Cosas personales: Viktoria Rebensburg

La estrella alemana nos habla de su pasión: hacer que los niños amen la nieve tanto como ella.
La esquiadora Viktoria Rebensburg en el Zugspitze
Viktoria Rebensburg en el techo del mundo © Marcel Lämmerhirt/Red Bull Content Pool
Por Riikka Rakic

La mayor promesa del esquí alemán, Viktoria Rebensburg, acabó sexta en el primer evento de la temporada, en Sölden (Austria), el pasado sábado. Tras esquiar con ciertas dudas en la primera ronda, Viktoria hizo el tercer mejor tiempo en la segunda, acabando a 0,31s del podio.

"Estoy muy contenta con mi segunda ronda. Esquié como sé que puedo. Ha sido un buen comienzo de temporada, especialmente cuando se considera lo difícil que estaba la pista, que tengo material nuevo y que empecé con el dorsal número 15," dijo, pocos días después de la prueba.

La esquiadora Viktoria Rebensburg en la Copa del Mundo de Sölden
Viktoria en la Copa del Mundo de Sölden © Agence Zoom

Además de sus esquís nuevos, otra gran novedad de esta temporada es que Vicky, con 25 años, es la nueva líder de su equipo ahora que la múltiple campeona Maria Höfl-Riesch ha colgado los esquís.

“Es algo nuevo para mí. María era una de las mejores del mundo y una gran compañera de equipo. Me va a hacer falta tiempo para aceptar ese papel pero, con siete temporadas de Copa del Mundo bajo el cinto, ya tengo mucha experiencia."

Viktoria llamó la atención del mundo del esquí en febrero de 2010, en Vancouver, donde se hizo con el oro en SG, con tan sólo 20 años. Desde entonces, ha coleccionado 10 victorias de Copa del Mundo FIS y 20 podios. En su colección de trofeos sólo falta una medalla de Campeona del Mundo. Y un tercer título en SG no estaría nada mal tampoco.

Viktoria Rebensburg en la Copa del Mundo de Lenzerheide
Viktoria dominando la pista © Agence Zoom

Siendo alguien que creció a dos pasos de un remonte, el esquí siempre ha formado parte de su vida. Ganar también es algo que le ha dado mucha confianza, determinación y voluntad.

Y así es como se ha forjado la filosofía de vida de Viktoria: "las cosas nunca salen como las tenías previstas". Lo ha aprendido a las duras.

"Antes tenía una mente muy determinada y quería forzar las cosas. Pero mi experiencia me ha enseñado que me lo tengo que tomar con más calma, que hace falta tomarse las cosas con cierta tranquilidad en la vida. Hoy día, me concentro en dar lo mejor de mí misma el día D pero sin forzar nada."

La esquiadora Viktoria Rebensburg en Lake Louise
Viktoria compitiendo en Lake Louise © Agence Zoom

Para relajarse, Viktoria suele volver a su hogar en Bavaria, donde pasa tiempo con familia y amigos.

"Para mí, ir a casa es volver a cargar las pilas. No hay nada como una buena partida de golf con mis amigos, en Tegernsee. La conexión con mis raíces es uno de mis fuertes. Me encanta viajar por el mundo y conocer culturas y gentes diferentes. Me encanta ir a Jamaica, a África del Sur y luego ir a hacer heliesquí en Alaska, por ejemplo. Pero viajar también es lo que hace que aprecie aún más volver a casa."

Para devolver a su tierra el amor que le ha dado, Viktoria ayuda a que los niños puedan descubrir la nieve. Tiene muchos planes para hacer que los niños de Bavaria puedan disfrutar de los beneficios del deporte, en plena salud y haciendo ejercicio.

"Para mí es importante tener objetivos nuevos, desarrollarme y crecer sin cesar. Ayudar a los niños de mi región es una manera de dar las gracias a todos los que me han dado tanta fuerza y energía."

¡La temporada de esquí ha empezado, si no te quieres perder ningún artículo, síguenos en Facebook!

read more about
Next Story