El austríaco de 29 años Paul Guschlbauer es un atleta Red Bull que está a punto de participar en su segunda Red Bull X-Alps. En 2011 acabó tercero y espera mejorar ese resultado.

Los vuelos de Paul no impresionan a todo el mundo
© bromotion.com

Ahora mismo estoy intentado acabar mi ala. Este año las reglas establecen que todas las piezas del equipo deben estar certificadas, y tengo que prepararla para el vuelo de prueba y estar seguro que recibiré el visto bueno.

Es un modelo totalmente nuevo, diseñado especialmente para la Red Bull X-Alps, en el que he estado trabajando todo el año. Está claro que por mucha antelación que le dediques a estas cosas, siempre acabas en el último momento.

El pasado miércoles entrené en mi montaña local, Schoeckl, de 1.445m, cerca de Graz. Como en la Red Bull X-Alps empecé a subir a las 5 de la mañana con la idea de bajar volando. Pero tuve mal tiempo y las primeras cuatro veces tuve que subir y bajar andando. ¡Bajar andando es lo peor! Al final conseguí volar dos horas y luego entró la lluvia y la niebla.

Al final del día había andado unos 5.000m monte arriba y 4.000m monte abajo. Eso no es muy bueno para el cuerpo humano ¡pero es que la Red Bull X-Alps tampoco es muy buena para el cuerpo!

Tengo que admitir que estoy bastante contento con mi forma física. No me cansé tanto como me temía y solo tardé un día en recuperar. Ahora mismo tengo un millón de cosas que organizar. Tengo un coche nuevo y tengo que estar seguro de no olvidarme nada. ¡Siempre hay algo que organizar!

Tengo ganas ya de que empiece para poder disfrutar de la carrera. ¡Estoy harto de los preparativos!