Las cartas imprescindibles de Mafias de Gadgetzan

Un nuevo meta asoma en el horizonte de Hearthstone, así que prepárate con lo mejor de la expansión.
¿Quién se hará con el control de Gadgetzan?
¿Quién se hará con el control de Gadgetzan? © Blizzard
Por Carlos Aguado

Mafias de Gadgetzan ha irrumpido en la apacible taberna de Hearthstone con 132 cartas nuevas. Los Matones Mugrientos, los volátiles del Kabal y los herméticos Loto de Jade han roto su tregua para tomar el control de las calles. La buena gestión del alcalde Tragonublo ha convertido esta ciudad de tránsito ubicada en el desierto de Tanaris en una de las primeras potencias económicas de Kalimdor. ¿Quién se quedará con el control de la ciudad?

Pero más allá de fijarnos en el trasfondo de esta nueva oleada de criaturas y hechizos, toca ver qué de todo esto es realmente útil y valioso. Nosotros hemos querido echar un vistazo al nuevo horizonte que se abre para Hearthstone y sus jugadores. Así que, si lo que buscas es aprovechar al máximo la expansión, aquí van un par de cartas que no te deberían faltar en tu colección y en las que deberías invertir un par de polvos arcanos si quieres contar con lo mejor de cada casa.

Ídolo de Jade

Si hay algo que ha desequilibrado por completo el juego, eso ha sido la aparición del gólem de jade. Un mundo de posibilidades se abre ante nosotros cada vez que un gólem de jade es invocado en el tablero. Esta criatura, que puede llegar a convertirse en un 30/30, requiere de unos cuantos turnos, así que cuanto antes comencemos mejor.

El Druida ha recibido el maravilloso Ídolo de jade, una carta que o bien nos permite invocar un gólem o bien incorpora tres cartas iguales a nuestro mazo. Es decir, una carta esencial para cualquier mazo fatiga, haciendo casi imposible perder por turnos o dándonos esperanzas cada vez que invocamos un nuevo gólem. Su única pega es el tiempo que pasa desde que la jugamos por primera vez hasta que comenzamos a notar su efectos

Desdoble mafioso

En Hearthstone lo importante es salir a ganar la mesa, y para ello el Desdoble mafioso es una de las mejores bazas. Por si solo puede resultar bastante endeble, teniendo que gastar cinco de mana para colocar dos 2/2, pero si la combinamos en un mazo de Paladín con un Déspota de los suburbios y varios turnos, la sorpresa del rival se agranda cuando llegamos a los últimos compases de la partida.

Pero no solo Uther saca partido del Desdoble mafioso. Su versatilidad hace que pueda encajar a la perfección en varios mazos. En las barajas de Chamán evolución, la simple idea de evolucionar dos costes cinco hace que te recorra una sobrecarga por la espalda. Incluso si la fortuna sonríe, puede ser el esbirro elegido por Don Han’Cho para aumentar +5/+5 que lo haga prácticamente indestructible. ¿Alguien ha mencionado a Brann Barbabronce?

Aya Zarpa Negra

Y si bien el gólem de jade era molesto, el tener una carta que invoca dos, uno con Grito de batalla y el otro con Último aliento, hace que la situación para el rival se complique. Aya es una de las mejores legendarias que han llegado a Hearthstone con la expansión, no tanto por sus números sino por lo que tiene que ofrecer a los jugadores.

Está en la mano de cada uno el aprovechar al máximo sus habilidades, aunque solo se puede jugar en mazos de Druida, Chamán y Pícaro. Con su elevado coste, lo habitual es que nos deje un 7/7 en mesa cuando muera. No por nada pasó a liderar el Loto de Jade en Gadgetzan

No querrás enfadar al Loto de Jade y sus gólems
No querrás enfadar al Loto de Jade y sus gólems © Blizzard

Kazakus

Hasta la fecha, Reno Jackson era la única motivación que tenían los jugadores de tener una baraja sin ninguna carta repetida. Mafias de Gadgetzan ha sumado un par bastante interesantes, pero nosotros nos quedamos con Kazakus, el líder del Kabal. Nada más entrar en juego nos permite crear un hechizo personalizado con un efecto doble, que por lo normal nos beneficia a nosotros y perjudica en gran medida al enemigo. Y todo ello combinado con la magia de la suerte de Hearthstone: tú no sabes qué saldrá, pero tú enemigo tampoco.

Kazakus aumenta su peligrosidad cuando lo jugamos con más cartas que creen sinergias entre ellas. Brann casa con casi cualquier criatura que tenga Grito de batalla, pero la nueva legendaria de Mago, Maestra calígrafa Solia, parece que esté pensada para acompañar a Kazakus allá donde vaya.

Parches el Pirata

Los piratas nunca mueren. Los Velasangre y demás corsarios del Mare Magnum siempre han estado presentes, pero con la nueva expansión de cartas han vuelto al abordaje reforzados. Pero entre los pocos que se han sumado a la colección nos quedamos con Parches el Pirata, una carta que se ha convertido en el estandarte de salida de los mazos agresivos de piratas.

