Alaska para todos los bolsillos

Descubre cómo visitar Alaska y ripar sus montañas de ensueño sin gastarte una fortuna.
A snowboarder standing on top of a mountain in Alaska.
Alaska para todos los bolsillos © Markus Fischer
Por Markus Fischer

Alaska, un sueño para todo snowboarder pero fuera del alcance de la mayoría de los bolsillos… o eso es lo que muchos piensan. Pero con la ayuda de ciertos trucos puedes visitar y disfrutar de Alaska por mucho menos dinero del que imaginas.

Cada día, durante las próximas dos semanas, encontrarás un artículo aquí en RedBull.com/snow con trucos, vídeos y mucha información para hacer tu sueño realidad y poder visitar Alaska.

Llegar hasta allí
El mayor problema suele ser el billete de avión. Si quieres un billete de ida y vuelta para marzo/abril lo mejor es que lo compres antes de navidades, pues es cuando suelen ser bastante baratos.

Driving with an RV in Alaska at night.
Una gran autocaravana es el mejor hotel © Markus Fischer

Júntate con amigos y alquilad una autocaravana
Viajar y ripar es mucho más divertido si lo haces con amigos, y la mejor manera es juntar un grupo y alquilar una autocaravana.

En Anchorage hay varias empresas de alquiler de autocaravanas y, como su temporada alta es en verano, tienen ofertas muy buenas para el invierno.

La mejor época del año para viajar a Alaska es en marzo/abril; hay más posibilidades de buen tiempo y la nieve sigue estando excepcional hasta bien entrado el mes de abril.

Cinco amigos en una autocaravana sale a unos 300€ por cabeza y por semana. Lo cual no está nada mal si tienes en cuenta que por este dinero tienes coche Y cama.

Hiking the backcountry in Alaska.
La mejor combinación: splitboard y raquetas © Markus Fischer

¡Patea!
Dos cosas que sin duda deberías llevar contigo son tu splitboard y tus raquetas de nieve especiales para ascensiones. Con esto podrás llegar a todas partes y es la manera más barata de moverse por la montaña. Además, es la que procura mayores satisfacciones y te permite comprobar las condiciones de nieve durante la subida.

Si tienes la intención de bajar por corredores y paredes muy verticales, llévate una segunda tabla de snow, pero ‘normal’. Combina patear con otros medios de transporte (mira a continuación) para adentrarte más en las montañas.

The Tailgate Alaska freeride festival site
Tailgate Alaska © Markus Fischer

Visita Tailgate Alaska
Este festival de freeride tiene lugar cada año en Thompson Pass, cerca de Valdez, a finales de marzo. Son diez días dedicados exclusivamente a ripar en el backcountry y a conocer a gente que tiene los mismos intereses que tú. Los tickets cuestan unos 350€ por persona, e incluyen el uso de instalaciones de todo tipo y clases prácticas sobre el estado de la nieve.

El ambiente en el campamento es increíble, y conocerás a mucha gente que está buscando exactamente lo mismo que tú: ripar.

Las montañas de alrededor del camp son perfectas para splitboarding, y muchas motos de nieve te llevan por 15-20€ por viaje. Una manera excelente (y barata) de ir a zonas más remotas sin tener que andar enormes distancias.

Riding into the backcountry with a sled in Alaska.
Subiendo en moto de nieve desde el campo base © Markus Fischer

¿Subir en helicóptero por poco dinero? ¡Estás de broma!
Parece una contradicción, pero siempre hay una manera para subir en helicóptero sin que te salga por un ojo de la cara. No tienes por qué coger un forfait de un día entero (unos 870€ en Tailgate) para disfrutar de esta aventura. Si lo planeas bien, con medio día (mitad de precio) te lo puedes pasar igual de bien o mejor.

Habla con la gente que lleva el tema. Pregúntales por las “misiones”: son viajes a un único pico con la opción de varias subidas desde la base del mismo. Recuerda que necesitarás un mínimo de 4 o 5 personas (dependiendo del tamaño del helicóptero) para poder montar una misión, pero en Tailgate seguro que encuentras a muchos voluntarios.

Vistas desde un helicóptero en Alaska.
Lo máximo: subir en helicóptero © Markus Fischer

A partir de ahí adéntrate a zonas más remotas.
Una vez conozcas a gente con experiencia en Alaska, intenta acompañarles cuando se adentren en zonas más remotas. Prepara la logística con ellos. Si un día no es suficiente, llévate una tienda y un buen material de acampada invernal y pasa la noche en las montañas. Pregunta a los operadores por el coste de que os suelten en una zona remota y te vayan a buscar al día siguiente. Las posibilidades son infinitas. Y es muy posible que sea la mejor experiencia de tu vida.

Camping in the snow in Alaska.
Acampada salvaje: la gran aventura © Markus Fischer

Pero recuerda: las montañas de Alaska son muy vastas y remotas, pero también muy peligrosas. Nunca subestimes a la naturaleza y ve siempre con gente experimentada. Tienes que saber cómo utilizar tu material de seguridad y ve siempre con un guía, especialmente si vas a estar más de un día y en terreno glaciar.

Para aprender más sobre cómo moverse con seguridad en terreno peligroso, sobrevivir a noches heladas en una tienda de campaña, qué material llevar consigo y planear y ripar una bajada en Alaska, no te pierdas los próximos artículos.

Sigue la nueva serie de artículos y vídeos con información útil -de la mano de Tailgate Alaska- cada día durante las próximas dos semanas aquí en RedBull.com/snow. ¡Queremos que consigas hacer realidad tu sueño!

¿Quieres experimentar lo mejor de RedBull.com también cuando estás fuera de casa? Descárgate la nueva app para iPhone y Android.

read more about
Next Story