¡Así se prueba el nuevo Volkswagen Polo R 2017!

Antes del Rally de Finlandia Jari-Matti Latvala busca su 'momento de inspiración' con el Polo 2017.
El nuevo VW Polo R WRC 2017 en Finlandia
¡A su paso levanta el polvo! © Jaanus Ree para RedBull.com
Por Anthony Peacock

Dicen que la práctica hace al maestro. Y esto es válido tanto para la conducción como para tocar el piano. La única diferencia es que hacer pruebas para el Rally de Finlandia es mucho más divertido.

Antes de la mayoría de carreras los pilotos disfrutan de un PET: que en la jerga moderna del WRC quiere decir ‘prueba previa al evento’.

Finlandia es uno de esos rallies en los que es imprescindible realizar esta prueba previa, ya que hace falta la máxima concentración y precisión. Solo un centímetro en el aterrizaje de uno de los muchos cambios de rasante existente podría marcar la diferencia entre el mejor tiempo de la etapa o colgar el coche en la copa de un árbol.

Unas notas precisas son vitales, así como una puesta a punto que le dé al piloto la máxima confianza y control. Con tantos saltos en los tramos finlandeses parece que el coche está el mismo tiempo en el aire que en el suelo (la suspensión y los amortiguadores son puntos clave a trabajar durante el fin de semana para asegurar un aterrizaje suave y seguro).

Ni los pilotos con mucha experiencia pierden la oportunidad de probar piezas nuevas en sus coches. Mientras, los menos experimentados tienen la gran oportunidad de comprender la naturaleza única e implacable de las carreteras finlandesas.

Por supuesto, los coches de prueba no cuentan con los colores distintivos del equipo ni con los mismos acabados de los vehículos que participan en las carreras oficiales. Su cometido no es otro que modificaciones constantes en sus 'tripas' para dar con las mejores soluciones.

Este tipo de ensayos que realizan los equipos de WRC no pueden realizarse en los mismos tramos que se utilizarán en el rally. Eso sería totalmente ilegal, pero sí pueden recorrer caminos muy similares. Seamos sinceros: Si tu coche cae bien después de un gran salto es probable que la tierra esté bien después de otro gran salto.

Los pilotos sufen las consecuencias de tener una larga lista de posibles ajustes y configuraciones, pero lo bueno es que los ingenieros saltan a la acción y no se limitan a experimentar los ajustes a través de un ordenador portátil en el parque de asistencia. Por una vez pueden meterse en el coche con ellos y saber qué se siente al ir a toda velocidad por una pista que parece una montaña rusa. Y no solo los ingenieros, también amigos o familiares tienen la oportunidad de ser copilotos por un día.

La prueba consiste en subir y bajar el mismo camino una y otra vez, hasta el punto de que los pilotos llegan a aprenderse las pistas y curvas como si de un circuito de velocidad se tratara.

Al final de la prueba se espera que los pilotos hayan tenido un momento de inspiración y 'descubran ese algo en el coche' (y no nos referimos a las típicas monedas que se pierden en la parte trasera del coche).

Porque ese el motivo último de la prueba: darle la vuelta a lo impreciso y convertir el coche en una máquina ganadora. Después del PET, los pilotos y copilotos deben haber experimentado una buena sensación, tanto en el coche como en los tramos y tener la suficiente confianza para atacar al 100 por cien. Y es que, además del conocimiento que han adquirido, también habrán descubierto algunos trucos secretos que nadie más sabe. Al menos, en teoría…

read more about
Next Story