Test de Tablas Spring Break - Turbo Dream de K2

No te pierdas el último modelo all-mountain de K2 que firmará la nieve de la temporada que viene.
K2 Dream
K2 Dream © K2 Snowboards
Por Danny Burrows

El Spring Break, en Kaunertal, llega a su fin para unos cuantos campers pero para otros todavía quedan tres largos días de riding sobre un terreno más que propicio para el freestyle. Añade a eso las fiestas Analog y los festines de salchichas en barbacoa con Westbeach y tendrás todos los ingredientes para que mañana te duela el coco a la hora de levantarte.

Hoy, hemos mandado a nuestro científico loco a probar la Turbo Dream de K2 que, según asegura la marca, es la tabla predilecta de Wille Yli-Luoma, team rider de la marca, y del recientemente desaparecido y fantástico snowboarder, Aaron Robison. Aaron ganó dos títulos de los The North Face Masters pero murió trágicamente en Chile en 2011. Si ves algunas de las cosas que era capaz de hacer con esta tabla te harás una buena idea de las posibilidades que ofrece.

K2 Turbo Dream

Esta es una de esas tablas all-mountain que en cuanto se calza se hace conocida. No hay tiempo de adaptación alguno al nuevo camber. Tampoco se dobla en exceso al planchar vuelos como suele ser el caso de la mayoría de las tablas de jibbing. Es una tabla que va… sola.

Si pasas la mayor parte del tiempo ripando pistas y de vez en cuando te dejas llevar por algún que otro fuera de pistas con nieve polvo, esta es una tabla ideal para ti (el nose ‘Tweak End’ planea muy fácilmente en nieve profunda). En cambio, si lo tuyo es volar todo el santo día puede que la Turbo Dream te salga un poco floja.

Es muy estable en línea recta y el canto aguanta muy bien pero también es más rígida y pesada que algunas de las tablas actuales. Eso hará que parezca un poco paquete cuando persigas a tus amigos los días de nieve papa (como ha sido mi caso).

Dicho esto, si lo que quieres es volar a lo grande, la Turbo Dream es un arma segura capaz de aguantar los aterrizajes más fuertes sin rechistar. Es una tabla con sentido, predecible e ideal para el rider old school.

Aunque nuestro probador no colgó la tabla con un entusiasmo desbordante tras su día de riding con la Turbo Dream se quedó con la impresión de haber ripado con un vehículo eficiente, seguro, sólido y bonito – la Turbo Dream es para los riders lo que un Volvo es para los padres.

Hablando de técnica, la Turbo Dream ha sido ideada para un uso all-mountain, con una geometría twin, un stance retrasado y presenta el rocker K2 All Terrain Rocker (rocker / plano / rocker) con elevación media Tweekend en el tail y en el nose para ofrecer una superficie extra a la hora de flotar en nieve profunda o planchar trucos.

Incluye además una base muy rápida, un sidecut combinado que ofrece un riding predecible y una buena absorción de vibraciones entre las fijaciones para ripar más tiempo y poder disfrutar de una herramienta fiable, para riders que saben lo que hacen.


 

read more about
Next Story