¡Vuelve Lindsey Vonn! Entrevista exclusiva

Lindsey habla de su difícil camino hacia la recuperación y la próxima carrera de Lake Louise.
Retrato de la esquiadora Lindsey Vonn en Sölden
Lindsey Vonn en Sölden © Erich Spiess/ASP/Red Bull Content Pool
Por Riikka Rakic

Han pasado 11 meses desde que la superestrella americana Lindsey Vonn compitiera por última vez.

Ahora vuelve a calzar los esquís y compitirá por primera vez el próximo viernes 5 de diciembre, en la prueba de descenso de Lake Louise, en Canadá.

Hemos entrevistado Lindsey en exclusiva para conocer, de primera mano, los detalles de sus vivencias.

Ha sido un camino difícil para Vonn tras dos lesiones de rodilla y una recuperación lenta y complicada. Su última carrera fue en una Copa del Mundo, en Francia, el 21 de diciembre de 2013. Allí, se le dislocó la rodilla tras un salto.

Justo antes, Vonn tuvo dos lesiones de ligamentos cruzados en 2013: la primera fue tras una caída muy aparatosa en el Campeonato del Mundo de Esquí, en Austria, en febrero, y la otra durante en un entrenamiento de velocidad en EE.UU, en noviembre, y que exigió otra operación complicada en enero de este año.

Vonn está agradecida por todo el apoyo recibido, día tras día: "Junto con mis fans, mis amigos y mi familia han sido una gran ayuda. Me han apoyado cuando me sentía mal y me han hecho reir," dice Vonn.

Primer entrenamiento de Lindsey en Lake Louise en diciembre de 2014
Primer entrenamiento de Lindsey en Lake Louise © Agence Zoom

Mientras luchaba para volver a lo más alto, su mayor inspiración fue su novio, Tiger Woods. "Tiger es un tipo duro. Trabaja durísimo. Ha sufrido muchas lesiones a lo largo de su carrera y siempre ha vuelto a la cumbre. Es una gran inspiración para mí."

Tras sufrir grandes dolores durante dos meses, Lindsey lo dió todo para volver a calzar los esquís. "Lo más difícil de la rehabilitación fueron los primeros meses cuando tenía movimientos muy limitados," recuerda. "Después, junto con mi fisio, lo trabajamos todo, del equilibrio a la fuerza pasando por la pliometría."

No me quedaba nada en la pierna, tan sólo piel y nada de músculo.

"Tuve que volver a empezar desde cero. Fue eterno y supuso mucho trabajo. No hay nada que no hiciera," nos confía. "Pero me encanta trabajar duro, me encanta ir al gimnasio. Me encanta sobrepasarme."

Lindsey Vonn entrenando en Lake Louise
Lindsey en Lake Louise, Canadé, Dic. 2014 © Agence Zoom

Lo que separa a Lindsey del resto es su confianza total en su nivel y su amor incondicional por el esquí.

Algo sorprendente, no le hizo falta ayuda alguna de un entrenador mental para eliminar los efectos psicológicos negativos de las caídas.

Nunca he sentido miedo, ni nervios de volver a competir. Sólo ganas.

"No necesité la ayuda de nadie. Creo en mí misma y en el trabajo que he hecho. Con eso me vale."

Los malos tiempos han acabado. A principios de octubre volvió a calzar los esquís y desde entonces el entrenamiento de Vonn no ha dejado de progresar. A pesar de ello, sigue con esmero una estrategia muy particular para volver al mundo de la competición y debido a ello optó por no participar en las carreras FIS de Copper Mountain, donde la élite mundial mide su estado de forma para la temporada.

Con la dedicación de Lindsey está claro que los resultados serán fieles a la cita. Está contenta de poder volver a esquiar y a competir. "La lesión sólo me ha hecho apreciar aún más mi deporte y lo que hago. No siento nervios de volver a competir. Sólo estoy contenta y me encanta lo que hago. Disfruto de cada minuto cuando calzo los esquís," sonríe.

Para Lindsey, Lake Louise es un sitio muy especial porque ha ganado allí nada más y nada menos que 14 veces y son 14 buenas razones para elegir ese evento para su vuelta a la competición. De hecho, desde hace años, Lake Louise ya no se llama así... lo llaman "Lake Lindsey".

Mira un primer vídeo de Lyndsey entrenándonse en su página en Facebook.

¡Bienvenida de nuevo Lindsey!

¡Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos de esquí, SÍGUENOS en Facebook!

read more about
Next Story