5 formas de mejorar los días grises de snowboard

¿Te aburre tu tabla? ¿Las montañas te parecen planas? ¡Sigue estos consejos y llénate de diversión!
5 consejos para que te guste más el snowboard
5 maneras de dar vida a tu amor por el snowboard © linguistine.com
Por Jason Horton

Ay, nuestro snowboard... es vivir un sueño hecho realidad. En el mismo momento en el que saltes del telesilla al polvo fresco y profundo y recuerdes el día que te espera, te alegrarás de haber echado esa barrita energética en la mochila: no vas a parar para comer.... y lo sabes.

Excepto algunos días... aquellos en los que parece que el bar de la estación te llama para que te quedes con él, aquellos en los que te encuentras con unas condiciones asquerosas: cielo gris, nieve gris y... snowboard gris.

Pero no se puede ver el vaso medio vacío y porque las condiciones no sean las ideales, no te puedes lamentar y quejarte sin más... ¡hay que buscar las mejores alternativas! Aquí os dejamos cinco formas para cambiar tu estado de ánimo dentro de una pista de esquí:

Cambia tu forma de ripar
Todos hemos cambiado alguna vez la postura durante un par de minutos en una ronda fácil, pero, la próxima vez que te sientas atrapado en la rutina, márcate un 'desafío para todo el día'. Empieza con una ronda facilita con algunos giros sencillos, nada de lujos. Haz que los trayectos sean limpios, ¡sin derrapar ni darte la vuelta!

Después de un par de vueltas te habrás acostumbrado a los cambios y empezarás a estar preparado para utilizar tu habitual repertorio de trucos... pero con un nuevo y espectacular nivel de movimientos corporales. Al final del día sufrirás muchas agujetas, pero habrás ejercitado cuerpo y mente al completo, ya que el cerebro habrá estado funcionando continuamente mientras intentabas ripar en otras posturas.

Ve a lo más pequeño
Todos hemos visto a esos chavales atacando las montañas sobre sus snowblades, o como se les conoce mayoritariamente, 'Big Feet' y, seamos sinceros, nos hemos sentido un poco superiores a ellos. Pero, en el fondo, parecen divertirse, y mucho. Así que la siguiente vez que te encuentres en una estación de esquí sin nada más que un pobre snowpark y un campo sin polvo del bueno para entretenerse, alquila unos snowblades, o mejor aún, un snowboard para niños.

Todos estos pequeños obstáculos harán volver la diversión a primer plano y ese sombrío campo nevado se transformará instantáneamente en un maravilloso mundo perfecto para ser ripado de forma épica y en proporciones mini.

Aprende un nuevo grab
Preferiblemente, uno muy absurdo. Agarra una tabla de snowboard que se ate a los pies (para copiar al skate) y eso ya es algo un poco inútil, pero hay que hacerlo sí o sí. Así que, venga, elige tu ubicación preferida y no dudes en prepararte un Rocket Air/Roast Beef/Seatbelt... No pares hasta que no lo claves.

Haz un vídeo retro
Seamos realistas: nunca serás tan bueno como los chavales de los vídeos. Pero, ¿qué pasa con los chicos de 1985? ¡Claro que sí, esos chavales tenían peor estilo que tú! ¿Cómo volver a esa época? Ve a tu tienda de artículos de segunda mano para comprar unas gafas súper cómicas y un estridente y colorido vestuario, hazte un peinado al estilo de Shaun Palmer y descarga una aplicación para tu smartphone para grabar con calidad VHS.

Marca tu estilo
V-Turn, Eurocarve, o como quieras llamarlo, es uno de los movimientos más clásicos, inventado por los grandes protagonistas de los años 80 y perfeccionado por la leyenda de la competición Serge Vitelli, es el estilo que marca la diferencia (irónicamente).

No hay nada más satisfactorio que encontrarte con una parte tremendamente lisa de la pista, como si fuera nieve de pana, poner a tu pequeña tabla sobre un rail y atacar con una serie de giros inolvidables. Una vez que tus Eurocarves estén perfeccionados y seas capaz de enlazarlos en forma de S, estás preparado para el desafío definitivo: un completo 360.

¿Quieres estar al día de todas las noticias de RedBull.com/Snow? ¡Dale un LIKE a nuestro Facebook o síguenos en Twitter!

read more about
Next Story