Disfruta de una gran aventura en kayak en México

Michoacán tiene rápidos y cascadas vírgenes, pero hay que eludir a los cárteles de la droga.
Kayaker Rafa Ortiz en los rápidos del Tlapacoyán, Méjico en 2013
Rafa Ortiz en el Tlapacoyán, Méjico © John Rathwell/Red Bull Content Pool
Por Kevin McAvoy

El kayak en aguas bravas no se puede practicar ni en un gimnasio ni en un estadio. La circunstancias bajo las cuales los kayakistas viven su pasión son incontrolables e impredecibles y esa es la razón principal que explica su « enganche » por el deporte.

Una vez que un kayakista ha alcanzado el nivel suficiente sólo tiene una idea en mente: descubrir ríos nuevos para poner a prueba sus capacidades. Cada río ofrece retos únicos, ya sea en aguas conocidas o no.

En cambio, explorar en las profundidades de la naturaleza y hacer primeros descensos en rutas desconocidas es la fuerza motriz principal de los kayakistas profesionales.

Esa es precisamente la motivación que guía los pasos del equipo de élite que se ha impuesto el objetivo de explorar los ríos del estado de Michoacán, en México, en aguas nunca navegadas antes. Te contaremos la historia de su expedición en una serie de cinco videos que empieza con el teaser de arriba. La excitación de semejante exploración, la energía de los nervios segundos antes de dropear una cascada por primera vez, las incertidumbres de viajar a una región dominada por los cárteles de la droga… lo descubrirás todo en First Descent: Michoacán.

Nos hemos entretenido con el mexicano Rafael Ortiz, uno de los kayakistas más emblemáticos del grupo, que nos ha contado qué es lo que podemos esperar en los próximos episodios.

Red Bull Adventure: ¿Cómo nació la idea de esta expedición a Michoacán?

Rafa Ortiz: Como kayakistas, los ríos son nuestro terreno de juego. Cada río tiene su propio carácter y sus retos. Siempre buscamos nuevos terrenos, nuevos lugares donde poder retarnos.

Sabemos que los noticiarios son muy sensacionalistas pero hablando con familia y amigos habíamos oído muchas historias y el riesgo era real.

Joel [Kowalski] está obsesionado con Google Earth. Es como un niño con un videojuego. Se sienta delante del ordenador durante horas y explora el mundo. Lleva años hablando del estado de Michoacán, en México, que tiene una geología similar a la meca de las cascadas, Veracruz. La única manera de comprobar si el sitio era tan bueno como lo decía era ir a descubrirlo con nuestros propios ojos y remar las aguas con nuestras propias manos.

Hace dos años nos preparamos para explorar la zona. Con las embarcaciones en el techo de los vehículos y con los maleteros llenos decidimos cambiar de plan y elegir opciones más fáciles porque la guerra de los cárteles en aquella época era mucho más peligrosa que los cañones profundos y las cascadas. En diciembre 2013 sentimos que había llegado el momento.

Kayaker Rafa Ortiz en la Expedición Michoacán en 2013
Rafa Ortiz en Uruapán, Méjico © John Rathwell/Red Bull Content Pool

¿Estabas nervioso antes de empezar la aventura?


Al contrario que la mayoría de las demás expediciones, la preocupación principal no eran los riesgos en el río. Lo más complicado al aceptar de correr un riesgo de inseguridad social era la falta de elementos concretos (como mapas y experiencia para tomar las buenas decisiones). Sabemos que los noticiarios son muy sensacionalistas pero hablando con familia y amigos habíamos oído muchas historias y el riesgo era real.

¿Les pasaron cosas inesperadas durante el viaje, buenas o malas?


Todos los viajes tienen sus sorpresas. Todos llegamos a Michoacán con mucha precaución, pero a medida que iban pasando los días sentíamos la hospitalidad de los lugareños. Nos sentimos seguros. La calidad de los ríos sobrepasó todas nuestras expectativas. Las cosas inesperadas son las que dan su emoción a un viaje: un furgón que se avería, una cartera perdida (y encontrada) o un rapel de 60 pies, por citar unas cuantas.

Kayaker Joel Kowalski desciende una cascada en Michoacán, Méjico en 2013
Drop de Joel Kowalski y vítores de Rafa Ortiz © John Rathwell/Red Bull Content Pool

¿Cómo compararías esta expedición con otras que has hecho?

Cada lugar es diferente y cada grupo tiene una dinámica diferente. Esta aventura fue una que recordaremos toda nuestra vida, por los grandes momentos de diversión vividos con los chicos y por los días fabulosos con nuestras embarcaciones.

¿Qué has aprendido?

Nuestra reacción natural es tener miedo a lo desconocido y querer evitarlo. La cuestión no es tomar riesgos desconsiderados sino enfrentarse a un reto paso a paso. Como enfrentarse a una cascada grande por primera vez, explorar lugares nuevos se hace paso a paso. Y si no lo intentas, nunca sabrás…

No te pierdas el primer episodio en la página de la serie First Descent: Michoacán, el 11 de marzo próximo. Los demás capítulos llegarán cada martes, junto con galerías fotográficas, un vídeo adicional desde bastidores y mucho más.

Related
Rafael Ortiz
read more about
Next Story