Una jornada negra

Joan Barreda pierde toda opción de victoria víctima de una etapa infernal.
Por Jonathan Campkin

En la etapa de ayer los pilotos cruzaban la frontera entre Chile y Bolivia luchando contra la lluvia y las bajas temperaturas. Al anochecer, los termómetros cayeron en picado en el vivac de Uyuni y los participantes de la categoría motos, sin asistencia y con la escasa ropa de abrigo facilitada por la organización, tuvieron que resignarse a pasar una noche de frío, a una altitud de 4.000 metros, antes de tomar el camino de vuelta a Iquique para reencontrarse con sus equipos y asistencias.
La falta de oxígeno y el frío hizo mella en los participantes que hoy, al igual que los coches el día anterior, han tomado la salida en línea desde la desértica llanura del Salar de Uyuni.
 

¡Apocalipsis!

Varias decenas de pilotos han sufrido hipotermia y otros tantos mal de altura. Hoy los servicios sanitarios se han visto desbordados y no solo por los pilotos privados, sino también por la élite de la especialidad. Ha habido tal criba que de hecho la salida de la especial se ha retrasado debido a las intensas lluvias caídas sobre el Salar de Uyuni. Pero eran tales las condiciones extremas que la organización ha decidido detener la carrera en el km 378, avanzando así la zona neutralizada y recortando la primera parte de la especial.

Alessandro Botturi ha tenido que abandonar en el punto de avituallamiento. Michael Metge, que ayer pasó por un auténtico infierno, ha sufrido un problema mecánico en pleno Salar y también nos dice adiós. Al igual que Jordi Viladoms que lo ha intentado todo para reparar su KTM, pero ha sido en vano. Helder Rodrigues también ha pasado las mismas penurias y aún es duda si podrá finalizar la etapa. Entre tanta confusión, Pablo Quintanilla ha celebrado que el rally ha regresado a su país con su primera victoria de etapa en un Dakar. Un triunfo in extremis al vencer a Juan Pedrero y a Stefan Svitko con unos escasos segundos de ventaja. En el top 5 ha entrado Laia Sanz. La de HRC ha realizado una hazaña nunca antes conseguida por una mujer en la clase de motos.

Clasificaciones, 8ª etapa
1. Quintanilla (KTM), 2h56’19”; 2. Pedrero (Yamaha), +00’11”; 3. Svitko (KTM), +00’12”; 4. Price (KTM), +00’41”; 5. Sanz (Honda), +02’36”.

Provisional
1. Coma (KTM), 28h51’12”; 2. Quintanilla (KTM), +11’11”; 3. Price (KTM), +15’56”; 4. Svitko (KTM), +26’30”; 5. Faria (KTM), +34’34”.
 

Otra oportunidad fallida

Joan Barreda ha vuelto a ser víctima del infortunio y deberá esperar un año más para saborear la ansiada victoria. Ayer el de Honda llegó al vivac con el manillar roto y, debido a que no pudo beneficiarse de su asistencia para sustituirlo, tal y como establece el reglamento de cara a las etapas maratón, tuvo que contar con la solidaridad del argentino Demian Guiral. Este, también piloto de Honda, le cedió su manillar y Joan pudo afrontar la etapa sin problemas. No obstante, ha tenido que ser remolcado hasta el final de la etapa por su compañero de equipo, Jeremías Israel, tras sufrir problemas mecánicos. A pesar de ello, ha completado el resto del tramo cronometrado hasta Iquique, aunque en la 65 posición y cae hasta la décima plaza de la general.
 

Laia Sanz: de tú a tú

Una mujer en un mundo de hombres

“La española tiene la carrera controlada. No ha sufrido ninguna caída, no se ha perdido y mantiene un ritmo envidiable. Creo que esta nueva Laia, más efectiva y rápida que en las anteriores ediciones, ha sacado mucho provecho de formar parte de un equipo oficial. Bajo el la seguridad y cobijo que le ofrece HRC, Laia se muestra más tranquila, sosegada y concentrada, sin preocuparse de otras cosas que no sea montar en moto. Por otro lado, y añadiendo que es un portento de mujer, Laia compensa su falta de físico frente a los hombres al emplear una técnica que solo puede dar el trial. Ahorra mucha energía sobre la moto y, gracias a ello, puede equipararse a la élite de la especialidad, pilotos que no dejan de ser auténticos atletas. ¡Ánimo Laia!”, este es el balance que hace el experimentado piloto español de raids Isidre Esteve sobre el Dakar que está realizando Laia Sanz.

Marc Coma

El día ha sido un infierno

“Cruzar el lago salado fue demasiado difícil. Te tenía que enfrentar a todo: la altura, el frío, una mezcla de contrariedades. Pero así es, lo importante es que otro día queda atrás. Lo importante es el último día y la posición que ocupemos entonces. No ha sido nada fácil, veremos qué ocurre más adelante”.
 

Laia Sanz

Un gran resultado

“Ha sido realmente duro. Al principio algunos pilotos no querían salir porque era peligroso y hacía mucho frío, pero al final para mí ha sido una buena etapa. Iba tercera hasta que llegamos a las dunas, entonces Toby y Quintanilla me pasaron muy deprisa. De todas maneras, estoy muy contenta con mi quinta posición”.
 

9ª Etapa. Martes 13 enero

Iquique-Calama

Enlace: 88 km/Especial: 451 km

¡Sí, martes y 13! Esperemos que los participantes no vuelvan a pasar por el mismo infierno que hoy. Mañana se despiden del desierto de Atacama con unos 50 kilómetros de arena y dunas. Luego, pistas estrechas, con agujeros, y senderos al más puro estilo enduro. Una especial que requerirá mucha técnica.
 

read more about
Next Story