Queenstown: La capital mundial de la aventura

Que este lugar haya visto nacer al Bungy y al Parapente es solo el inicio...
Paracaidismo en Queenstown
Por Marimar Medrano E'Vers

Empecemos por decir que Queenstown es un lugar privilegiado por su clima. Ubicado en la isla sur de Nueva Zelanda, esta ciudad tiene todo tipo de lugares aptos para hacer casi cualquier deporte extremo, desde snowboarding hasta rafting.

En una columna del New York Times el escritor Ethan Todras-Whitehill contaba haber conocido a uno de los pioneros del bungy, llamado Henry Van Asch. Henry tenía una teoría bastante lógica de porqué la gente kiwi buscaba innovar todo el tiempo la aventura. Él le decía a Ethan que este fenómeno se remontaba a los dos grupos que colonizaron las islas: los Maori y los cazadores de focas, ballenas, y mineros europeos, quienes después se convirtieron en los granjeros del lugar, ya en los 1800’s.

Estos dos grupos eran exploradores por naturaleza. Podría decirse que eran relativamente nómadas. Cuando llegó el desarrollo y la exploración ya no era la base de su estilo de vida, enamorados de la aventura, lo volvieron su principal actividad de ocio.

Cada país tiene lo suyo. Lo de los japoneses es el trabajo duro, lo de los franceses el amor, lo de los italianos los placeres, y mientras las culturas mundiales se enfocan en estos aspectos y conceptos, los kiwis se preguntan de qué otra manera pueden saltar de un puente.

Te presentamos algunas de las muchísimas actividades que se volvieron parte de su vida diaria.

Un bungy más en Queenstown

Nueva Zelanda es llamada “La tierra de los bungys”, y dentro de ella, Queenstown es el lugar con las mejores opciones. Para empezar el primer bungee o “bungy” establecido de manera permanente fue precisamente aquí, en el puente del río Kawarau. Este Bungy sigue activo con 43 metros de altura y cinco segundos de caída libre. No es el más alto, pero es el único que permite que toques el agua, si así lo deseas, o que incluso te sumerjas completamente. Entonces, ¿cuál es el más alto? Abran paso al Nevis Bungy.

Nevis Bungy

Con 134 metros de altura, el salto del Nevis es el 3er. bungy más alto del mundo y el número 1 en el hemisferio sur. Se calcula que la primera caída (antes de que la cuerda se contraiga) dura 8 segundos y la velocidad alcanzada es de poco menos de 130 kilómetros por hora.

Nevis Swing

En Queenstown también está el columpio más grande del mundo, igualmente en Nevis. Elevándote a 160 metros, el columpio de Nevis te lanza a 120 km/hr. de lado a lado del cañón. Lo mejor de todo es que te puedes lanzar casi casi como quieras. Si quieres ir con alguien más, lo puedes hacer. Si quieres ir de espaldas, listo. Si quieres ir boca abajo, también.

Pasemos al paracaidismo...
 

Increíbles paisajes a 200 por hora

Es cierto que lanzarte de un avión en caída libre por sesenta segundos requiere mucho más que mera tolerancia a la adrenalina. Pero tienes que saber que la descripción más común que las personas dan después de saltar, es que es una experiencia que cambia sus vidas. 

Se valiente, y aunque no lo seas, pretende serlo. Nadie podrá ver la diferencia.

Saltar en Queenstown con un paracaídas es excepcional por la vista. Cayendo desde 9 mil, 12 mil o hasta 15 mil pies y alcanzando velocidades de 200 km/hr. el paracaidismo aquí es una experiencia casi mística.

Por cierto, la frase de arriba la dice la compañía de paracaidismo NZone, una de las más prestigiadas de Queenstown. Ellos llevan más de 200 mil saltos en su historia.

Pasando a otra cosa, si aún no estás listo para la bomba de adrenalina que te da el paracaidismo, también está el parapente. Esta idea también se originó en Nueva Zelanda como una manera rápida en la que los alpinistas bajaban de las montañas. Ahora el parapente es una gran aventura que ciertamente no puede describirse como “fácil”. Hay muchísimas opciones de cómo y en dónde lanzarte en todo Queenstown.

Esquiando en las Remarkable Mts.

Y ahora los de nieve...

Imagina poder salir de tu trabajo o escuela y para distraerte, ir a la montaña con tu tabla y bajar por la nieve. Ahora imagina tener esta opción y aún así querer viajar al otro lado del mundo a esquiar el paisaje helado de Queenstown. Cientos de miles de turistas no pueden estar equivocados. Las Remarkable Mountains y los Alpes del Sur, ofrecen muchísimas rutas, de todas las dificultades.

Pero además, Nueva Zelanda tiene otra modalidad que muy pocos lugares en el mundo tienen: el heliskiing y el heliboarding. Estas dos disciplinas son básicamente lo mismo que el ski y el snowboard, pero llegando a la locación en helicóptero. No es por la pura excentricidad, pensemos en todos los lugares que solo se puden alcanzar de esta manera. Algunas de las bajadas consisten en 1200 metros, y todas están cargadas de obstáculos que imploran ser vencidos.

"White Water Sledging", como lo llaman los kiwis

¿Alguna vez pensaste en echarte a los rápidos trepado de panza en una tabla? Pues eso es precisamente el Riverboarding o White Water Sledging. Esta peculiar variación del rafting te lleva por 6km del Río Kawarau, para que enfrentes a los rápidos de cara a cara. Tal vez pensarías que eso sería una nueva frontera, pero la gente kiwi siempre encuentra la manera de darle otro ángulo a las cosas.

Entonces nació el riversurfing, que como ya te estarás imaginando implica intentar pasar los rápidos de pie. Esta es no es una actividad que esté muy abierta al público de manera comercial. No se tendría que mencionar que solo un verdadero experto puede hacerlo de manera segura. Déjate la altura del río, déjate la inestabilidad de los rápidos. El primer reto es esquivar las piedras al caer.

También conocido como Riverboarding

Estas son solo algunas de las opciones que los turistas y locales tienen para divertirse en Queenstown. Caminatas, Enduro, Jet Boat, Wakeboarding, Off Road, Alpinismo, y cuanta cosa se te pueda ocurrir. Todo en un mismo lugar. Entre el Lago Wakatipu, el Río Kawarau, las Montañas Remarkable, y otros tantos spots, esta ciudad junta todo lo que un aventurero soñaría con encontrar en un solo lugar.

read more about
Next Story