Los 10 momentos más emocionantes de Streif

Descubre los 10 momentos más intensos de la historia de la carrera más impresionante del mundo.
 Hannes Reichelt corriendo en Kitzbühel (Austria)
Hannes Reichelt © Agence Zoom
Por Riikka Rakic

La prueba de descenso de Hahnenkamm, en Kitzbühel, tiene lugar en la pista de Streif desde 1937. No hay ninguna otra carrera de esquí que provoque tantas emociones. Las emociones extremas que evoca esta pista en los fans y seguidores es espectacular. Hemos recopilado 10 de los momentos más emocionantes de la historia del evento para que experimentes desde casa toda la magia de Kitzbühel.

1. Momento de estupor - 19 de enero de 2008: la estrella americana Bode Miller, uno de los esquiadores más superdotados de la historia de la Copa del Mundo, dejó literalmente sin habla al público que se apiñaba hasta la bandera para verle. Acabó segundo.

El esquiador Bode Miller en Kitzbühel, Austria, 2008
Bode Miller en Kitzbühel, 2008 © Agence Zoom

2. Momento de asombro - 21 de enero de 2012: el suizo Didier Cruche es el único esquiador que ha conseguido ganar el descenso de Streif cinco veces. En 2012, se hizo con el récord tras su tercera victoria consecutiva, dos días después de anunciar su retirada del mundo de la competición. Mientras, su victoria de 2011 fue sin duda la más impresionante de la historia de la prueba. ¡Dejó al público totalmente asombrado!

El esquiador Didier Cuche en Kitzbühel, Austria, 2011
Didier Cuche en Kitzbühel, 2011 © Alexis Boichard/Agence Zoom

3. Momento de horror - 22 de enero de 2009: la segunda ronda de entrenamientos de 2009 hizo historia con una caída horrenda en el salto final. El suizo Daniel Albrecht esquiaba a 140 km/h cuando perdió el equilibrio en el aire. El golpe marcó a todos los testigos presentes.

Caída de Daniel Albrecht en Kitzbühel, Austria, 2009
Caída de Daniel Albrecht en Kitzbühel, 2009 © SAMUEL KUBANI/AFP/Getty Images/GEPA

4. Momento de conquista - 12 de enero de 1980: Ken Read se convierte en el primer canadiense que gana el descenso de Streif. Durante 4 años, los canadienses reinaron allí, con las victorias siguientes de Steve Podborski (dos veces) y Todd Brooker. No ha vuelto a haber ninguna otra época sin dominación europea del evento.

Ken Read en Kitzbühel
Ken Read en Kitzbühel © Toronto Star Archives/Toronto Star via Getty Images/GEPA

5. Momento de determinación - enero de 2014: a lo largo de los años, la prueba de Streif se ha convertido en un momento clave de la temporada para la ciudad, el mundo del esquí y los fans. ¡Cuando el tiempo no coopera con temperatura altas y falta de nieve, los organizadores no se amedrentan y traen nieve en helicóptero desde las cumbres para salvar la cita tan esperada!

Fans felices en la línea de meta de Streif
Fans felices en la línea de meta de Streif © Planet Watch

6. Momento de celebración - enero de 1999: el ambiente en Kitzbühel es de otro mundo, tanto para los competidores como para el público. En 1999, 100.000 personas fueron a ver la prueba. ¡Si todavía no has ido nunca, apunta las fechas de la próxima edición en la agenda: 22-25 de enero de 2015!

Rertrato de la esquiadora de descenso Traudel Hecher
Traudel Hecher © Private Collection/Agence Zoom

7. Momento de dominación femenina - enero de 1961: la austríaca Traudl Hecher-Görgl, madre de los esquiadores Lizz y Stephan Görgl, fue la última ganadora de la carrera de Streif. Lo ganó todo: el descenso, el slalom y, por supuesto, el combinado tradicional de Kitzbühel.

El esquiador Hannes Reichelt celebra la victoria en Kitzbühel (Austria)
Hannes Reichelt © Agence Zoom

8. Momento de júbilo - 25 de enero de 2014: tras una sequía de ocho años seguidos, Hannes Reichelt sobrepasó unos dolores agudos y problemas físicos para dar a los locales otra victoria tan esperada.

El esquiador Hans Hinters en Kitzbühel, Austria, 1974
Hans Hinterseer, 1974 © Private Collection/Agence Zoom

9. Momento de orgullo - 27 de enero de 1974: Hansi Hinterseer hace historia en la prueba de Hahnekamm ganando en 1974. Todavía hoy, sigue siendo el único local de nacimiento de Kitzbühel que ha ganado la prueba.

El esquiador de descenso Hermann Maier en la salida en St. Anton Austria, 2001
Hermann Maier en la salida © Michael Kienzler/Bongarts/Getty Images/GEPA

10. Momento de respeto - cada año en enero: ni las cámaras HD más vanguardistas hacen justicia a la vertiente de la pista de Streif. La sección más empinada, con 85% de vertiente, es la del comienzo de Mausefalle. Allí, los competidores hacen saltos de hasta 80 metros. ¡Añade a eso la preparación para la carrera y el resultado es una pista de hielo puro! ¡Está claro que no es para los débiles de corazón! ¡Ve y descúbrelo tú mismo!

El esquiador Didier Cuche en Kitzbühel, Austria, 2010
Didier Cuche salta la porción de Mausefalle © Johannes Simon/Getty Images/GEPA

(bonus) Momento de pasión: muchas leyendas del esquí tienen una relación de amor y odio con la carrera de Streif. Eso incluye a gente como Hermann Maier cuya pasión por Hahnenkamm le dió cinco victorias en super-G y un título de descenso. De la misma manera, el suizo 19 veces campeón de Copas del Mundo de descenso y Campeón del Mundo Peter Müller nunca consiguió domar a la bestia de Streif, a pesar de sus 16 intentos.

read more about
Next Story