El retorno de Lindsey Vonn

Hablamos con la estadounidense para que nos cuente cuáles son sus expectativas esta temporada.
Lindsey Vonn volverá muy pronto a competir
Por Josh T. Saunders
Es posible que hayas echado de menos a Lindsey Vonn, una de las riders de esquí alpino más laureadas de la historia, este fin de semana en Sölden. Te contamos por qué:

Después de 10 semanas de inactividad, Vonn volvió a las pistas hace unos días en Austria. La estadounidense se fracturó el tobillo en un entrenamiento en Nueva Zelanda en agosto y, tras casi cuatro meses de rehabilitación intensiva, dijo que comenzaba a sentirse mejor. Pero, a pesar de los avances, Vonn decidió no competir en la apertura de la temporada de la Copa del Mundo en Sölden, Austria.

En su Facebook personal escribió el siguiente mensaje: “Estar de vuelta en la nieve los últimos dos días ha sido increíble... En las pocas salidas que he hecho desde que regresé a entrenarme me he sentido fuerte, confiada y he estado esquiando sin dolor. Sin embargo, el hielo presente en la pista, junto con el hecho de que solo han pasado 10 semanas desde que me fracturé el tobillo me han hecho tomar la decisión de no correr mañana".

Tras la renuncia de Vonn a disputar la ronda inaugural austriaca, hablamos con ella y nos confirmó que muy pronto la lesión se convertirá en cosa del pasado. Después de meses de intensa terapia física, entrenamiento y mucha recuperación, las miras de Vonn están puestas en lograr un nuevo título mundial.

Para empezar, ¿qué se te pasó por la cabeza cuando te pusiste los esquís de nuevo?
Estaba muy emocionada. He trabajado muy duro para volver a la nieve tan rápidamente. Los médicos no estaban seguros de cuando volvería, pero creo que superé sus expectativas. Así que llegar a la cima de la montaña y ponerme mis esquís fue muy, muy emocionante. Pensé que una vez que completara algunas curvas me quedaría bastante claro si mi tobillo estaba lo suficientemente bien como para competir. Era sólo una cuestión de cogerle el punto a la montaña.

¿Qué tipo de rehabilitación has seguido?
No se trataba de fortalecer mi tobillo, sino de darle al hueso el tiempo suficiente para sanar, y al mismo tiempo mantener la fuerza en mis piernas y mi condición física habitual. Esa fue la parte más difícil, ser creativa y tratar de encontrar la manera de mantenerme en forma aún sin forzar el tobillo. Ha sido genial pasar tiempo en Santa Mónica, en la sede de Red Bull, y trabajar con su tecnología y personal deportivo. Yo y Lindsay Winninger, mi entrenadora personal, hicimos un gran trabajo encontrando ese equilibrio.

¿Qué objetivo tienes esta temporada en la Copa del Mundo? ¿Cómo crees que afectará tu preparación mental y física?
Mentalmente, yo siempre estoy preparada. He superado muchas lesiones en mi carrera, así que no estoy preocupada por eso en absoluto. Es sólo una cuestión de si estoy físicamente preparada o no. Una vez que lo esté, lo que quiero es defender mi título de Super Gigante y luchar por el global.

Si quieres estar al día de los progresos de Lindsey y no perderte ninguna de nuestras historia, dale a me gusta a nuestra página de Facebook y síguenos en Twitter.

read more about
Next Story