Carlos Sainz, al máximo en 2017

El as madrileño nos explica su programa de entrenamiento para la nueva F1.
Por Abel Cruz

Todo deporte tiene sus retos físicos. No son lo mismo 80 minutos de rugby, que 48 de baloncesto, que diez segundos en los 100 metros lisos o dos horas al volante de un F1.

Obviamente, este último caso es el que nos preocupa en este escrito, y los nuevos coches de la disciplina para 2017 serán más rápidos, globalmente, y con un paso por curva mayor, lo que significa que el piloto deberá ser más fuerte físicamente que antes.

 

"El invierno más duro de mi vida", Carlos Sainz, sobre su entrenamiento de cara a 2017.
"El invierno más duro de mi vida", Carlos Sainz © Aitor Matauco / Red Bull Content Pool

Nuestra estrella, Carlos Sainz, afrontará su tercera temporada con Scuderia Toro Rosso, donde volverá a ser el piloto de referencia, en un año con muchos retos, entre ellos el físico.

No hay un segundo de respiro para prepararse de cara a la nueva temporada.
No hay un segundo de respiro © Aitor Matauco / Red Bull Content Pool

“La forma física de 2016 no nos va a servir, por lo que debemos ir más allá”, asegura Sainz, inmerso desde hace semanas en su nuevo plan de trabajo. Primero, sesiones de ‘Crossfit’: “En vez de los 50 minutos que suelen durar, las mías son de 1:30-2 horas -la duración de un GP-, en las que trabajamos a 180-190 pulsaciones y donde incluyo también boxeo y trabajo de cardio. No paras de hacer cosas durante todo ese tiempo y es sin duda donde más se trabaja físicamente”, explica. Fuera del gimnasio, la preparación se completa con sesiones de natación por encima de los 60 minutos.

Carlos Sainz tiene una meta clara: estar en la mejor forma física para pilotar los coches de 2017 con garantías.
Una meta clara: estar en la mejor forma física © Aitor Matauco / Red Bull Content Pool

Una frase que, a veces, se oye en ciertos entornos es: “Pero si van sentados, no entiendo cómo pueden cansarse”. Pues, precisamente, por esas fuerzas que deben soportar durante un periodo de tiempo extendido, el piloto debe estar en óptimas condiciones físicas. Además de trabajar las piernas (el ejercicio cardiovascular es imprescindible), para una F1 con más fuerzas G en las curvas, los brazos y, en mayor medida, el cuello deben estar bien ejercitados: “Tenemos dos maneras de trabajar el cuello: la primera es levantando y aguantando pesas en el gimnasio, que esto último es lo que tenemos que hacer en la Fórmula 1, poner resistencia contra una fuerza G; y la segunda es con un trabajo específico en el karting”, apunta Carlos.

Carlos Sainz usa el karting para ayudar al físico y a los reflejos.
Karting: ayuda al físico y a los reflejos © Oscar Carrascosa / Red Bull Content Pool

El piloto, incluso, ha llegado al punto de ponerle lastre a su casco para trabajar más específicamente, esa zona, en pista: “Esas pesas hacen que el casco pese entre 1,5 y 2kgs más, lo que genera unas fuerzas Gs más parecidas a las que me voy a encontrar en el Fórmula 1. Eso, junto a otros ejercicios específicos que hago, hace que se trabaje mucho la musculatura del cuello”, explica. Esos otros ejercicios no dejan lugar a dudas de su finalidad: entre sesión y sesión de karting, alrededor del casco de Carlos se pasa una cinta de goma que su entrenador estira mientras Sainz mantiene la posición.

Los ejercicios para fortalecer el cueello de Sainz no solo se hacen en el gimnasio.
Los ejercicios no solo se hacen en el gimnasio © Oscar Carrascosa / Red Bull Content Pool

En definitiva, aunque el piloto va bien sujeto al asiento, una buena forma física es esencial, primordial, necesaria, fundamental, importantísima si quieres aguantar las exigencias de la F1 de 2017. Forma física que, además, ayuda a mantener la mente despejada y concentrada en las trazadas, el tráfico, las comunicaciones por radio…

Relacionado
Carlos Sainz
read more about
Next Story