Kashmir Calling: mírala AHORA

Tres snowboarders viven una aventura única.
Por Jason Horton

En las faldas de la cadena montañosa más grande del mundo, Gulmark es una estación diminuta del Himalaya que recibe montones de nieve. Tiene un teleférico que lleva a los visitantes hasta 3.980 metros. Es el más alto del mundo.

Pero también es una frontera salvaje. Llegar ya es de por sí toda una aventura, con una carretera poco segura que, con regularidad, la barren las avalanchas. Por si fuera poco también está en la frontera entre India y Pakistán, en una zona militarizada. En otras palabras, si lo que quieres es un viaje diferente, has dado con lo que buscabas.

Eso es exactamente lo que buscaban Florian Wagner y los pros Elias Elhardt, Knut Eliasson y Marc Swoboda: paisajes increíbles y la excitación de saber que, en cualquier momento, puede estallar un conflicto.

Llevo muchos años viajando por el mundo con la tabla pero nunca he visto nada como esto.

- Elias Elhardt

Es una locura de viaje: conduces por carreteras maltrechas, atresando pueblos de una pobreza extrema y luego pasando junto a hoteles de gran lujo, ripas un bank slalom un día bajo lo niebla y al día siguiente está haciendo heliboarding bajo cielo raso... La crew vivió momentos que no olvidarán nunca y que sobrepasaron con creces sus mejores expectativas, tanto en lo que al riding como a la cultura se refiere.

¿No te quieres perder ningún artículo de tu canal de Snow de RedBull.com? ¡Síguenos en Facebook!

read more about
Next Story