Los secretos de ser juez en freestyle

Desubre cómo puntúan los jueces del mundo del freestyle y qué aspectos tienen en cuenta.
Bobby Brown en el Red Bull Mega Slope de 2013
Bobby Brown en el Red Bull Mega Slope de 2013 © Blake Jorgenson/Red Bull Content Pool
Por Duckstance.com, David Ortlieb

Ser jurado es una ciencia en sí misma y siempre ha sido algo muy controvertido. ¿Cómo se puede valorar un deporte como el freeski? No tienes unas reglas establecidas ni unos criterios fijos para puntuar ciertos trucos, como sí los hay en deportes acrobáticos o en el patinaje artístico. No debería haber demasiadas ataduras, ya que siempre quieres mantener la parte de 'libertad' del freeski. Y, por eso, como juez, no sigues unas reglas estrictas, sino una filosofía concreta.

A esta filosofía se le llama 'impresión general'. Es lo que hace que el deporte sea libre y esté en desarrollo constante, evitando estar limitado por las reglas. Sin embargo, este tipo de valoraciones pueden ser muy subjetivas. Pero ese es uno de los objetivos: permitir que los jueces emitan su propia opinión. De esta forma no habrá restricciones y la evolución del deporte dependerá únicamente de los atletas.

Markus Eder
Markus Eder © Alessandro Belluscio/Red Bull Content Pool

Y ahora, un juez, ¿qué entiende por 'impresión general' ?
Juzgar la impresión general no sigue unos aspectos de puntuación concretos para cada truco. A la hora de valorar se basan en unas pautas y dejan espacio para la creatividad de los riders. A una ronda se la mira como un todo y no como una sucesión de trucos.

La impresión general abarca los siguientes aspectos:

• Ejecución
• Dificultad
• Amplitud
• Variedad
• Progresión

Estas directrices generales dejan a los jueces el espacio suficiente para adjudicar los puntos que estimen oportunos.

Ejecución: ¿Cómo se ha llevado a cabo el truco? Despegue, agarre, control, estilo y aterrizaje.

Dificultad: ¿Qué grado de dificultad tiene el truco? El objetivo aquí no es contar el mayor número de giros o de vueltas, sino la combinación de grabs y ejes/rotaciones. De esta forma, un truco sencillo con una combinación especial se puede convertir en una maniobra bastante difícil.

Amplitud: ¿Cómo ha sido la trayectoria? Con una buena trayectoria de vuelo tienes ganada la mitad de la batalla. Eso no quiere decir que un rider lo ha hecho mejor cuando ha saltado más lejos. No se anima a los riders a aterrizar más allá de lo estipulado. Una buena amplitud incluye un despegue limpio, una trayectoria de vuelo bonita y fluida y un aterrizaje en 'el punto ideal' del centro de la zona de aterrizaje.

Amplitud
Ejemplo de amplitud © Red Bull

Variedad: ¿Cuántas variaciones ha ofrecido la ronda? Combinar direcciones, ejes de rotación y agarres es esencial para tener una buena puntuación y poder mostrar el repertorio de un rider.

Progresión: ¿Se trata de un truco nuevo? La progresión es lo que lleva al deporte a nuevas esferas. Aquí se incluyen los trucos más nuevos y menos utilizados, los agarres, las variaciones y las línea escogida de la pista.

Una ronda se basa en estas pautas y se compara con las rondas anteriores. Por supuesto, los jueces no recuerdan todas las rondas de un torneo, así que se ven obligados a apuntar las claves.

¿Qué claves son esas? Os dejamos la forma en que los jueces documentan las rondas de los riders con abreviaturas con el fin de comparar y valorar a los atletas.

Jon Olsson consigue la altura perfecta
Jon Olsson nos muestra la altura perfecta © Mattias Fredriksson/Red Bull Content Pool

Gama
Antes de un torneo, todos los jueces observan el entrenamiento con el objetivo de evaluar el nivel de cada intento. Crean una especie de gama de puntuación y las rondas son categorizadas en tres grupos: por debajo de la media, en la media y por encima de la media.

Cada juez da una puntuación de entre 0 y 100 para establecer la media y saber dónde está el listón de cada intento.

Pilar de las puntuaciones
Entre las cinco y las diez primeras rondas de un torneo delimitan lo que son el 'pilar de las puntuaciones'. El resto de intensos se evalúan en torno a esos primeros.

Si dos de los intentos están al mismo nivel, las cinco pautas descritas arriba son las que determinar cuál ha sido mejor.

Por ejemplo, en un torneo en el que ambos riders eligieron una línea similar y unos trucos parecidos, lo que haría decantarse la balanza hacia uno u otro lado podría ser la estabilidad y confianza con la que haya afrontado el kicker.

¿Te gustan nuestras historias? ¡No te pierdas ninguna y síguenos en Facebook y en Twitter!

read more about
Next Story