Fotos: carrera en la última frontera salvaje de EU

El mundillo de las carreras de aventura se gira hacia el norte y la meseta noruega de Hardangervidda
Por Josh Sampiero

En el manual del corredor de la carrera de aventura Salomon Xreid Hardangevidda hay montones de información capital pero he aquí una nota que seguro que atraerá tu atención: "Se cambiará el recorrido si hay conflicto alguno con los renos de la zona."

La carrera de 150km por terreno montañoso tiene lugar en el muy remoto parque nacional de Hardangervidda, en Noruega, una de las mesetas montañosas más grandes de Europa. Este terreno de entrenamiento para los aventureros árticos es tan remoto como maravilloso e inhóspito. Las temperaturas frías y el viento arreten a lo largo de todo el año. Los corredores del Xreid corren también sobre todo tipo de terrenos y, por supuesto, evitan molestar a los renos durante esta prueba tan épica.

He aquí, para tu disfrute personal, algunas de las mejores fotos de la prueba.

Un consejo: usa tu teclado para ir de foto a foto
¡Quita de aquí, bicho!
¡Quita de aquí, bicho! Los mosquitos pululan mientras Robert Sorlie acumula kilómetros. Aquí sueña con poder correr más rápido que el vuelo de los mosquitos. © Kai-Otto Melau / Salomon Xreid / Red Bull Content Pool
Esprint en solitario
Esprint en solitario A veces uno corre con miembros de un equipo, asistentes u otros competidores, pero a veces se corre solo. Eirik Johannessen corre en solitario. © Kai-Otto Melau / Salomon Xreid / Red Bull Content Pool
¡Tenemos compañía!
¡Tenemos compañía! Jan Rikard Olavsen, Juergen Schia y Morten Formoe cruzan uno de los numerosos ríos de la región de Hardangervidda. Durante la carrera, los atletas corren, andan y escalan. © Kai-Otto Melau / Salomon Xreid / Red Bull Content Pool
Corriendo ligero
Corriendo ligero ¿Otro elemento obligatorio? Una linterna frontal. Stian Vik Birkestand llega a la cima a las 2.30AM. © Kai-Otto Melau / Salomon Xreid / Red Bull Content Pool
Don Ampollas
Don Ampollas Svein Vestol se pelea con las ampollas en Kalhovd. Una cosa está garantizada: cuando acabes de correr tus pies tendrán muy mala pinta... © Agurtxane Concellon/Salomon Xreid Hardangervidda
Entre corrientes de agua
Entre corrientes de agua El británico Dave Baker se abre camino entre corrientes de agua. © Agurtxane Concellon/Salomon Xreid Hardangervidda
Entre rocas
Entre rocas La meseta de Hardangervidda ofrece un terreno muy variado a lo largo de los 150km de carrera, desde yerbas altas hasta subidas rocosas, pasando por ríos y ciénagas. © Agurtxane Concellon/Salomon Xreid Hardangervidda
Un paso tras otro
Un paso tras otro Siempre sienta bien llegar a la cima, ya sea en el kilómetro uno o cien. Un atleta del Xreid celebra una cumbre bien hecha. © Agurtxane Concellon/Salomon Xreid Hardangervidda
Luchando colina arriba
Luchando colina arriba Las colinas de Hardangervidda contribuyen a la estética de los paisajes maravillosos que hacen el recorrido de los atletas. © Agurtxane Concellon/Salomon Xreid Hardangervidda