Cómo no convertirse en un cubito de hielo humano

Mantener la temperatura en la montaña es siempre un reto; he aquí unos trucos de Will Gadd.
Will Gadd conquistando el hielo vertical.
Will Gadd en Eidfjord © Christian Pondella/Red Bull Content Pool
Por Will Gadd

Me paso unos 150 días al año escalando y esquiando en temperaturas bajo cero. En estos últimos 30 años he aprendido cómo evitar convertirme en un cubito de hielo humano.

¡Alimenta tu pasión y tu estufa!

Para empezar hay que entender que ninguna combinación de capas de ropa funciona para todas las situaciones. Salgo a correr con -30ºC llevando solamente un chaqueta ligera transpirable, con una camiseta fina debajo y guantes también muy finos. Me congelaría en cuestión de minutos si llevase esta misma ropa cuando voy a escalar en hielo.

Will Gadd escalando en las Hunlen Falls (Columbia Británica, Canadá)
Will Gadd en las Hunlen Falls (Columbia Británica) © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

El mayor error que observo es que mucha gente no varía sus prendas en función de la cantidad de calor que desprenden. No se trata de tener muchas capas, sino de vestir minimalista cuando te estás moviendo y, en cambio, llevar prendas muy calientes cuando estás sentado.

Cuando te estás moviendo el sudor es tu enemigo.

Vístete en función de donde vas o de donde estarás dentro de 5 a 20 minutos, y no en función de donde estás ahora. Cuando sales del coche en pleno invierno para ir a realizar esquí de travesía o una caminata, es muy tentador vestirse de forma muy caliente. Pero si lo haces, muy pronto tendrás tu primera capa de ropa totalmente empapada, así como el interior de tus guantes, y luego tendrás frío. Es mejor pasar un poco de frío al principio.

Will Gadd escalando en Strathcona Park, BC, Canadá en 2009.
Will Gadd © Christian Pondella/Red Bull Content Pool

Cuando vas a parar un rato haz lo opuesto, pero hazlo antes de coger frío. Así que ponte el gorro y la chaqueta, desata tus botas para mantener una buena circulación sanguínea en tus pies y come algo para alimentar tu estufa.

Es mucho más fácil estar motivado cuando tu piel está seca y templada.

El sudor siempre es tu enemigo cuando te estás moviendo. Necesitas estar seco mientras estás parado o haciendo alguna actividad baja, como asegurar a alguien. La sudoración es un mecanismo increíble para enfriar el cuerpo humano, pero si te empapas este mismo mecanismo te enfriará demasiado. Curiosamente es mucho más difícil mantenerse caliente con -1ºC que con -15ºC, porque sudas mucho más cuando te mueves con -1ºC, incluso si solo llevas una prenda sintética fina.

Lleva una primera capa sintética de alta calidad sobre todo tu cuerpo; lo prefiero a la lana pues esta no se seca tan rápidamente. Lleva una camiseta y unos calcetines de recambio, y cámbiate después de una larga ascensión. La diferencia en confort y calor que sentirás es alucinante, no solo desde el punto de vista físico sino también mental. Es mucho más fácil estar motivado y divertirse cuando tu piel está seca y templada.

David Lama escala una pared de roca para acercarse al Cerro Torre, en Patagonia, Argentina.
David Lama escala roca, junto a Cerro Torre © Corey Rich/Red Bull Content Pool

Lleva guantes de recambio, muchos. La mayoría de personas acaban con las manos frías porque usan guantes gruesos a la hora de moverse; sus manos empiezan a sudar y cuando dejan de moverse, sus manos –empapadas en sudor- se enfrían muy rápidamente. La solución es utilizar unos guantes bien finos cuando estás en movimiento. A veces me llevo hasta cinco pares de guantes finos conmigo cuando voy a la montaña, y a medida que se van empapando me los voy cambiando.

Para acabar experimenta; cada cuerpo es diferente y no vas a poder cambiar el tuyo, así que aprende como funciona. Si no estás a gusto en invierno es que estás haciendo algo mal. Pasar frío es horrible y te quita las ganas de divertirte, así que ¡alimenta tu pasión y tu estufa!

Más aventuras en nuestra página de Facebook.

read more about
Next Story