¡Se esfumó!

¿Qué pasa cuando juntas una cámara Phantom, un tío que hace snowboard como nadie y un montón de bombas de humo? Compruébalo tú mismo...

© Max Dreihann