Alastair Humphreys ha recorrido el mundo en bicicleta, ha remado el Océano Atlántico, ha atravesado 1.500 km del desierto de Rub al-Jali y ha recorrido India andando, pero también es un pionero de aventuras más cerca de casa.

You can find adventure on your doorstep

He trabajado muy duro para incitar a la gente a atreverse a vivir micro aventuras. Son como un soplo refrescante en una vida estresante. El término aventura significa muchas cosas pero sobre todo ese espíritu que te incita a probar cosas nuevas, ha descubrir sitios desconocidos, ha dejar atrás tu espacio de confort.

Pero sobre todo, la aventura se construye con entusiasmo, con ambición, con mente abierta y curiosidad. Vivir aventuras no sólo se puede hacer atravesando océanos remando, escalando montañas o pedaleando por el mundo entero. La aventura te espera en todas partes, todos los días y depende de ti el que la encuentres. Uno no puede vivir aventuras enormes cada vez. Todos tenemos obligaciones que nos atan a nuestra vida “real”. Pero vivir micro aventuras está al alcance de todos.

No es necesario volar al otro lado del mundo para descubrir tierras salvajes y belleza. Vivir aventuras es un modo de pensar.

Vivir aventuras es estirarse mental, física y culturalmente. Se trata de hacer algo especial que no tienes costumbre de hacer, de sobrepasar tus límites y de hacer lo mejor que puedes. No es necesario ser un deportista de élite, ni un experto entrenado, ni rico.

Una micro aventura es una aventura que ocurre cerca de casa, barata, simple, corta y muy efectiva. Una micro aventura tiene el espíritu (y por lo tanto los beneficios) de una gran aventura. La diferencia es que todo se puede condensar en un fin de semana e incluso e un único día entre semana, lejos de la oficina. Incluso la gente que vive en ciudades grandes está a dos pasos de maravillosos espacios de aventura.

La aventura está en todas partes, en cualquier instante. ¿Por qué no darte la oportunidad de vivir una micro aventura? Busca ideas o inspírate de mi web microadventures.org y de estos vídeos.

Una vez tengas claro lo que quieras hacer, sal y explora tu propio país. Hazlo sólo o con amigos. Elige aventuras cortas, interesantes y llenas de recompensas. Elígelas cerca de casa. Si tienes mucho trabajo, si estás demasiado estresado o muy cansado, si no tienes dinero o un estado de forma excepcional déjate tentar por una micro aventura. Escala una colina, salta a un río, duerme bajo el cielo estrellado…

Soy muy consciente de que lo más difícil es decidir dar el primer paso. Inténtalo. ¿Qué te puede ocurrir?

www.alastairhumphreys.com