Go Hard or Go Home: Lorraine Huber

¿El lema de la freeskier austríaca? « La vida empieza al final de tu zona de confort… »
Lorraine Huber totalmente equipada en la montaña.
La vida empieza al final de la zona de confort... © Alex Kaiser
Por Jojo Cook

Nuestra nueva serie Go Hard or Go Home se fija en aquellas chicas que superan los límites del snow y del freeski. Esta vez te presentamos a la gran ganadora de las Freeride World Qualifying Series del año pasado, Lorraine Huber.

Lorraine Huber tuvo el tipo de infancia con la que todos soñaríamos. Crecio en Lech am Arlberg, en Austria, en una casa familiar a 100 metros de las pistas y su padre, monitor de esquí, prefirió llevarle a clases de esquí en vez de a la guardería. A la edad de ocho años, sus padres se mudaron a una de las mejores playas de Australia y volvían a Lech durante seis semanas al año para esquiar.

Pero no es sólo suerte y tener unos padres enrollados lo que le ha llevado hasta donde está hoy. Actualmente es segunda en el ranking del Freeride World Tour y ya cuenta con una larga lista de podios, películas y premios.
 

Lorraine Huber se enfrenta a vertientes verticales.
Ganadora de las Freeride World Qualifying Series © Sepp Mallaun

De joven, su entrenamiento se concentraba en el muy tradicional esquí alpino pero pronto descubrió el freeride, con su velocidad, sus líneas rectas y sus aéreos y se enganchó. Participar en el Red Bull Snowthrill, en Eslovenia, en 2004, le dio gusto por las competiciones de freeride y desde entonces no ha cesado de obtener grandes resultados en competición.

Ser la vencedora de las Freeride World Qualifying Series del año pasado le ha dado toda la confianza necesaria para el Tour de esta temporada y ha hecho dos terceros en las dos primeras etapas, en Chamonix y en Fierberbrunn. « ¡Es un comienzo de temporada fabuloso! Me sentiá muy a gusto compitiendo y lo he disfrutado un montón, sin nervios como podía ser el caso en el pasado. »
 

Lorraine Huber esquía en Alaska para Shades of Winter.
Premio a la "Mejor Freerider Feminina" © Patrick Orton

Para llegar a lo más alto sabe que tiene que mejorar su juego: « Hasta ahora he elegido líneas que sabía que podía esquiar muy bien y me he asegurado de poder hacerlas tan rápido como me fuera posible porque es un criterio clave para los jueces. Les gusta ver esquí poderoso y muy rápido. Sé que tengo que arriesgar un poco más e ir más a lo grande en mi próxima línea.

Ganar el premio a la "Mejor Freerider Feminina" en el International Freeski Fillm Festival del año pasado gracias a su parte en el vídeo femenino de freeski Shades of Winter fue el momento álgido de su carrera. Cuando uno piensa que era su primer viaje a Alaska no es de extrañar que estuviera más que encantada con el galardón: « Era la primera vez que iba y filmábamos líneas de alta montaña desde las cumbres, en zonas muy expuestas donde había que andar con mucho cuidado. Había grietas y secciones donde no te estaba permitido caerte… Es una experiencia que te llena de humildad, a veces incluso de miedo. »
 

Lorraine Huber en nieve polvo.
Su pasado de esquiadora alpina se ve en su técnica © Alex Kaiser

Con dos películas bajo el cinto para este invierno, Lorraine lidia a la vez con filmaciones, entrenamientos y su trabajo de guía. También organiza un camp 100% femenino llamado Progression Days, en Arlberg. Con un diploma universitario de económicas, además de una pasión por la escalada y por el surf, hace todo lo que puede para vivir su lema a fondo.

Recientemente, hemos recibido un edit fabuloso, tranquilo y meditativo de Lorraine. También le podrás ver compitiendo en el próximo evento del Freeride World Tour, en Snowbird, EE.UU., en www.redbull.com/es/snow

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los otros capítulos de Go Hard or Go Home con las esquiadoras Matilda Rapaport y Nadine Wallner.

read more about
Next Story