Cómo ser pro en 3 etapas, con Ståle Sandbech

Partes de vídeo brutales, edits divertidos y viajes por el mundo. Ser pro parece fácil, ¿verdad?
© Jason Horton
Por Matt Barr

¿Cómo se hace para que sueños y realidad sean la misma cosa? Si hay uno que lo sabe es el joven noruego de 21 años, Ståle Sandbech, que acaba de concluir la temporada de su vida, una que incluye nada más y nada menos que una medalla de plata en Rusia.

También forma parte de los RK1, una crew de amigos de Noruega que han colgado algunos de los edits de parque más progresistas del momento. Cuando colgaron el primero de la serie, el mundillo del snowboard se quedó si habla. Estos chicos son la nueva escuela.

Dicho esto, ¿qué tres consejos crees que puede dar Ståle a todos aquellos que sueñan con poder ser pro un día?

1) El principio de las 10.000 horas
Según el autor de Outliers, Malcolm Gladwell, 10.000 horas de práctica (¡es decir una media de cuatro horas al día durante diez años!) es lo que hace falta para alcanzar niveles dignos de un "génio" en cualquier dominio que sea. Ståle creció a dos pasos de su estación y aprovechaba cada oportunidad que tenía de ir a ripar con sus amigos después de las clases.

“Mis padres también me apoyaron mucho. No me forzaban en ningún aspecto. Me llevaban a todas partes y luego me venían a buscar. Y cuando cerraban los remontes yo seguía ripando, pateando la pista una y otra vez, diciéndoles que esperaran un poco, que era la última. Y siempre me esperaban sin quejarse. Sí, mis padres tienen muy buen rollo."

En otras palabras: mientras otros riders estaban en casa tranquilos, Ståle hacía horas extra porque lo que más amaba era hacer snowboard.

El snowboarder Ståle Sandbech en acción
¿El secreto de Ståle? "Nada de ponerse nervioso" © Jason Horton

2) La importancia de una buena crew
Dicen que las cinco personas con las que más tiempo pasas son un buen reflejo de tu personalidad. Quién sabe si hay alguna verdad en eso pero está claro que tener un buen grupo de amigos que te apoye y te ayude a sobrepasarte es algo primordial, tal y como nos lo explica Ståle.

“Pienso que tener un grupo de amigos que estén tan felices de hacer snow como tú es importante. Nosotros solíamos hacer de todo con la tabla y siempre nos lo pasábamos en grande... A veces hacíamos apuestas para er quién planchaba primero tal o tal truco, cosas como esa. Todo el mundo era muy creativo y nos inspirábamos mucho los unos a los otros."

¿Y qué nos dice de entrenarse y de tener un entrenador?

“Tenemos un entrenador pero en lo que a mí respecta lo importante es tener a alguien que lo organice todo, que se ocupe de todo lo que no sea ripar... Nuestro entrenador es un gran rider también y progresa con nosotros y todos nos ayudamos mutuamente también."

¿Sueles visualizar las figuras?

“Sí, está claro. Hay que ser capaz de poder ver un truco en la mente, de sentirlo, antes de poder plancharlo por primera vez."

El snowboarder Ståle Sandbech hace un Frontside 1080.
Frontside 1080 bien marcado en Folgefonna © Jason Horton

3) ¡Divertirse!
El snowboard, después de todo, no es más que deslizarse montaña abajo sobre una especie de bandeja. Es algo que tiene que ser divertido. Entonces le hemos preguntado a Ståle qué es lo que hace falta para ser un gran pro además de pasar mucho tiempo ripando y de poder contar con un buen grupo de amigos...

“Hay que disfrutar... Nada de ponerse nervioso. Si está escrito que vas a ser pro, lo serás. Yo no creo que contratar a un entrenador sea algo que haga de tí un rider mejor que lo que sea capaz de hacer un buen grupo de amigos que te meten caña."

Ahí lo tienes: consejos simples pero fundamentales cortesía de Ståle. Trabaja bien tus fundaciones y dentro de poco valdrás oro.

¡No te pierdas las últimas aventuras de Ståle, en el vídeo del lector de arriba que acaban de colgar en la red!

Si no te quieres perder ningún artículo de tu canal de Snow de RedBull.com, ¡síguenos en Facebook!

¿Quieres vivir lo mejor de RedBull.com en tu móvil? ¡Descarga ya nuestra app en RedBull.com/app!

read more about
Next Story