Primer debate: ¿Quién dirige el snowboard? Parte 1

Por Ed Leigh, ex editor de Whitelines, presentador de la BBC y tricampeón británico de Air Guitar
El primer debate de Ed Leigh © Ed Leigh
Por Ed Leigh

 Esta una pregunta interesante, y algo a lo que le he estado dando vueltas durante los últimos años. Todo empezó cuando un amigo preguntó públicamente a través de Facebook por qué las Olimpiadas eran buenas para el snowboard.

Ahora, el debate sobre el boicot a las Olimpiadas está en pleno auge, y sin entrar en polémica, diría que la única persona que ha conseguido darle algo de sentido es Matt Barr, que ha escrito una brillante serie de artículos que puedes encontrar aquí.

Con el tiempo, todo lo comentado y los artículos mencionados me han llevado a pensar, ¿quiénes manejan los hilos en el mundo del snowboard? Y aunque obviamente tienen un interés particular en él, ¿realmente les importa?

Tal y como yo lo veo, hay cuatro piezas de poder clave dentro del mundo del snowboard. En primer lugar, el deporte de élite, que comprende a organizadores, sponsors, órganos directivos y, por supuesto, los pros. Después están los medios de comunicación, ya sea la NBC o Iwanksideways.com, todos ellos constituyen nuestra voz. También tenemos a los fabricantes y minoristas, y por último los snowboarders, o visto de una forma más cínica, los clientes.

Empecemos con la élite del snowboard, y un hombre llamado Jeremy Sladen. Puede que no te suene su nombre si no eres británico, pero Jez es el responsable de gran parte de la distribución en Europa, y del éxito o el fracaso de muchas marcas. Su mano firme a la hora de apoyar a las empresas que benefician al snowboard ha ayudado a marcas como Rome, Capita, Jones y Yes a competir frente al dominio de las grandes en el mercado británico, y a poder posicionarse en Europa. Si el snowboard fuera política, Jeremy sería muy de izquierdas, si no socialista, algo que sin duda le horrorizaría. Es un gran amante del snowboard, y opina que las Olimpiadas no tienen ningún valor para el practicante medio, y que de hecho han debilitado el deporte.

El snowboarder Shaun White en acción
Shaun White en el US Grand Prix, en Copper © Tyler Davis

 “Desde que el COI se ha aliado con la FIS, el resultado es que el órgano gestor del deporte (ISF) se ha derrumbado, y desde entonces no hay un organismo cohesionado cuyo único objetivo sea promover los intereses del snowboard en conjunto.”

Sin duda, eso es cierto, pero yo creo que ese “organismo que nos guíe” llegó bajo el nombre de Terje Haakonsen. No solo ha aportado su talento sobre la tabla a este deporte, sino también sus fuertes principios sobre quién debería dirigirlo. Lo malo es que los hemos desperdiciado. Terje fue considerado uno de los nombres más influyentes del snowboard cuando boicoteó las Olimpiadas de 1998, en un acto de altruismo por el bien del deporte. Pero nadie tuvo el valor de seguir su ejemplo. Puede que su poder de convicción perdiera algo de fuerza cuando escribió esa carta abierta al COI en 2011 (puedes leerla aquí), pero aun así inspiró a Chas Guldemond a crear la asociación de riders We Are Snowboarding; aunque, aparte de su creación, todavía está por ver su poder como colectivo. Aun así, creo que, con más solidaridad por parte de los riders, la industria y los medios, Terje podría haber conseguido mucho más.

Los X Games como parte del WST son un gran avance © Tyler Davis

 Por otro lado, el rejuvenecido World Snowboard Tour puede considerarse un rayo de esperanza; con una organización fuerte y una buena estrategia, ha conseguido ganar terreno a la FIS en su batalla por el boicot de las Olimpiadas. Pero todo apunta a que podría producirse un giro, y que podríamos asistir al boicot del WST durante los preparativos de PyongChang 2018.

Pero centrándonos en el presente, y en cuanto al poder que en realidad tiene el snowboard de élite, Jon Weaver, de Nike Snowboarding TM, un hombre que ha sido comentarista y director de riders en todos los grandes eventos de snowboard de la última década, lo resume bastante bien:

“Eventos, riders, marcas, Olimpiadas. Ninguno piensa en lo que es mejor para el snowboard a largo plazo, todos piensan en su propio beneficio. Ahora mismo, el snowboard está siendo arrastrado en direcciones distintas.”

Si miramos a la industria en conjunto, podemos concluir con seguridad que la élite del snowboard está demasiado ocupada librando su propia guerra civil de boicots, calendarios y patrocinios como para ser la fuerza que impulse el deporte. En el peor de los casos, la élite está sumida en el caos, y en el mejor, en periodo de transición. Pero, como dice Jeremy, sin una voz “cohesionada” que lo impulse hacia delante, el snowboard de élite es una fuerza fraccionada, y desde luego no una que se pueda decir que dirija el mundo del snowboard actual.

En la segunda parte de este artículo encontrarás un estimulante análisis de los fabricantes y minoristas… Prometo que será impresionante. Incluso mencionaré el nombre de ‘Shaun White’ en un par de ocasiones.

Related
Burton US Open
read more about
Next Story