¡Cuatro pilotos ganan el Erzbergrodeo 2015!

La 21ª edición del Erzbergrodeo será recordada, además de por su dureza, por su insólita conclusión.
Por Ben Johnson

Lo nunca visto: ¡cuatro pilotos han ganado el Erzbergrodeo 2015! Hablamos de Alfredo Gómez, Jonny Walker, Graham Jarvis y Andreas Lettenbichler, quienes compartieron la primera posición en el podio de la Red Bull Hare Scramble tras llegar de forma conjunta a la meta.

Los riders fueron proclamados campeones de la edición más dura jamás disputada en Erzberg, después de ayudarse entre sí para conseguir superar una nueva sección forestal bautizada como 'Downtown'.

Mario Román venció el dolor (recordemos que está lesionado) y completó una gran carrera que le permitió ser quinto.

Alfredo Gomez, Graham Jarvis, Jonny Walker y Andreas Lettenbichler ganaron la Red Bull Hare Scramble 2015.
Solo cinco pilotos llegaron a meta © Robert Lynn / Future 7 Media

En una increíble muestra de deportividad y compañerismo, el cuarteto, junto con Wade Young, – descalificado posteriormente por saltarse un checkpoint – optó por trabajar en equipo al quedarse todos atascados en el punto antes mencionado. Estuvieron casi dos horas parados y, al final, cruzaron la meta tan sólo dos minutos antes del límite de tiempo fijado (cuatro horas).

Después del ‘sprint’ de Jonny Walker el año pasado (apenas tardó una 1h y 37m en lograr el triunfo) el mandamás del Erzbergrodeo, Karl Katoch, consideró que la edición de 2014 había sido muy fácil y se propuso hacer la de 2015 significativamente más dura. Pero el tramo 'Downtown' resultó ser demasiado arduo, incluso para los dioses del Hard Enduro.

Jonny Walker en la Red Bull Hare Scramble 2015
Jonny Walker © Samo Vidic

Walker lideró la prueba desde la primera subida. En los primeros minutos de la carrera, el británico logró amasar una amplia ventaja (4m y 30s) sobre su más inmediato perseguidor, Jarvis. Sin embargo, al llegar a Carl's Dinner tanto Jarvis como Gómez consiguieron reducir la distancia a menos de un minuto, en parte gracias a la caída que sufrió Walker y que le provocó considerables daños en el radiador de su KTM.

Para cuando se disponían a encarar 'Downtown', los dos pilotos de Husqvarna habían superado a su rival. Se esperaba un emocionante final, pero nadie contaba con que la boscosa sección – renombrada como ‘Infierno Verde’ – detuviera la competición.

Wade Young hace una pausa en Carl's Dinner, en la Red Bull Hare Scramble 2015.
Wade Young hace una pausa en Carl's Dinner © Samo Vidic

Jarvis, Gómez, Walker, Lettenbichler y Young – estos dos llegaron poco después – estaban atrapados y ninguno era capaz de continuar. Necesitaron 1h y 30m para poder salir de la maraña de raíces, rocas y piedras. Cuando lo consiguieron, remolcándose entre sí, tan solo restaba media hora para que se agotasen las cuatro horas de plazo. Finalmente, solo cinco pilotos (Jarvis, Gómez, Walker, Lettenbichler y Román) vieron la bandera a cuadros, el menor número en toda la historia de la Red Bull Hare Scramble.

La edición 2015 ha sido una de las más calurosas © Samo Vidic

Young, por su parte, fue cruelmente descalificado a pocos metros de la línea de meta. De esta forma, su posición, la quinta, fue a parar a manos de Román. Lo del español tuvo mucho mérito, ya que además de correr con una lesión en la rodilla, tuvo que escalar 'Downtown' sin ayuda. Llegó al podio con un margen de apenas 60 segundos.

He sido un poco estúpido. Me caí y rompí el radiador, pero lo importante es que lo hemos conseguido juntos.

– Jonny Walker

Después de rodar juntos hasta la meta, los organizadores de la carrera proclamaron acertadamente a Gómez, Walker, Jarvis y Lettenbichler como ganadores de la Red Bull Hare Scramble 2015, la edición más dura jamás disputada.

"Le dije a todo el mundo que nadie terminaría", aseguró Jarvis. "Simplemente no podíamos pasar de esa sección y colaboramos entre nosotros. Al público le gustó, ha sido muy divertido".

“Fue una experiencia muy especial. Hicimos trabajo en equipo”, afirmó Andreas Lettenbichler. “La pista estaba bien, pero esa parte fue demasiado difícil para nosotros”.

read more about
Next Story