rally de Alemania fue un momento delicado, porque mentalmente no estaba fuerte. Ahí fue donde mi motivación llegó al punto más bajo de toda mi carrera deportiva. Me preocupé demasiado por las normas que regularían la competición en el futuro y no me centré al 100 % en mi tarea”.

“Fue un accidente tremendo y me lo tomé como una llamada de atención: tenía que reaccionar porque había puesto en peligro mi vida y también la de Julien [Ingrassia, su copiloto], Nos pegamos un accidente fortísimo y llegó el momento de reaccionar, de actuar".

Sébastien Ogier besa a su esposa Andrea Kaiser en el Rally de España 2014, donde se proclamó campeón del WRC por segunda vez consecutiva.
Su esposa, Andrea Kaiser, le ayudó a remotivarse © McKlein Image Database

2. La tentación de retirarse

Sabía que tenía dos opciones: volver a competir como siempre había hecho, motivado y comprometido al 100 %, o dejarlo

Aunque no nos confiesa hasta qué punto se planteó la retirada tras el accidente, Ogier admite que la idea sí se le pasó por la cabeza. Pero en lugar de darle la espalda al Mundial, el francés recibió el apoyo de quienes le rodeaban y lo utilizó como apoyo para levantarse y darle la vuelta a la situación.

“Hubo gente del equipo que me ayudó, como mi jefe, Jost Capito, y también mi mujer. Hablamos mucho. Sabía que tenía dos opciones: volver a competir como siempre había hecho, motivado y comprometido al 100 %, o dejarlo. Y elegí seguir adelante. Recuperé las fuerzas de inmediato, llegué al siguiente rally a un buen nivel y conseguimos ganar en Australia”.

Sébastien Ogier y su compañero Jari-Matti Latvala en el Rally de Finlandia 2014
Latvala desafió a Ogier en 2014 © Volkswagen Motorsport

3. Latvala, un talento en auge

Creo que todo el mundo se ha dado cuenta de que Jari-Matti ha mejorado este año y ha dado un gran paso adelante

Mientras Ogier sufría con sus propios problemas, crecía la amenaza representada por un Jari-Matti Latvala rejuvenecido, que aspiraba a rivalizar con el piloto galo.

“Creo que todo el mundo se ha dado cuenta de que Jari-Matti ha mejorado este año y ha dado un gran paso adelante. Personalmente, no me sorprende; le conozco desde hace mucho tiempo y sé que es un piloto rapidísimo. Ahora bien, es innegable: ahora tiene más confianza en sí mismo, de ahí su fortaleza. Creo que así el campeonato ha ganado en emoción para los seguidores y para mí, las victorias saben mejor, porque hay que luchar por ellas y cuando llegan, la sensación de haber triunfado en ese duelo es genial”.

Sébastien Ogier celebra su segundo título mundial del WRC en el Rally de España 2014, RedBull.com repasa su temporada 2014.
Está claro que celebrar el título supuso un alivio © Volkswagen Motorsport

La última palabra: feliz de proclamarse bicampeón

“Desde luego, este año la pelea por el título ha estado más apretada y más intensa, rally por rally. He tenido que exprimirme más. Pero estoy contento de haber retenido el título que conseguí el año pasado. Alcanzar este objetivo es fantástico, proclamarme campeón equivale a cumplir un sueño. Pero repetir título, naturalmente, sabe aún mejor. Estoy contentísimo”.

Si el cuerpo te pide más emoción de Red Bull Motorsports, síguenos en Twitter y Facebook.

read more about
Next Story