8 cataratas que hay que visitar

Huye del mundanal ruido y encuentra la paz en alguna de estas maravillosas cascadas.
Por Dom Granger

Si quieres vivir realmente una aventura tendrás que olvidarte de las rutas turísticas. Puede que vayas con mucha expectación a descubrir unas cataratas para luego darte cuenta de que no estaban en un sitio tan remoto. Olvídate de poder aparcar el auto a 100 metros cuando visites estas cascadas que te vamos a enseñar. Créenos, serás muy feliz si eres capaz de llegar a ellas.

1. Cataratas Sutherland, Southland, Nueva Zelanda

Las cataratas Sutherland y las montañas de alrededor en Nueva Zelanda.
Las cataratas Sutherland © Ignacio Palacios / Getty Images
Las misteriosas cataratas Sutherland en Nueva Zelanda.
Las misteriosas cataratas Sutherland © Paul Nevin / Getty Images

¿Qué es?: Las cataratas más grandes de Nueva Zelanda – 580 metros.

La aventura: Para llegar a Sutherland Falls hacen falta cuatro días por el famoso Milford Trail. El sendero de 53 km te llevará a través de estrechos puentes de madera por el Fiordland National Park. Por la noche podrás dormir en mágicas cabañas.

Grado de aventura: 5/10.

2. Cataratas Kaieteur, Mazaruni Potaro, Guyana

Caída de agua en las cataratas Kaieteur en Guyana.
Caída de agua en las cataratas Kaieteur © Chris Radburn / Getty Images
Billete de 20 dólares de Guyana.
Las cataratas Kaiteur en un billete © DEA / A. DAGLI ORTI / Kontributor / Getty Images

¿Qué es?: La mayor caída. Una de las cascadas más potentes del mundo.

La aventura: La única manera de llegar es en avioneta y luego caminar durante tres horas por la selva. El espectáculo por el volumen y la altura es impresionante. Si ves alguna rana dorada no la toques, podría ser venenosa.

Grado de aventura: 4/10.

3. Cataratas Shale (Chutes aux Schistes), Quebec, Canadá

Las anchas cataratas Shale en Quebec, Canadá.
Las anchas cataratas Shale © Lester Kovac

¿Qué es?: Unas cataratas muy escondidas al norte de Quebec.

La aventura: En canoa por el río Caniapiscau te llevará un mes. La climatología cambia con rapidez en el norte de Quebec y las temidas moscas negras son todo un reto. Se trata de una verdadera aventura en canoa por uno de los territorios más salvajes de Norteamérica.

Grado de aventura: 10/10

4. Cataratas Virginia, Territorios del Noroeste, Canadá

¿Qué es?: Unas cataratas gigantescas protegidas por la UNESCO.

La aventura: La única manera de llegar es en avioneta hasta el Nahanni National Park. En canoa te llevará 21 días. La vista valdrá la pena. La cascada se convierte en una serie de rápidos muy poderosos. En Mason’s Rock la caída de 100 metros divide en dos partes a la cascada.

Grado de aventura: 3/10 (en avioneta) y 7/10 si vas en canoa.

5. Kerepakupai Meru, Bolívar, Venezuela

Paul Guschlbauer sobrevuela el Salto del Ángel
No es una vista mala... © Paul Guschlbauer

¿Qué es?: La mayor catarata del mundo (979 metros), llamada el Salto del Ángel.

La aventura: Hay que volar hasta Canaima. Luego, tras un viaje de cuatro horas río arriba, tendrás que caminar por la jungla durante 90 minutos. Puedes pasar la noche junto a la cascada y regresar al día siguiente. Si vuelas hasta Canaima podrás ver las cataratas a vista de pájaro.

Grado de aventura: 5/10

6. Cataratas Schwarzenbach, Nunavut, Canadá

Las cataratas Schwartzenbach en Canadá.
Las cataratas Schwartzenbach en Canadá © mk media

¿Qué es?: La mayor cascada del Ártico (520 metros).

La aventura: Se llama Qulitasaniakvik en el idioma inuktitut. Es una expedición muy cara que te llevará 14 días. Primero tendrás que ir en bote para luego caminar durante dos semanas cargado con tu mochila y por un terreno muy agreste. Un buen reto incluso para el montañero más avezado.

Grado de aventura: 9/10.

7. Cascades du Trou de Fer, isla Reunión

Vista aérea de las cataratas de Trou de Fer en la isla Reunión.
Vista aérea de las cataratas de Trou de Fer © Karsten Bidstrup / Getty Images
La cascada Trou de Fer en la isla Reunión.
La cascada Trou de Fer en la isla Reunión © Atlantide Photo Travel / Getty Images

¿Qué es?: Una caída de 725 metros en medio de la jungla.

La aventura: Las Cascades du Trou de Fer no están a la vuelta de la esquina. Deberás caminar durante tres horas por una jungla embarrada hasta llegar a tu destino. Si llueve será imposible realizar la excursión. Hay que empezar al amanecer pero si te acompañan las nubes te arruinarán el viaje. Otra opción es llegar en canoa después de tres días de travesía.

Grado de aventura: 5/10 (caminando) y 8/10 (en canoa).

8. Cataratas Suligad, Dolpa, Tíbet

Las cascadas Suligad en el Tíbet.
La mayor cascada del Tíbet © Grant Dixon / Getty Images
El lago Phoksundo en Nepal.
El lago Phoksundo © Grant Dixon / Getty Images

¿Qué es?: Las mayores cataratas del Himalaya.

La aventura: La excursión durará entre ocho y 31 días, pero lo normal es realizar la gesta en dos semanas. Verás el lago Holy Phoksundo (el más profundo del Tíbet), además de las cataratas de Suligad. La región se abrió a los turistas en 1989. Puedes acampar o quedarte en una casa de la zona. La impresionante vista y la increíble naturaleza hacen que esta sea uno de las mayores aventuras que puedas disfrutar en tu vida.

Grado de aventura: 7/10.

Queremos dar las gracias a World Waterfall Database y a Bryan Swan (su fundador) por su ayuda a la hora de realizar este artículo.

Next Story