La lana: tu garantía para tener calor

Apuesta por lo retro y lleva lana. La materia favorita de los exploradores vuelve a estar a la moda.
¿Una oveja será capaz de salvarte del frío?
¿Crees que una oveja te puede salvar la vida? © Icebreaker
Por Jakob Schiller

Durante cientos de años, por su calor excepcional, la lana ha sido el material más utilizado en las aventuras.

Su secreto está en las fibras, que crean millones de bolsas de aire que atrapan el calor del cuerpo. Al contrario que las fibras de algodón que, cuando están húmedas, reducen dichas bolsas de aire, la lana mantiene su estructura rígida y se mantiene caliente incluso cuando llueve o nieva. La lana también resiste naturalmente al olor y elimina la humedad mucho mejor que la mayoría de los materiales.

Estamos convencidos de que la lana merino es la mejor fibra del mundo.

Durante décadas, la lana ha sido la favorita de los escaladores, esquiadores y demás apasionados del outdoor pero cayó en desuso en los años 70 cuando los fabricantes empezaron a diseñar aislantes sintéticos que eran más convenientes.

En aquél entonces, la lana picaba y era casi imposible lavarla a máquina porque las fibras tenían tendencia y mezclarse y a encoger la prenda. También era voluminosa y pesada.
 

lana para vestir caliente
Ibex Wool Aire Hoody © Ibex

“Antes, la lana era un coñazo,” explica Keith Anderson, VP Marketing de Ibex, una de las marcas líder de ropa de lana. “Los aislantes sintéticos eran suaves, calientes, confortables y se podían lavar a máquina. Todo el mundo los consideró como un regalo del cielo.”

Pero todo eso cambió hace quince años cuando le industria textil decidió empezar a utilizar un tipo peculiar de lana merino que tenía una fibra mucho más fina y por lo tanto más suave, menos picante y  mucho más agradable al tacto. Gracias a la lana merino, los fabricantes también encontraron la solución para que las prendas no encogieran. Al mismo tiempo fueron capaces de hacer prendas cada vez más finas y ligeras.

Fibra de lana - la clave para un invierno caliente
Fibra de lana © Icebreaker

“Estamos convencidos de que la lana merino es la mejor fibra del mundo,” asegura Rob Achten, Director de Creación y VP de Producto de Icebreaker.

Pero no todo el mundo es fan. “Dentro de mis botas de montaña, durante la mayor parte del invierno, suelo llevar calcetines de lana merino por debajo de calcetines de lana normales,” nos explica el escalador Will Gadd. “Pero no me gusta llevar lana en el resto del cuerpo, no me da la impresión de que se seque lo suficientemente rápido con respecto a las fibras sintéticas. Muchas de las combinaciones de lana merino actuales dependen tanto de aditivos textiles de todo tipo que casi se podría decir que también son fibras sintéticas.”

En lo que a productos se refiere, los calcetines y la ropa interior son las prendas que más recurren a la lana merino con marcas como Icebreaker, Ibex o SmartWool, entre otras, que también idean nuevas maneras de explotar el potencial de la fibra.

En algunas shells sintéticas, resistentes al agua y al viento, como la Stealth Hood de Icebreaker o la Puget Jacket de Ibex, se usa lana en el forro porque su tacto es suave, ofrece mucho calor y ayuda a eliminar la humedad de la piel.

La lana también se suele usar con frecuencia en plumíferos como el Wool Aire Hoody de Ibex y el PhD Smartloft Full Zip de SmartWool. La ventaja es que la lana es menos voluminosa pero ofrece muchísimo calor.

“Siempre estamos en busca de nuevas maneras de sobrepasar los límites de la tecnología de la lana y de hacer aplicaciones más excitantes,” nos dice Anderson. “La lana vuelve como una de las materias favoritas de la comunidad outdoor y queremos que así sea en el futuro.”
 

Jakob Schiller vive en New Mexico y escribe sobre fotografía y material fotográfico en WIRED Magazine y sobre esquí en Powder Magazine. Síguele en Twitter: @jakobschiller.

Para más imágenes, vídeos y demás contenido de calidad sigue también nuestra página Facebook.

read more about
Next Story