Hendrickson se enfrenta al salto Nansen

Sarah Hendrickson regresa a los cielos atacando un salto icónico en New Hampshire, EE.UU.
Por Megan Michelson

El histórico salto de Nansen Ski Jump es una estructura de 52 m que fue construida en 1938 en la ciudad de Berlín, New Hampshire (EE.UU) y ha estado sin usar durante los últimos 30 años.

El salto es conocido popularmente como Big Nansen y ha servido como base de entrenamiento para el Nansen Ski Club, el club más antiguo de EE.UU. Durante varios años se celebraron aquí los campeonatos nacionales de salto de esquí. Pero en 1985 esta instalación fue cerrada para siempre... o al menos hasta ahora.

El sábado 4 de marzo la saltadora americana Sarah Hendrickson volvía a la carga después de una terrible lesión en la rodilla que la tuvo fuera de la competición durante 18 meses. Sarah ha realizado un espectacular salto en el ahora restaurado Nansen.

Era la primera vez que se saltaba allí en 32 años. Anna Hoffmann, miembro del equipo junior femenino, se unió a Sarah en calidad de probadora.

“Hace dos años propusimos esta idea y hasta hace un par de días nos sabíamos si lo podríamos hacer”, dijo Hendrickson.

“Fue fantástico llegar abajo y ver a todo el mundo feliz. Fue un día inolvidable”.

 

Hendrickson voló a 16,76 m aprovechando un buen momento en la climatología.

“Esta fue una de las cosas que más hincapié me hicieron. Me decían: ‘Tienes que controlar el viento, pues aquí es muy fuerte’. La climatología cooperó con nosotros y fuimos capaces de lograrlo. Tuvimos mucha suerte”, añadió Hendrickson.

Sarah Hendrickson Sleeping Giant.
Sarah Hendrickson en New Hampshire © Red Bull Content Pool
Sarah Hendrickson en lo alto del salto.
Preparando el despegue © Red Bull Content Pool

El Nansen Ski Jump ha estado en la lista de lugares históricos para reparar durante mucho tiempo pero no era ninguna prioridad.

Hendrickson visitó por primera vez este lugar en 2015, después de subir en una escalera hasta el salto dijo: “¡Quiero hacer esto!”.

Sarah Hendrickson y Anna Hoffman junto al salto.
Anna Hoffman y Sarah Hendrickson © Red Bull Content Pool
Sarah Hendrickson firmando autógrafos.
Sarah Hendrickson, la mujer del día © Red Bull Content Pool

Llevó más de un año reparar el salto y dejarlo a la altura de los estándares actuales. Arquitectos e ingenieros controlaron la estructura, luego los trabajadores estuvieron seis semanas durante este invierno, a temperaturas bajo cero, montando una nueva base de madera. Más tarde se empleó nieve artificial para cubrir el salto y la zona de aterrizaje.

“La primera vez que visité el salto estaba en bastante mal estado pero en los últimos meses dio un cambio de 180 grados”, dijo Hendrickson.

La atleta regresó el pasado diciembre a la World Cup después de estar un año y medio de rehabilitación. En la actualidad se encuentra en la posición 14 del ranking de la Copa de Esquí de Salto Femenino.

“He estado toda la temporada compitiendo por lo que saltar por pura diversión y delante de todo el público de esta comunidad ha sido fantástico”, confesó.

“Sarah tiene una gran carrera a sus espaldas. El que haya venido aquí a demostrar tanto entusiasmo por este lugar y por su historia ha sido fantástico”, añadió Wilson, miembro de New Hampshire State Parks.

“Este salto no se usará más pero al restaurarlo hemos logrado que venga gente a visitarlo y a conocer la historia de este lugar. Hemos conseguido que vuelva a renacer una estructura icónico que ahora puede ver todo el público. La comunidad está volcada en el proyecto pues el salto trae memorias maravillosas”.

¿Te gustan nuestras historias? Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.

read more about
Next Story