© Krystle Wright

Me gustan las aventuras… No, mucho más que eso.

Me encantan la aventuras y particularmente las que me llevan a los medios más extremos y me desconectan totalmente de la civilización.
 

Mi nombre es Kristle Wright y tengo el increíble privilegio de poder llamarme fotógrafo de aventura. Originaria de Sunshine Coast, en Queensland, Australia, hoy día vivo con mis mochilas y paso 11 meses al año viajando y haciendo expediciones.

Para mí, descubrir las grandes expediciones fue como hundirme en profundidades abismales. Hace unos años, un amigo mío, Jim Mitchell, me invitó a una expedición de BASE jumping de un mes en el ártico.

El viaje fue un reto bajo muchos aspectos y nuestro equipo pudo vivir los subidones más altos como los bajones más extremos. Baffin Island es un lugar de aventura increíble. Incluso cuando soplan vientos gélidos y huracanados sientes una profunda sensación de amor y de respeto por el lugar. Cuando el tiempo aclara, no hay lugar en el mundo que se le equipare.

¡Este verano ha sido increíble! A finales de mayo, yo mismo y tres mujeres americanas, Amber Valenti, Becca Dennis y Sabra Purdy, nos embarcamos en una expedición kayakista de dos meses a través de Mongolia y del extremo oriente ruso, sobre el río Amor.

El tercer río más largo del mundo nos presentó muchos retos. Las tempestades electricas que se desplazaban a gran velocidad nos obligaban a salir del río, en muchos sitios veíamos que montábamos el campamento sobre zonas repletas de lobos y  osos mientras que mosquitos enormes nos machacaban la piel (todavía tengo cicatrices en los tobillos que demuestran la severidad de los ataques de esos pequeños bastardos).

Hacía un calor excesivo en el extremo oriente ruso y ni siquiera podíamos bañarnos porque las aguas contaminadas acarreaban virus como el de la hepatitis A, el cólera y muchos más.

Mañana empiezo mi próxima expedición para documentar el reto de un grupo de francesas talentosas que navegarán 1.000 millas náuticas en el Mediterráneo en busca de nuevos spots de escalada y de apnea. El objetivo es circunvalar Córcega, Cerdeña y Mallorca, con la posibilidad de poner rumbo a otros lugares si el tiempo nos lo permite.

El tema de nuestra expedición es “Elementos” puesto que nuestras profesiones únicas nos permiten vincularnos a la naturaleza de formas diferentes, ya sea con una guía de alta montaña, con una capitán de barco, una apneísta, una ecologista o un fotógrafo de aventuras. El reino de la aventura está muy dominado por los hombres pero nuestra intención no es ser feministas. Es una oportunidad rara et increíble el poder conectar con un grupo variado y talentoso de mujeres y luego poder llevar nuestra aventura al gran público.