Huye de un volcán con tus esquís y no mires atrás

No te pierdas el vídeo en primera persona y la narración de la prueba más apocalíptica del invierno.
Red Bull Out of Hell 2015: paisaje maravilloso Chile
Paisaje celestial el de Red Bull Out of Hell © Juan Luis De Heeckeren/Red Bull Content Pool
Por Sergio Betancourt y Cristián Anguita

Experimenta los sentimientos y pensamientos que despierta una prueba como el Red Bull Out of Hell a través del ganador del evento, Cristián Anguita, en las siguientes líneas...

El primer desafío para los organizadores del Red Bull Out Of Hell fue elegir un volcán de los miles que hay en Chile. Una vez hecho esto, crearon una prueba sin precedentes reuniendo a participantes de diferentes niveles de esquí y agilidad freeride con el objetivo principal de que experimentasen el instinto más básico del ser humano: la supervivencia.

El volcán elegido fue el Puyehue, situado en Región de los Ríos (Chile), donde se produjo la imponente erupción volcánica del Puyehue en 2011.

Cuando recibí la invitación para participar acepté inmediatamente porque este se trataba de un formato de evento revolucionario y ya sabía lo que era esquiar y escalar el volcán con anterioridad. Pero nunca había ascendido con esquís en pleno invierno, aunque era una de mis planes futuros.

Métete en el pellejo de esta prueba apocalíptica y siente como si fueras uno de los participantes: echa un vistazo al vídeo de #OutofHell:

© Juan Luis De Heeckeren/Red Bull Content Pool

El panorama era increíble, con 70 riders llegando en helicóptero al centro de un cráter cubierto de nieve, o lo que es lo mismo, a la salida de la prueba. La misión era escapar de una erupción volcánica imaginaria en esquís. Para ello, estas valientes almas tenían que avanzar por el contramuro con los crampones antes de bordear el cráter haciendo esquí y escalada. El último paso era una larga bajada esquiando mientras rodeaban el volcán hasta llegar al refugio El Caulle, donde los participantes estarían a salvo del monstruo de fuego imaginario que les perseguía.

Cuando llegó el día de la competición, la escena era más parecida al paraíso que al infierno, con toda esa nieve fresca y el sol brillando en un increíble paisaje, además de competir en compañía de grandes personas. Los atletas iniciaron la marcha con el sonido de una alarma de peligro con un objetivo común: escapar y llegar al refugio.

A pesar de que el paisaje era espectacular, no hubo tiempo para entretenerse y apreciarlo. Teníamos que huir dando el 100% de nuestra agilidad física y poniendo a prueba nuestra resistencia y habilidades de esquí y escalada.

Esta temporada había estado más alejado de la montaña de lo que me hubiera gustado, así que no tenía grandes expectativas de victoria ni de lograr resultados importantes, sobre todo después de ver el nivelazo del resto de participantes. Pero según iba pasando el día, mejor me sentía.

Después del primer punto de control me sorprendió mucho que solo tuviera un participante por delante. Estuvimos así hasta que llegamos al último punto de control, donde empezaba el descenso.

El gran esquiador argentino Niki Salencon seguramente recordará la última erupción volcánica de la zona, ya que dejó la región de Bariloche con un nublado cielo gris y la nieve llena de ceniza. Mejor no pensar en ello, es agua pasada (por suerte).

Lo único que quedaba era esquiar hasta el refugio. Empezamos sin saber qué dirección tomar, pero conscientes de que solo uno de nosotros 'escaparía'. A mitad de camino me di cuenta de que realmente no sabía dónde iba- Entonces, recordé que cuando te pierdes en el monte, estás perdido de verdad. Motivo por el que dejé de lado mis impulsos de adrenalina y de ir a la carrera y paré.

Tras un momento de parón y mirar alrededor en busca del refugio, me percaté de que estábamos avanzando en dirección contraria y, con los esquís en mis brazos, decidí cruzar a una ladera que pensaba que me llevaría a la cabaña en una dirección más directa. Ese movimiento me permitió adelantar a Niki y ser el primero en llegar al refugio, seguido muy de cerca por otro esquiador argentino, Lucas Swikowsky.

Cansado, pero feliz de que todos fuésemos capaces de huir de un lugar al que la mayoría estamos deseando volver. Porque la montaña solo te deja escapar durante un tiempo...

¿Quieres estar al día de todas las noticias de RedBull.com/Snow? ¡Danos un LIKE en Facebook y en nuestro Twitter!

read more about
Next Story