Danny Davis conquista el Arctic Challenge 2014

La estrella americana gana en el emblemático y vanguardista evento de Terje Haakonsen.
Terje Haakonsen volando.
Terje Haakonsen en el Arctic Challenge 2014 © Danny Burrows
Por Danny Burrows

Las finales del Arctic Challenge 2014 se han desarrollado bajo un cielo lechoso noruego y ante un público desbocado. El pipe estaba en perfectísimas condiciones igual que el resto de los obstáculos, que se habían retocado la noche anterior. Tras dos mangas, compuestas por una expression session y una ronda clásica de competición de pipe, Danny Davis se hizo con la victoria mientras que Markus Keller volvía a casa con el premio al mejor truco.

El Arctic Challenge de este año era todo cuestión de volver a aportar estilo y creatividad a las competiciones de pipe. Liberado de las obligaciones apremiantes de la TV, de las agendas apretadísimas y de los criterios de juicio muy estrictos, el evento desplegó un pipe de 22 pies repleto de obstáculos que invitaban a los riders y a un puñado de poachers a hacer gala de su mente creativa.

El día se dividió en dos sesiones de una hora - una en formato expression session y la otra una manga clásica. Los riders pasaban sin orden predeterminado y hacían todo lo que se les ocurría. Fue más una sesión entre amigos que una competición de snowboard por mangas.

El snowborder Arthur Longo.
Arthur Longo sobre la box © Danny Burrows

Durante la expression session se hizo gran uso de la box elevada, del wallride imponente, de la snow box y del quarter de la base del pipe, que fue el centro de atención de muchos de los riders. Allí es donde Gabe Ferguson, Terje Haakonsen y Danny hicieron unos handplants de lo más serios, algo sorprendente por parte de Danny puesto que estaba tocado de las costillas tras un rodeo fallido en snowskate el día anterior.

Kent Callister, Ben Ferguson y Benji Farrow lideraron el grupo desde los 20 primeros minutos pero eso era sin contar con los grandes veteranos del pipe, Danny Davis y Iouri Podladtchikov, que acabaron primero y tercero respectivamente.

El snowboarder Danny Davis en Oslo, Noruega.
Danny Davis, handplant en la snow box © Danny Burrows

Luego le llegó el turno a la manga clásica y de nuevo los competidores se salieron sin importarles haberlo dado todo en la sesión anterior.

Jake Pates sacó todo su jugo a la snow box, igual que el poacher Freddy Austbo y  Danny Davis. Tras los primeros 20 minutos Gabe Ferguson, Pates y Callister se habían colocado en el top 3 pero todavía les quedaban 40 minutos por delante.

Iouri subió de nivel. Hizo un backside lipslide en el wall seguido de enormes dobles frontside e hizo que el trabajo de los jueces, Greg Johnson, Ingemar Backman y Dani Sappa, fuera más difícil todavía.

El rider del Arctic Challenge, Iouri Podladtchikov
I-Pod en pleno Back Lip © Danny Burrows

Cuando sonó el bocinazo tras 40 minutos de gran espectáculo, Danny y Iouri habían vuelto a dejar claro su dominio, y volvieron a quedar primero y tercero respectivamente. Ese ranking vino a sumarse al de la primera sesión y eso fue lo que dio al miembro de la crew Frends y  creador de la competición Peace Pipe, Danny Davis, una victoria ampliamente merecida. Tras él quedaron Iouri y Kent Callister.

El snowboarder Jake Pates en el Arctic Challenge 2014.
Jake Pates en pleno tail press © Danny Burrows

"Es un puntazo poder ir a una competición en la que uno se puede divertir viendo ripar a los demás," decía Danny tras la ducha de champán del podio.

"En un evento normal sé exactamente qué es lo que van a hacer los demás pero en un evento como este he observado a todos. A Iouri hacer un backlip seguido de un doble front y a Ben Ferguson sobresaliendo a lo largo de todo el día. Todo eso te inspira y alimenta tu creatividad."

Un competidor hace un handplant en el Arctic Challenge 2014.
Uno de los muchos handplants estilados © Danny Burrows

El fundador del evento, Terje Haakonsen, estaba satisfecho con el evento:

"Ya no ripo pipe tanto como antes pero hacer handplants, slides y ripar diferentes tipos de obstáculos es muy divertido. Creo que todo el mundo se lo ha pasado en grande gracias a eso"

Pienso que un evento así es bueno para los riders, bueno para el deporte y bueno para el espectáculo.

Según Terje, era un "evento de prueba" que en el futuro irá a más si a los riders les gusta la idea de seguir por ese camino. Si es así, Terje asegura que el evento del año que viene será mucho más creativo todavía.

"Pienso que un evento así es bueno para los riders, bueno para el deporte y bueno para el espectáculo," dijo antes de poner rumbo a la cena de riders.

Esa era una opinión compartida por todos los presentes en el Arctic Challenge 2014, ya fueran riders o público congregado.

No te pierdas nuestra próxima serie sobre antiguallas y proyecciones futuristas del gran mundo del snowboard en el canal Snow de RedBull.com.

 

read more about
Next Story