Video: cara a cara con la tormenta, en Cornualles

Olas grandes, borrascas y los mejores windsurfers del mundo: la receta de un evento legendario.
Por Josh Sampiero

Vinieron, domaron la borrasca y vencieron.

Para la mayoría de los eventos, mal tiempo rima con cancelación. Pero en el caso del Red Bull Storm Chase no es así. Sólo se da la luz verde cuando el viento y las olas alcanzan proporciones épicas.
 

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Leon Jamaer vuela sobre el labio. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

Esta edición del Storm Chase fue la más ambiciosa de todas. Un grupo de diez riders, nombrados por fans de windsurf del mundo entero, persiguieron tres mega tempestades en el mundo entero y se enfrentaron en la competición de windsurfing más única. La reacción era clave: los riders y el personal organizador tenían menos de 48 horas para cazar la tempestad, muchas veces al otro lado del mundo.
 

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Leon Jamaer se prepara para una sesión dantesca. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

Esta vez las condiciones vinieron a los surfers (la mayoría de ellos). Tras un periodo de espera que duró más de 14 meses, el Red Bull Storm Chase daba con su fase final cuando un swell dantesco arremetió contra la costa suroeste de Inglaterra. El spot estaba a poquísima distancia del hogar del francés Thomas Travers o de los alemanes Dany Bruch y Leon Jamae (el cuarto finalista, el brasileño Marcilio «Brawsinho» Brown, vino desde Hawai).

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Marcilio 'Brawsinho' Browne prepara otro aéreo. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

Cornualles, una región muy conocida por los surfers más aguerridos de la costa sur de Gran Bretaña, rara vez se considera como un destino surfero de clase mundial… exceptuando cuando una mega tempestad atlántica manda olas de 10 metros a sus playas normalmente tranquilas.

«Esta ha sido una tempestad enorme», explica Thomas Traversa, campeón del Storm Chase. «¡Todo el tiempo he estado al límite de perder el control! ¡El sábado competí con mi vela y mi tabla más pequeñas!»

La acción empezó en una playa llamada Gwithian, donde los competidores apenas si podían caminar hasta la orilla con sus velas por culpa de los vientos de 90 km/h. De hecho, Traversa esperó tranquilamente a que el viento se calmara un momento para poder salir. «El truco era adaptarse a las condiciones que hubiera, cada segundo. Para saltar, en realidad esperábamos a que el viento se calmara, en vez de lo contrario». A pesar de la paciencia, hubo muchos intentos fallidos y mucho material roto.

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Thomas Traversa, campeón del Red Bull Storm Chase. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

«Todos hemos roto algo de material», comenta Traversa. «Yo he partido una tabla. El resto han roto mástiles. Las olas eran demasiado potentes, era algo que tenía que pasar».

A pesar de los retos, el formato único les dio la oportunidad de sobresalir. «No eran mangas cortas, como en competiciones profesionales», cuenta Traversa. «Teníamos mangas de 20 minutos, lo suficiente para dar con una buena ola pero no lo suficiente como para acabar hechos polvo». De hecho, a Traversa le sorprendió mucho la calidad de la ola que rompía en Cornualles. «Las más grandes cerraban en banda pero había muchas olas ripables con un bol enorme y un labio masivo a los que se les podía dar bien».

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Thomas Traversa, por las nubes de Cornualles. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

Fue el espectáculo del año. «Este invierno ha sido uno de los más extremos que se hayan vivido en Gran Bretaña. Ha sido un honor poder acoger al RBSC en lo que ha sido la mayor tempestad del año», comenta, Amy Carter, la redactora de BOARDS, la revista británica de windsurfing, y de la web Boardseeker. «Las condiciones eran tan hardcore como esperábamos que lo fueran y ha sido increíble ver como los competidores han sido capaces de domar a los elementos. No sólo ha sido impresionante el talento excepcional de los windsurfers sino también todo el evento: la crew, los riders, los miles de espectadores. Todos han hecho que se sea un evento realmente especial».

El Red Bull Storm Chase va a Cornualles.
Dany Bruch y un fallo que no perdona. © Sebastian Marko/Red Bull Content Pool

A lo largo de los dos días de competición, en las playas de Gwithian y The Bluff, los cuatro competidores sobresalieron e hicieron un gran espectáculo pero la gran protagonista fue la tempestad. La frase que Traversa no dejaba de repetir, al día siguiente de la competición, era: «Han sido las olas más grandes que he visto nunca en un Storm Chase».

No te pierdas el resumen de las tres pruebas del Red Bull Storm Chase. ¡Lo descubrirás pronto en tu canal aventura de RedBull.com!

Mientras síguenos en nuestra página Facebook de Red Bull Adventure.
 

read more about
Next Story