Pese a ser un 1/1 que puedes bajar en el primer turno, el empezar a llenar la cubierta de la mesa con piratas a una velocidad pasmosa hace que los rivales tengan que pensar rápido para evitar lo que para turno tres o cuatro ya queda sentenciado. Su utilidad para dar velocidad a nuestra baraja queda patente en cuanto entra en juego. Además, su bajo coste hace que podamos utilizar la moneda para aprovechar su habilidad en un primer turno triunfante.

Poción de fuego de dragón

El Sacerdote ha sido una de las clases que más potencia han conseguido con Mafias de Gadgetzan, teniendo la baraja de dragones como una de las más fuertes que se juegan ahora mismo. Y si los dragones ya son bastante peliagudos de combatir, imagínate cuando además tienes una carta que limpia la mesa prácticamente al instante.

La Poción de fuego de dragón es esa carta que el sacerdote necesitaba para equlibrarse sin necesidad de emplear un Círculo de sanación con la Sacerdotisa Auchenai. La Nova de sanación se quedaba muy corta con dos puntos de daño y, en definitiva, era necesario emplear más de una carta para dejar la mesa vacía. La Poción de fuego de dragón no solo nos ayuda a reiniciar el tablero, sino que nos podemos asegurar el tener ganada la mesa para un par de turnos.

Qué sería de Hearthstone sin el toque de locura
Qué sería de Hearthstone sin el toque de locura © Blizzard

Poción de fuego de dragón

El Sacerdote ha sido una de las clases que más potencia han conseguido con Mafias de Gadgetzan, teniendo la baraja de dragones como una de las más fuertes que se juegan ahora mismo. Y si los dragones ya son bastante peliagudos de combatir, imagínate cuando además tienes una carta que limpia la mesa prácticamente al instante.

La Poción de fuego de dragón es esa carta que el sacerdote necesitaba para equlibrarse sin necesidad de emplear un Círculo de sanación con la Sacerdotisa Auchenai. La Nova de sanación se quedaba muy corta con dos puntos de daño y, en definitiva, era necesario emplear más de una carta para dejar la mesa vacía. La Poción de fuego de dragón no solo nos ayuda a reiniciar el tablero, sino que nos podemos asegurar el tener ganada la mesa para un par de turnos.

Ardemechón Balardiente

Es el anti-aggro que el Paladín ha fichado con la nueva expansión. Tiene el rango de legendaria y está bien otorgado, pues dos de estas en el mazo pondrían a los guerreros de la luz muy encima del resto de clases. El Plastatrón ya demostró lo molesto que era encontrarse con un Provocar y un Escudo divino en los primeros turnos, pero Ardemechón Balardiente ha querido superarlo, convirtiéndolo en un arma de doble filo, pero que sana en lugar de perjudicar.

Además, las múltiples cartas de Paladín que hacen crecer las estadísticas de nuestros personajes mientras están en la mano hacen que sea una buena carta incluso cuando se ha alargado más de la cuenta. Lo único que tiene Ardemechón Balardiente es lo removible que es, pudiendo incluso haberla invocado para ver cómo acaba destruida a manos del rival.

Nuevos hechizos y criaturas se suman a Hearthstone
Nuevos hechizos y criaturas se suman a Hearthstone © Blizzard

Truhán de segunda

Pero el escudo que se ha dado a todos los personajes para frenar a los mazos agresivos ha sido el Truhan de segunda. Este esbirro con Provocar se puede jugar en turno tres contra cualquier baraja aggro que haga las cosas bien en los primeros turnos. Tras ese tiempo, se encontrará con un enorme ogro dispuesto a parar cinco puntos de daño y devolver cuatro.

No es la carta más asombrosa de la expansión, pero su potencial y la de partidas que ha salvado ya la convierten en una indispensable. Se ha convertido en una obligada en casi cualquier baraja, siendo únicamente sustituida en los mazos de Paladín o Guerrero que encuentran una sustituta de clase similar.

Sucia rata

Si algo hemos aprendido de Hearthstone en los años que lleva el juego es que las sinergias y los combos son la clave de una victoria sencilla. Pero, ¿qué ocurre cuando las cosas no salen como esperabas? Sucia rata es la desagradable sorpresa que se puede llevar el enemigo. Sus números acompañan a esta carta que es capaz de eliminar la posibilidad de que Reno salte a la mesa cuando parece que ya hemos ganado, descolocando por completo los planes del rival y poniéndonos en igualdad de condiciones.

Reno es solo un ejemplo, pues son muchas las cartas que aguardan en la mano el momento oportuno para hacer la entrada triunfal. Ahora bien, Sucia rata se llama así por algo, e igual puede que te encuentres con un gran problema que resolver en cuanto la pongas en juego. Pero es así, la magia del Hearthstone.

read more about
Next Story