A través de los Alpes en Bici y Barca

Kayakistas alemanes vuelven a las raíces de su deporte cruzando los Alpes en bici para bajar rápidos
© Jens Klatt
Por Tarquin Cooper

Un grupo de palistas alemanes salen esta semana para intentar realizar su aventura Bike2Boat: cruzar los Alpes en bici, desde Cannes (Francia) a Venecia (Italia) parando para bajar por algunos de los mejores rápidos de Europa.

Olaf Obsommer, 43 años, Jens Klatt, 32 años y Philip Baues, 30 años, salieron con sus bicis el domingo pasado después de 10 días de papeleo, despedidas a esposas y novias y de esperar una mejora en el tiempo.

De momento han realizado 858km de los 2500km, pero las condiciones no han sido muy placenteras. El hecho de que todavía haya tanta nieve arriba en las montañas significa que los ríos bajan escasos de caudal. Y luego llegaron las inundaciones que han dejado buena parte de Europa bajo el agua.

“La madre naturaleza tiene planes diferentes a los nuestros” exclamaba Jens Klatt cuando contactamos con él.
 

Durante la primera semana el grupo encontró mucha nieve y carreteras cerradas.
La primera semana el grupo encontró mucha nieve © Jens Klatt

Y rápidamente añade “El primer día llovió y hacía frío y tuvimos uno de esos momentos de -¿¡¿rediós, qué estamos haciendo aquí?!?-”.

Ir en bici arrastrando un remolque que pesa unos 50kg no es fácil, y a veces tardan un día entero para recorrer 50km, o menos. Cuando llevaban una semana de viaje, se encontraron con la carretera del Col de Cayolle, en Francia, cerrada por nieve.

La alternativa implicaba dar una vuelta de dos días, por lo que decidieron seguir adelante. Convirtieron sus kayaks en trineos, ataron sus bicis encima y empezaron a andar por la nieve arrastrando sus kayak/trineos, como exploradores en el Polo. Tardaron un día entero para recorrer 6km y 500m de desnivel.

“Por suerte encontramos un refugio libre con una habitación para invierno”, dice Jens.
 

Bajando por el San Giovanni, Piemonte, Italia
Remando por el San Giovanni, Piemonte, Italia © Jens Klatt

No pudieron utilizar los kayaks durante la primera semana. La segunda semana se encontraron con que los ríos bajaban con mucha agua, pero tenían tantas ganas que se tiraron por el Guil, en Chateau Queyras, eso sí evitando los saltos más grandes.

Finalmente todos los planetas se alinearon en las hermosas aguas color turquesa de Verzasca, que desemboca en el Lago Maggiore.

“Después de una semana entera de lluvias, salió el sol. Fue increíble,” dice Jens. “Es como el disneyland para los palistas.”
 

Sonriendo a la cámara en el río Var, Gorges des Daluis, Francia
Sonriendo a la cámara en el Var © Jens Klatt

Para estos palistas, todos conocidos dentro del mundo del kayak, no se trataba de batir ningún récords o de hacer algo nuevo, sino simplemente de volver a las raíces de su deporte, explorando rincones míticos y de la forma más sostenible posible.

“Se trata de mirar los Alpes de una forma distinta. Todavía quedan muchos lugares salvajes,” dice Jens.

Todavía les esperan unos 1500kms de carretera aproximadamente, y seguramente rápidos más divertidos que los que han bajado hasta ahora. Según Jens están con muchas ganas de reemprender la marcha “Tengo muchas ganas de subirme al sillín otra vez”.

Síguelos en www.bike2boat.com.
 

read more about
Next Story