Red Bull Stratos: 8 Récords, Logro Científico

Se tardaron años en prepararlo. Y solo duró 4 minutos y 20 segundos.
Por Josh Sampiero

Pero en este corto periodo de tiempo, no uno, ni dos, sino ocho fueron los récords del mundo superados, haciendo del Red Bull Stratos el proyecto de paracaidismo más ambicioso jamás intentado, con implicaciones que van mucho más allá de la emoción. Mucho más que una acción espectacular, el Red Bull Stratos ha ayudado a avanzar de forma activa en el estudio del cuerpo humano en pleno vuelo, con resultados increíbles.

Felix Baumgartner y Art Thompson celebran el éxito de la misión Red Bull Stratos.
Felix Baumgartner y Art Thompson © Joerg Mitter / Red Bull Content Pool

Millones de personas se conectaron en directo el 14 Octubre 2012 para ver a Felix Baumgartner saltar hacia la leyenda. El mundo entero sabía que estaba siendo testigo de un acto que marcaría un antes y un después. Pero para Baumgartner y el Director Técnico del Stratos Art Thompson (foto arriba) las mejores noticias llegaron más tarde: el 22 de Febrero, la organización que gobierna los récord aeronáuticos, la Fédération Aéronautique Internationale (FAI), confirmó que tras un proceso de verificación exhaustivo Baumgartner rompió, tal y como se anticipaba, tres récords del mundo en sus tres categorías oficiales: velocidad vertical, altura de la salida y caída libre vertical, y cinco récords más fuera de la FAI. Aquí están los récords oficiales de la FAI:

Velocidad Vertical Máxima (sin drogue) 1.357km/h (equivalente a 843,6 millas/hora o Mach 1.25)

Altura de Salida (salto) 38.969,4 metros (equivalente a 127.852,4 pies) por encima del nivel del mar

Distancia Vertical de Caída (sin drogue) 36.402,6 metros (equivalente a 119.431,1 pies)
 

El austríaco Felix Baumgartner salta de la cápsula.
Salto desde la cápsula de Felix Baumgartner © Red Bull Stratos / Red Bull Content Pool

Mientras que el público puede que piense que este anuncio no es más que una formalidad, no era así para el equipo de Red Bull Stratos, cuyos años de trabajo valieron la pena cuando Baumgartner tocó tierra sano y salvo en el desierto de New Mexico. Hemos estado esperando ansiosamente este anuncio, “confirmó el Director Técnico del proyecto Red Bull Stratos Art Thomson desde su oficina en el Sage Cheshire Aerospace en Lancaster, California. “Estos logros son fruto de un verdadero trabajo de equipo, así que felicito no solamente a Felix, si no al equipo entero cuya determinación e innovaciones hicieron posible el vuelo. También me gustaría agradecer a la FAI, a la National Aeronautic Association of the United States y a la United States Parachute Association por haber trabajado con nosotros a lo largo del desarrollo de este programa, para que así pudiésemos documentar estos logros de acuerdo con sus requerimientos.”

Baumgatner también expresó su satisfacción por la validez de los récords por parte de la FIA. “Lo mejor de los récords es que inspiran a otros. A mi me inspiraron los récords de Joe Kittinger en 1960, que aunque no son oficiales, son muy conocidos por toda la comunidad aerospacial, y el equipo y yo los utilizamos como puntos de referencia para desarrollar el programa Red Bull Stratos. Ahora me entero que hay gente que, inspirada por mis récords, van a perseguir sus sueños y conseguir logros extraordinarios. Este es el mejor tipo de progresión.”
 

El austríaco Felix Baumgartner sentado en la cápsula durante los preparativos.
Felix Baumgartner dentro de la cápsula © Jörg Mitter/Red Bull Content Pool

Quizá todavía más espectaculares son los numerosos récords que no caen dentro de las categorías oficiales de la FIA. El más significativo de entre todos: Baumgartner fue la primera persona que ha roto la velocidad del sonido sin ninguna protección ni propulsión de ninguna nave. ¿Por qué es esto tan importante? Fácil; la prueba de que el ser humano puede romper de manera segura la velocidad del sonido en caída libre abre nuevos horizontes en la búsqueda de vías de escape de una nave a grandes alturas en situaciones de emergencia. El excirujano de la NASA Jonathan Clark estaba a la cabeza del equipo médico de Baumgartner. Como afirmó al Huffington Post, “Iba a Mach 1,24, lo que es mucho. Es un nivel mucho más alto del que habíamos anticipado, así que hemos aprendido mucho al ir más alto y más rápido.” Varios sensores en el cuerpo de Baumgartner recogieron datos sobre su ritmo cardíaco y su presión sanguínea. El nivel seguro de salida para los astronautas actualmente está limitado a 9.6km (6 millas) por encima del mar, y para velocidades inferiores a los 370km/h (230mph), números equivalentes a, aproximadamente, una cuarta parte de la altura y velocidad que alcanzó Baumgartner. Los avances tecnológicos que saldrán del proyecto Red Bull Stratos seguramente elevarán mucho estos niveles.

Aquí están los récords logrados por Red Bull Stratos que no caen dentro de las categorías oficiales de la FAI:

· Primera persona en romper la velocidad del sonido en caída libre sin la protección o propulsión de una nave.
· Máxima altura fuera de una nave sin estar conectado a la misma por un cable.
· Mayor globo que jamás haya volado con un ser humano a bordo: 834.000 metros cúbicos (29.47 millones de pies cúbicos).
· Mayor altura jamás alcanzada por un globo dirigido por un hombre: 39.068,5 metros / 128.177,5 pies
· Mayor velocidad jamás alcanzada por un globo dirigido por un hombre: 218,39km/h (135,7millas por hora) / 117,9 nudos
 

Felix Baumgartner vuelve al desierto
Felix Baumgartner en paracáidas © balazsgardi.com/Red Bull Content Pool

Así que mientras el salto de Baumgartner pasará a la historia como una leyenda debido a su increíble altura, son estos otros récords los que tendrán mayores implicaciones para futuros paracaidistas. Se dice que los seres humanos solo aprenden a base de errores. Pero gracias a Baumgartner hemos aprendido gracias al éxito y no a los errores. Y hemos aprendido mucho.

read more about
Next Story