El patio de recreo de Markus Eder

El freeskier nos muestra el lugar que ha servido de base para toda su carrera.
© Tero Repo/Timeline Missions
Por Beanie De Le Rue

Fadner Alm es una cabaña que no tiene agua corriente, calefacción o cuarto de baño, vamos que no tiene casi nada. Pero fuera de Fadner Alm hay una nieve en polvo casi virgen, rodeada de acantilados, líneas y corredores.

Fadner Alm es el patio de recreo de Markus Eder.

En estas montañas el atleta despliega su estilo usando los elementos naturales que tiene a su alrededor. Markus nos enseñó la vieja cabaña de pastores que su padre solía emplear en verano para cuidar animales. Un lugar que ahora se ha convertido en un paraíso durante el invierno.

Retrato del freeskier Markus Eder.
Markus Eder © Tero Repo/Timeline Missions

¿Qué edad tenías cuando empezaste a esquiar?

Tenía tres años cuando mi madre me puso los esquís de plástico de mi hermana mayor. Mi primer paseo fue detrás de nuestra casa. No fue idea de mi madre sino mía pues me daba envidia ver a mi hermana esquiar.

¿Empezaste haciendo esquí de velocidad?

Sí, como la mayoría de los niños en el valle donde me crié. Luego cambié de material a los 14 años. Durante un tiempo practiqué sobre todo el snowboard. En todo el valle sólo dos de nosotros teníamos esquís con twin tip (con los extremos doblados hacia arriba).

¿Siempre has disfrutado del freeride o es algo que has empezado a hacer más tarde en tu carrera?

Al principio sólo pensaba en esquiar en el snowpark pero cuando la nieve estaba bien también salíamos a hacerlo en el bosque entre los árboles.

Empecé a hacer esquí sobre nieve polvo en 2011 cuando terminé segundo en el Red Bull Linecatcher. Desde hace dos años disfruto mucho del freeride y del touring.

¿Tu padre te ha influido en tu amor a la montaña?

Por supuesto. Mi padre y mi madre. Ambos me llevaban a la montaña cuando era un niño y ahora están obsesionados con el touring, mi madre más que mi padre. La pasión siempre ha estado ahí. Me alegro de que me la hayan inculcado.

¿Qué edad tenías cuando visitaste por primera vez Fadner Alm?

Había pasado a unos cientos de metros por debajo y por encima en multitud de ocasiones pero no había un sendero hasta la cabaña así que fui por primera vez hace tres años. La magia de Fadner Alm es que durante el verano nadie va allí porque no hay sendero. Puedes disfrutar del silencio lo que es muy raro hoy en día.

¿Cuánto tiempo has pasado en Fadner Alm?

Cada año he ayudado un poco a mi padre, luego el invierno pasado estuvimos filmando y fuimos también allí a descansar. He pasado tres o cuatro semanas en la cabaña.

¿Hay algún plan o es mejor dejar la cabaña tal y como está?

Debe quedarse como está. No hay ninguna carretera que llegue hasta allí. Hay que llevarlo todo, lo que es un poco difícil pero al mismo tiempo es lo bonito.

¿Hay alguna comida favorita en Fadner Alm?

Muchas pero lo que prefiero son los platos dulces tradicionales como Kaiserschmarren (una especie de tortitas trituradas). El postre se convierte en el plato principal (ja, ja).

¿Te gustan nuestras historias? Síguenos en Facebook y en Twitter para que no te pierdas nada.

read more about
Next Story