Rugen los motores. ¡Comienza la ErzbergRodeo 2016!

La mayor fiesta del Hard Enduro de la temporada ya está en marcha. Aquí encontrarás toda la acción.
© Sebastian Marko/Red Bull Content Pool
Por Robert Lynn

El rugir de 1.500 motos cuesta arriba tratando de escalar la cantera de hierro más grande del mundo solo puede significar una cosa: la ErzbergRodeo 2016 ha empezado con la Iron Road Prologue.

Desde pros a aficionados, de ciclomotores a motos de 1.000 cc y los extraños Stormtroopers de Star Wars, el murmullo y la locura, el encanto de la ErzbergRodeo solo ha hecho que crecer con el paso de los años. Y con el sol brillando por encima del Gigante de Hierro, hoy era un gran día para los locos del Hard Enduro.

Mientras que la mayoría de los pilotos se conforma con acabar entre los 500 primeros para tener el honor de salir el domingo en el Red Bull Hare Scramble, lo cierto es que entre los pilotos de cabeza se ha librado una batalla a brazo partido.

Paul Bolton tenía una misión y la cumplió con creces, terminando la Iron Road Prologue con el mejor tiempo del día.

"He mantenido un gran ritmo desde el principio. Lo cierto es que no pensaba que era tan rápido, más bien lo contrario", comentaba al finalizar el piloto británico. Me he centrado en quedarme en un ritmo que pudiera mantener y ser veloz y constante al mismo tiempo. Y ha funcionado. Está muy bien encontrar el ritmo tan pronto".

La 22ª edición de la ErzbergRodeo reúne a un montón de pilotos estadounidenses, que cruzan el atlántico para correr en Austria. Es ya una tradición que empezó Travis Pastrana. Entre ellos, el mejor ha sido Colton Haaker, novato en el Hard Enduro pero campeón del mundo de SuperEnduro.

"Para mí, Travis Pastrana puso Erzberg en el mapa", asegura Haaker. "Siempre me ha atraído la idea de venir a correr desde entonces, pero es tres veces más grande cuando lo ves en vivo que en las revistas o la TV. ¡Este lugar es enorme!".

Con la moral a tope después de su victoria en Brasil en el Minas Riders, Alfredo Gómez está centrado en el Red Bull Hare Scramble del domingo. Contento por haber terminado la prólogo de una pieza, sus miras están puestas en lo más alto.

"El clima extremadamente seco hizo que la Iron Road Prologue fuera especialmente resbaladiza", analizaba Gómez. "Era muy difícil establecer referencias, porque había muchísimo polvo. Mi objetivo era salir en primera línea el domingo. Ahí comienza la carrera de verdad".

"Estoy impaciente por correr el Hare Scramble. La victoria en el Minas Riders me dio un subidón de confianza. Necesitaba esa victoria. He estado entrenando muy duro desde Brasil y siento que puedo ir a por todas en la carrera del domingo".

Para aquellos que todavía no se han ganado un puesto en la gran carrera, el sábado tienen su segunda oportunidad. ¡La Iron Road les espera!

read more about
Next Story