Test de Tablas Spring Break - Happy Place de Slash

No te pierdas las tablas que más brillarán la temporada que viene, como la Happy Place de Slash.
Slash Snowboards - Happy Place
Slash Snowboards - Happy Place © Slash Snowboards
Por Danny Burrows

Este año el British Snowboard Tour no sólo ha cambiado de nombre y responde ahora al más pegadizo “Spring Break” sino que además ha invitado a cientos de campers a pasarlo en grande ripando la nieve papa primaveral de Kauntertal.

Desde allí pasaremos revistas diarias a las mejores tablas de la temporada 2013-14. Las pruebas las llevará a cabo el mismísimo Profesor Bacterio del snowboard – léase un enano, con casco, de nivel medio, con máscara y tabla.

La primera tabla que pondrá a prueba es la Happy Place de Slash.

Slash Happy Place

La superestrella austríaca del snowboard, Gigi Rüf, nunca ha sido de los que siguen al montón así que la noticia de una nueva marca de tablas hechas a su imagen se ha recibido con gran entusiasmo. La Happy Place es la tabla primer precio de su gama pero, fiel a su fundador, ofrece un riding creativo gracias a su shape y a un pequeño swallow tanto en el nose como en el tail. La primera impresión es buena – la tabla tiene un gráfico atractivo pero también llama la atención por su ligereza – y procura una sensación de vivacidad en el cambio de canto.

El shape poco convencional supone que hundir el tail e incluso aterrizar en switch en nieve profunda exija menos esfuerzo. La tabla es flexible pero ofrece buen pop lo que hace que sea un modelo juguetón para hacer trucos en el park o un poco de jibbing. Puede que a los riders más pesados les parezca una tabla algo blanda. Tras un aterrizaje fuerte, el swallow tail se dobló en exceso al planchar y salí catapultado de morros.

Dicen que los animales de compañía siempre se parecen a sus dueños y puede que se pueda decir lo mismo de las tablas. Si eres un freestyler dinámico, con agilidad gatuna, como Gigi, te lo pasarás en grande con esta tabla que rompe esquemas.

La Slash Happy Place es una twin verdadera, con una flexibilidad twin y un stance centrado. Añade a la fórmula un camber normal entre las fijaciones y obtendrás la respuesta y el pop que tanto le gustan a Gigi. Algo de rocker en el nose y en el tail (Camrock lo llaman) calman el temperamento de la tabla y una flexibilidad blanda completa un modelo que no echará atrás a los principiantes pero que sabrá hacer progresar al rider que quiera buscarle las cosquillas.

En otras palabras, poco importa como despegues o como aterrices con la Happy Place, siempre se deslizará como los dedos de Liberace sobre las teclas de un piano. El nivel de glamour que quieras darle después sólo dependerá de ti.
 

read more about
Next Story