¿Un buen entrenador de surf nace o se hace?

Se lo preguntamos a un gran surfista y formador de promesas internacionales: Iván Villalba.
Por Jeremías San Martín

Si fuese animal, sería un perro pitbull, pero de los buenos. Una gran sonrisa, una carcajada contagiosa y muchas ganas de ayudar: siempre está dispuesto. Pequeño pero matón, aunque todo es pura fachada, él mismo lo reconoce, los músculos no son más que genética.

Iván Villalba lleva 25 años surfeando. Es uno de los "grandes nombres" del surf asturiano y nacional. Aguerrido competidor, ha surfeado por todo el mundo y, en su última etapa profesional, se ha especializado como entrenador. Recientemente, ha estado en el High Performance Centre de Australia, formándose con los mejores.

Fuente de conocimiento. Y de surfing...
Fuente de conocimiento. Y de surfing... © Raquel Chicheri

¿Un pro surfer nace o se hace?

Un pro se hace. Siempre he pensado que hay que trabajar y esforzarse para conseguir algo. Hay surfers con talento o incluso con el don y sin él, pero al final el que llega ahí arriba es el que trabaja, es constante y se esfuerza al máximo por conseguir lo que quiere. Cuando hay un surfer que trabaja, se esfuerza y además tiene el don se convierte en Kelly Slater, John John Florence, etc.

¿Y un buen entrenador?

Lo mismo que un surfista tiene que trabajar y esforzarse, un entrenador tiene que seguir en continua evolución, aprendiendo de todo lo que le sea posible, incluyendo de otros entrenadores de la misma o diferente disciplina. Siempre podemos aprender de los demás, incluso de uno mismo. Hay que estar abierto a todo y no cerrarse pensando que lo sabemos todo y que sólo lo que nosotros hacemos es lo que funciona.

¿El mejor entrenador es siempre el mejor surfer?

Siempre respondo a esa cuestión con una pregunta: ¿Surfea el entrenador de Kelly Slater mejor que él?

Iván Villalba buscando premio en Rodiles
Iván Villalba buscando premio en Rodiles © SemeyadeToral.com

En septiembre te vimos en Pantín acompañando al equipo australiano de ION: Philippa Anderson (hermana de Craig Anderson) y Liam “Letty” Mortensen. ¿Cómo termina un asturiano rodeado de australianos?

Todo comenzó con un correo electrónico desde Australia, preguntando sobre mi trabajo como team manager de ION durante el Pantin Classic 2015. Mi intención era ayudar en todo lo posible. Alojamiento, comida, grabación de mangas o cualquier necesidad que surgiese a los dos riders del equipo: Philippa Andersen y Lliam Mortensen.

La respuesta fue que querían más. Aparte de mi labor como team manager, querían que entrenase a Philippa durante el campeonato. Estaba cerca de clasificarse para el CT y me pedían que trabajase con ella como coach. Todo un privilegio para mí.

¿Cómo fue la experiencia?

Para mí ha sido una grata experiencia trabajar con ellos. Philippa es muy comprometida y profesional. ¡Estoy seguro de que la veremos en el CT muy pronto! Y Letty aún tiene mucho camino por recorrer, pero pronto nos dejará con la boca abierta. ¡Sólo tiene 18 años!

Es genial contar con los consejos y opiniones de otros coaches, ya sea sobre tu propia técnica, estrategias de competición o vídeo análisis. Iván me daba su feedback tanto positivo como negativo de cada manga. Para mejorar, creo que se necesita lo bueno y lo malo. ¡Aprendí un montón esa semana!

     –Philippa Anderson

¿Cómo surge Elite Surf Coaching?

Después de trabajar varios años con Dani y Raúl García, quise crear mi propio centro para la evolución y perfeccionamiento del surfista, con mi propio estilo y forma de trabajar. En Elite Surf Coaching combinamos perfeccionamiento del surfing no solo desde el agua, pero también con pautas de entrenamiento funcional, entrenamiento de natación y apnea, con carver y patín y estiramientos. ¡Damos las pautas para que la gente pueda entrenando y evolucionando aunque no pueda surfear a menudo!

A día de hoy, yo también me sigo formando y evolucionando como entrenador para poder ofrecer siempre lo mejor y lo más actual en el mundo del entrenamiento.

¡Danos un par de consejos para mejorar nuestro surfing!

Ser constantes. Ponerse metas alcanzables a corto, medio y largo plazo. Luchar por tu objetivo y lo más importante de todo: ¡disfrutar y respetar! Y no penséis que no se puede evolucionar. Siempre se puede. Da igual los años que lleves estancado o los años que lleves surfeando, las claves son la motivación y saber cómo ver tus fallos, corregirlos y seguir entrenando aunque sea fuera del agua.

© Elite Surf Coaching
read more about
Next Story