Héroes de Motorsport: Colin McRae

Hemos seleccionado cinco vídeos que demuestran por qué el legado del escocés aún perdura.
Colin McRae Héroes de Motorsport Rally Red Bull
Colin McRae
Por Greg Stuart

La razón por la que Colin McRae no ganó más que un solitario título en el Campeonato del Mundo de Rallies en 1995 es la misma por la que los aficionados lo amaban: el estilo de conducción de McRae estaba al límite del control… y a veces superaba esa frontera.

Gracias a su pilotaje, el escocés se ganó el apodo de Colin ‘McCash’, y una de las grandes frases de McRae ha pasado a la historia de los rallies…

Si tienes dudas, siempre a fondo

Colin McRae

Para recordar a uno de los pilotos más rápidos y espectaculares de la historia hemos elegido cinco vídeos que muestran a Colin McRae en estado puro. No te los pierdas y, si después de ver esto no eres un fan del escocés, igual los rallies no están hechos para ti.

1) McRae se enfada en su camino al título de 1995

Después de haber entrado en el Campeonato del Mundo de Rallies en 1993 gracias al equipo oficial de Subaru, dos años más tarde McRae iba disparado hacia su primer título.

Sin embargo, durante la penúltima prueba de la temporada disputada en España, las órdenes de equipo parecían favorecer al piloto principal de la marca japonesa, Carlos Sainz, y McRae entró en cólera. Finalmente, acabó segundo en esa prueba y terminó conquistando su primera corona de campeón del mundo en el Rally de Gran Bretaña. Eso sí, después de pelearse con su equipo.

2) A dos puntos del campeonato

Después de muchos años de éxito variable, McRae se cambia al equipo Ford M-Sport en 1999, y pasa a pilotar el nuevo Ford Focus WRC. Este cambio le fue recompensado con dos victorias (Rally Safari y Portugal), que le sirvieron para ser sexto en la general a final de año, con sólo tres carreras puntuadas.

En 2001, McRae lidera la campeonato desde la primera carrera, pero, sorprendentemente, termina la temporada en segundo lugar a solo dos puntos de Richard Burns. Todo fue un poco sospechoso…

3) McRae descubre las Américas

Los pilotos del Mundial de Rallies eran prácticamente desconocidos en América, pero McRae aterrizó en Los Ángeles para participar en los X Games de 2006. Concretamente, en una prueba de rally que se había añadido a la lista de competiciones deportivas extremas.

McRae tuvo que conformarse con la segunda posición, por detrás del ídolo de la afición ‘yankee’, Travis Pastrana, después de chocar en la penúltima curva, lo que le hizo dañar el frontal y la rueda izquierda de su coche.

4) También se atreve con un monoplaza de F1

McRae tenía el talento suficiente para conducir cualquier cosa y no desaprovechaba la oportunidad de probarlo todo. Había conducido en Knockhill, una prueba del Campeonato Británico de Turismos en 1992; subió el podio en la categoría Ferrari 550 en Le Mans en 2004 y compitió en la Porsche Supercup en 2006. Pero su mayor desafío lejos del Mundial de Rallies fue en 1996, cuando le invitaron a probar el Jordan de F1 de Martin Brundle en el circuito de Silverstone. El escocés deslumbró a todos después de quedarse a 2 segundos de los tiempos de Brundle en las 25 vueltas que dio con el monoplaza.

5) Colin se lo pasa pipa en Donegal (Irlanda)

A pesar de que McRae dijo que estaba en el Donegal International Rally de 2006 "por diversión", el escocés se subió a un MG Metro 6R4 (un coche de 20 años que participaba en la salvaje categoría Grupo B del WRC) para hacer de las suyas por las resbaladizas etapas de Irlanda del Norte. McRae ganó la categoría Nacional por una ventaja de siete minutos y medio… a pesar de tener algunos contratiempos.

read more about
Next Story