Nueva generación: Øystein Bråten – el futuro

Con mucha influencia old school, Øystein Bråten es lo que la nueva escuela necesitaba... ¿Por qué?
Oystein Braaten sonríe durante el European Freeski Open Laax 2014
Oystein Braaten © European Freeski Open / Christian Stadler
Por Kyle Meyr

Totalmente centrada en su deporte, la nueva generación de freeskiers parece tener las cosas claras. Con la dictatura estricta del estilo ultra fluido y amplio y con la exigencia aguda de la precisión robótica, los días de riding agresivo en el parque parecen ser un mero recuerdo del pasado.

Todo lo que ha hecho falta para cambiar las cosas ha sido un joven noruego.

Siguiendo los pasos de esquiadores como Andreas Håtveit o PK Hunder, Øystein Bråten es el futuro del  freeskiing. Con tan sólo 18 años, ya cuenta con ocho de práctica del freeski, varios edits muy virales y una participación en los Juegos de Rusia, el invierno pasado.

Rodeado de freeriders escandinavos tan legendarios como Åsmund Thorsen, pasó sus primeros años haciendo backcountry. Más adelante, el destino le llevó a los parques.

En mis primeros tiempos hice mucho más freeride. Pero también pasaba mucho tiempo pateando parques para hacer jibbing, que era lo que más me iba. Quería ser como Andreas (Håtveit).

Andreas Håtveit – hoy retirado del esquí de competición - ganó los X Games 2008, fue protagonista en 13 grandes producciones y acabó cuarto en slopestyle en Rusia, competiendo junto con Bråten. Casado, con un hijo, sigue esquiando por amor al deporte en una pista de slopestyle casera que tiene en el jardín de su casa, en Noruega.

Øystein Bråten en Folgefonna © Kyle Meyr

Øystein, que hizo su debut internacional junto con Håtveit en los edits de TGP, hace apenas unos años, se hizo famoso por ser uno de los riders de rails más llamativos. Más tarde, empezó a dejar las cosas claras en las pistas de slopestyle y dominó el mundillo de la competición. Gracias a esas victorias obtuvo una plaza en el equipo noruego y eso le llevó a debutar en Sochi.

El esquí de Bråten dio mucho que hablar y creó mucha expectativa dentro de la comunidad internacional freeskier.

Podía rotar en ambos sentidos, sobre los rails, tan confortablemente que ambos parecían ser el natural. También era capaz de clavar dobles muy limpios, e incluso un triple, en ambos sentidos. Era una fuerza que había que tomar muy en cuenta en el mundillo de la competición pero también consiguió protagonizar una gran parte en Supervention, la producción de Field Productions.

 

El freeskier Øystein Bråten se prepara para saltar en Folgefonna, Noruega.
A por todas © Kyle Meyr

A pesar de su juventud y de sus éxitos recientes, siempre hay algo que une a Øystein Bråten con la generación anterior, algo que va mucho más allá de la mera influencia a su estilo de esquí. Hay algo puro y simple en su entrega.

Para Øystein, todo ha sido siempre cuestión de esquiar.

Es un rider que dice tanto y con tanta pureza cuando calza los esquíes que no necesita ser una estrella ni hacer rellenos en sus edits. Son cualidades que recuerdan mucho al propio Andreas Håtveit de hace diez años: modesto y discreto pero extraordinariamente talentoso.

“Andreas es uno de mis esquiadores favoritos, siempre lo ha sido," comenta Øystein. "No creo que hubiese llegado hasta aquí de no ser gracias a él. Tiene una manera muy interesante de ver las cosas. Todo es cuestión de esquí."

Østein Bråten salta en Folgefonna, Noruega.
Safety grab en Fonna. © Kyle Meyr

El potencial de Øystein Bråten le llevará a dominar al mundo del esquí. Tiene previsto seguir sobre el mismo camino que ya ha tomado: esquiar todos los días, viajar, competir y filmar con el único objetivo de ser cada vez mejor y disfrutar de su riding. "Ahora viajo mucho, compito en eventos importantes y esquío parques perfectos... Ese ha sido siempre mi sueño."

Si no te quieres perder un sólo artículo de tu canal de Snow de RedBull.com, ¡síguenos en Facebook!

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

read more about
Next Story